PROPONEN AMNISTÍA PARA CUENTAS EN EL EXTERIOR

PROPONEN AMNISTÍA PARA CUENTAS EN EL EXTERIOR

Un proyecto de ley que reforma sustancialmente el decreto 444, conocido como Estatuto Cambiario, fue presentado al Congreso de la República por el ex ministro de Obras y representante a la Cámara, Rodolfo Segovia Salas. La iniciativa incluye una gran variedad de modificaciones al Estatuto y plentea el desarrollo de una amnistía tributaria para quienes hayan tenido cuentas en el exterior y que quieran registrarlas en el país.

13 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

De esta forma, el problema de las cuentas en el exterior deja de ser un problema cambiario para convertirse en uno de control tributario.

Los lineamientos generales del proyecto y la exposición de motivos están contenidos en el último número de Carta Cafetera, publicación que dirige el ex ministro de Hacienda Roberto Junguito Bonnet.

Según Junguito, se deben aprovechar las modificaciones que se le harán al Estatuto para perfeccionar el sistema aplicado al café pues el régimen vigente se estructuró en una situación de crisis cambiaria para el país y de iniciación del sistema de cuotas bajo el Convenio Internacional del Café.

La iniciativa de Segovia Salas alternará, muy posiblemente, con otra de origen gubernamental, teniendo en cuenta que el presidente César Gaviria anunció que durante su administración reformaría el 444.

El proyecto parte de la base de que el Estatuto Cambiario se promulgó en circunstancias excepcionalmente difíciles en el frente cambiario y de comercio exterior del país y fue diseñado para administrar una economía sin divisas y con un alto grado de protección, característico de la visión latinoamericana de desarrollo de la época.

En términos de los instrumentos de control la propuesta establece que antes que tener que reintegrar las divisas al emisor se debe estar simplemente obligado a ofrecerlas en venta al Banco.

Si este organismo desea adquirirlas deberá hacerlo a precios del mercado.

El Banco de la República actuará como comprador y vendedor de divisas y podría exigir como reintegro forzoso las divisas provenientes de exportaciones en entidades públicas como Ecopetrol o Carbocol y el Fondo Nacional del Café.

Además, las autoridades económicas dispondrían de instrumentos adicionales para las transacciones cambiarias: registro de las salidas de capital ante la Dirección de Impuestos Nacionales, emisión en el mercado nacional de títulos nominativos en dólares que sean alternativa al mantenimiento de cuentas en el exterior y un mercado centralizado de divisas que operará como una rueda de bolsa de cual surgirá la tasa de mercado.

Bajo el nuevo esquema existiría la posibilidad de poseer y negociar divisas libremente, así como títulos valores o divisas en cuentas en el exterior.

Para darle cabida a este propósito el proyecto establece que se debe igualar el régimen tributario para las rentas obtenidas en el exterior y las realizadas internamente.

Igualmente, en materia de comercio exterior se propone que la única obligación para el exportador sea la de notificar al Banco de la República el ingreso correspondiente de dólares y ofrecérselas en venta.

De esta forma se eliminaría el registro ante el Instituto Colombiano de Comercio Exterior (Incomex).

En el campo del café, se incluye el otorgamiento de facultades extraordinarias al ejecutivo para incluir un capítulo que recoja y actualice la dispersa legislación cambiaria y de comercio exterior a esta rama .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.