LA ENIGMÁTICA CIUDAD DE PIEDRA

LA ENIGMÁTICA CIUDAD DE PIEDRA

En las afueras de San José del Guaviare existen unas bellezas naturales desconocidas por la mayoría de los colombianos y que parecen transportarnos a la Edad de Piedra. Son lugares silenciosos, llenos de misterio y sobre los cuales no existe algún documento arqueológico que explique su origen. Ahí precisamente está gran parte de su misterioso encanto.

23 de septiembre 1997 , 12:00 a.m.

El primer atractivo que un turista puede encontrar en el departamento del Guaviare es la llamada Ciudad de Piedra , ubicada en cercanías de la trocha Nuevo Tolima, donde se erige un conjunto de piedras calizas acomodadas de forma caprichosa en medio de una llanura de estepa, que parece dar cuenta de una civilización perdida en medio de la selva. Sin embargo, no hay certeza de que en el lugar haya existido una comunidad, la agrupación de grandes rocas parecen tener un origen casual.

Estas gigantescas formas dan vía libre a la imaginación. Según la visión que cada cual tenga, se pueden apreciar enormes ballenas, aves, hongos, cuevas, perfiles de humanos y hasta imágenes que dan miedo. La creativas estructuras son de piedra caliza. tal vez por ello la leyenda local da cuenta de que allí desembarcó Noé con su histórica arca. Muchos dicen que lo que sí es cierto es que la zona donde se erigen imponentes las piedras fue hace milenios una entrada marina.

Con un poco de observación el visitante se da cuenta que los murciélagos no han sido los únicos habitantes del misterioso lugar. Extraños jeroglíficos de corte rupestre adornan una que otra piedra. Se presume que han sido dejadas por comunidades nómadas, sin que se haya realizado algún estudio sobre la época en que fueron escritas.

Entre tanto, en la vía que de Miraflores conduce a la inspección de Puerto Arturo, en la vereda Picapiedra, emergen en medio de la selva tropical los llamados Puentes naturales .

Son estructura monolíticas de gran tamaño, conectadas entre sí, semejando puentes en medio de la espesa selva. Esta impresionante manifestación de la naturaleza a simple vista parece haber sido dispuesta de manera ordenada por alguna civilización. Caminar, o mejor, saltar sobre las piedras requiere tener nervios de acero, pues son hondos los abismos que hay que superar para hacer el recorrido hasta los nacimientos de agua.

Contemplar estos paisajes es recrearse con una visión maravillosa. Es estar frente a un pequeño mundo enigmático que está aún por descubrir. Los estudios arqueológicos tienen la tarea de aproximarnos a la verdad. A ambos lugares se puede llegar por vía aérea desde Bogotá o Villavicencio hasta San José , o por vía terrestre desde el municipio de Granada (Meta). También se puede utilizar la vía fluvial. Una vez en San José, el trayecto hasta la Ciudad de Piedra o los Puentes Naturales se puede hacer por vía terrestre.

El legendario Chibiriteque Pero el departamento del Guaviare tiene también el privilegio de compartir la majestuosa belleza natural del Parque Nacional Chibiriteque, una extensión de 1.280.000 hectáreas, que lo convierte convirtiéndose en la unidad de conservación más grande del Sistema de Parques Nacionales de Colombia.

Chibiriteque está ubicado en jurisdicción de los municipios de San Vicente del Caguán y Puerto Solano, en el departamento del Caquetá; y San José del Guaviare.

El territorio está conformado por paisaje de tipo montañoso donde predominan serranías, cerros y hay una que otra planicie. El parque cuenta con un conjunto de serranías, mesas, picachos y cerros tabulares, conformadas por rocas que tienen más de 2 mil millones de años .

Seis cerros del parque sobrepasan los mil metros sobre el nivel del mar. La temperatura promedio en el lugar se calcula entre los 23 y 25 grados centígrados; y se caracteriza por ser el parque más importante del país en cuanto a la diversidad de elementos faunísticos y florísticos. La unidad geográfica del parque fue antiguamente territorio tradicional de una etnia indígena conocida como Karijona, que se extinguió con el paso del tiempo. En la actualidad, la reserva está deshabitada.

La parte correspondiente al Guaviare va desde el sitio conocido como Dosríos hasta el raudal de Chibiriteque y desde el río Ajajú hasta el caño Macuje. El resto del amplio terreno corresponde al departamento del Caquetá, Reserva Nukak Otra gran extensión de tierra, que se eleva como uno de los atractivos naturales del Guaviare es la reserva nacional de los Nukak, que con una amplitud de 855.000 hectáreas se erige como un territorio virgen, destinado a la supervivencia, cada vez más difícil, de los cerca de 500 indígenas de esta comunidad que apareció, por primera vez, en el año de 1988.

La reserva está constituida por una vasta formación rocosa conocida con el nombre de serranía del Tunahí, y ubicada en jurisdicción del municipio de San José de Guaviare. Su territorio abarca la mesa de La Lindosa, el cerro Tomachipán y los cerros aislados del caño Guacarú. La sierra fue poblada por comunidades nómadas conocidas como Nukak, pertenecientes a la familia lingística Piaroa, de la cual depende la comunidad Nukak.

Además, de esta reserva, el departamento del Guaviare comparte con el Meta el parque nacional natural Serranía de la Macarena.

Pese a contar con tan extensas bellezas naturales, las agencias de viajes nacionales no poseen paquetes turísticos al lugar; mientras que el departamento no cuenta con infraestructura para desarrollar una posible actividad, que de hacerse de manera desordenada podría atentar contra la estabilidad del paisaje. No obstante, el Guaviare posee tan maravillosos lugares naturales que sería injusto y egoísta que permanecieran en el anonimato , afirma el ecologista Andrés Hurtado.

Datos el Guaviare Superficie: 42.327 kilómetros. Limita por el Norte con los departamentos de Meta y Vichada. Por el Este con Guainía y Vaupés. Por el Sur con Caquetá y Vaupés. Por el Oeste con Meta y Caquetá. El departamento está conformado por cuatro municipios: San José, Calamar, El Retorno y Miraflores. Tiene una población de 70.176 habitantes, de los cuales 16.096 corresponden a las cabeceras municipales y 54.080 al sector rural.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.