SE EXTINGUE EL CAIMÁN LLANERO

SE EXTINGUE EL CAIMÁN LLANERO

Por primera vez en la historia natural del país, un animal de la fauna colombiana fue declarado oficialmente como especie en peligro de extinción .

29 de julio 1997 , 12:00 a.m.

Esta triste categoría recae sobre el caimán llanero o cocodrilo del Orinoco (crocodylus intermedius), distribuida en la cuenca del río Orinoco en Colombia y Venezuela, y del que según el último censo realizado por autoridades científicas colombianas, entre 1994 y 1996 solo quedarían unos pocos ejemplares.

La declaratoria se hizo mediante la resolución 676 del 21 de julio de 1997 del Ministerio del Medio Ambiente, y se dio a conocer con ocasión de la visita del ministro del ramo, Eduardo Verano de la Rosa, al Parque Nacional Natural Serranía de la Macarena, el martes anterior.

Las razones para la determinación del Ministerio obedecen al deterioro del hábitat, las quemas, la desecación de los pantanos, la alteración de los cauces de los ríos, el hostigamiento y caza indiscriminada, la muerte de animales adultos y juveniles. También a la extracción de huevos y crías, y la destrucción de los nidos que han diezmado considerablemente su población.

La situación para este cocodrilo es crítica, según el Ministerio, si se tiene en cuenta que estudios adelantados entre 1975 y 1979 detectaron solo 800 ejemplares, de los cuales 200 se localizaron en Arauca. Posteriormente, en 1994 y 1995 se registraron 28 ejemplares, hasta que en el último conteo finalizado el año anterior solo se registraron dos ejemplares.

El caimán llanero es una especie reconocida en la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) y catalogada como especie en peligro crítico, en el libro rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Hay esperanza de salvarlo Sin embargo, hay una esperanza para este animal, pues según técnicos del Minambiente, aún existen núcleos naturales del caimán en puntos específicos de la Orinoquia y la Serranía de la Macarena. Este hecho lo pudo constatar Llano 7 días en su visita a La Macarena, donde coincidencialmente se pudieron apreciar dos ejemplares del caimán llanero en las aguas del río Guayabero.

Uno de los ejemplares se pudo observar en dos ocasiones, de ida y regreso en un viaje hacia caño Cristales, cuando estaba asoleándose sobre un banco de arena. El segundo se encontraba en inmediaciones del sitio denominado la Isla. Suerte y privilegio para nosotros , dijo el ministro Verano de la Rosa.

Adicionalmente, en la actualidad se cuenta con una población de caimanes obtenida por reproducción bajo condiciones controladas en la estación de Biología Tropical Roberto Franco , de la Universidad Nacional de Colombia, en Villavicencio.

Hoja de vida El caimán llanero o cocodrilo del Orinoco es una especie endémica de las cuencas media y baja del río Orinoco. Quiere decir que en ninguna otra región del mundo se puede encontrar. Un cocodrilo adulto puede alcanzar a medir 7 metros de longitud. Los pequeños se alimentan solo de crustáceos, caracoles, insectos y vertebrados pequeños. Los adultos se alimentan de mamíferos, artrópodos, peces, reptiles y aves.

La reproducción sigue un patrón condicionado por factores ambientales de lluvias, temperaturas y períodos especiales de luz. Las hembras excavan una cavidad de unos 50 centímetros en playas arenosas o en tierras cerca a la orilla en donde depositan de 30 a 60 huevos. La incubación dura 3 meses y el ciclo reproductivo es anual.

Pese al cuidado maternal, los nidos sufren depredación por el lobo pollero y otros animales. Otros son destruidos por inundaciones, pisoteos o por saqueo de los humanos. Las crías recién nacidas son depredadas por aves zancudas y por otros reptiles.

Los cocodrilos permanecen la mayor parte del tiempo inmóviles asoleándose en las playas o parcialmente sumergidos en el agua, preferiblemente a media mañana o en la tarde, convirtiéndolos en presa relativamente fácil de los cazadores. Sin embargo, reacciona con movimientos ágiles y rápidos en presencia de una presa o en situación que requiera una respuesta de huida o agresión.

Cómo conservarlo Mediante la declaratoria de especie en peligro de extinción, se adoptarán medidas especiales para la protección de los grupos que aún sobreviven en los departamentos de Arauca, Casanare, Meta y Vichada.

Para ello, el Instituto para la Investigación de los recursos Biológicos, Alexander Von Humboldt y la Universidad Nacional de Colombia, formularán conjuntamente el Programa Nacional para la Conservación del Caimán Llanero, en el que se levantarán censos y continuos monitoreos de sus poblaciones naturales, así como las acciones para la recuperación de la especie y su hábitat, reconociendo el uso sostenible y el establecimiento de áreas de conservación.

Por su parte las autoridades ambientales, Cormacarena y Corporinoquia deberán adoptar de forma inmediata las medidas tendientes a minimizar los factores actuales de presión sobre las poblaciones naturales del caimán llanero , así como implementar las estrategias que se definan en el programa Nacional para la conservación de esta especie.

Igualmente, se implementarán estrategias definidas de conservación en los parques nacionales El Tuparro, Tinigua y La Macarena, hábitat natural de la especie. También se coordinarán los esfuerzos por conservar la especie en los dos países donde habita, a través de la comisión de vecindad colombo-venezolana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.