Secciones
Síguenos en:
EN EL 98, COMPETENCIA A LOS CELULARES

EN EL 98, COMPETENCIA A LOS CELULARES

Después de afrontar la crisis producida por la licitación de emisoras de FM, Caprecom y Adpostal, el ministro de Comunicaciones, José Fernando Bautista, tiene la certeza de que el sector de las telecomunicaciones va por el camino indicado.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

De ser viceministro de Comunicaciones, Bautista llegó a la jefatura de esta cartera en uno de los momentos más difíciles, después de la salida de Saulo Arboleda, y convertirse en uno de los ministros estrellas de este Gobierno.

Ahora, la carpeta del ministro está llena de retos. El más importante es abrir el negocio de los sistemas personales de comunicación, conocido como PCS, algo que cambiará el panorama de las comunicaciones inalámbricas. El gobierno planea recoger más de 600 millones de dólares en ese proceso.

Los otros retos son salvar a Telecom, convertir a Colombia más modernos en legislación de telecomunicaciones, definir la suerte de Caprecom y sacar adelante la televisión pública.

En su despacho, ubicado en el viejo edificio Murillo Toro, Bautista tiene claro lo que debe hacer.

Cuál es el gran negocio que está en manos del Ministerio de Comunicaciones en este momento? Sin lugar a dudas es el PCS, una nueva tecnología inalámbrica de comunicaciones que permiten prestar servicios de telefonía móvil y fija, y con la que se pueden ofrecer todos los servicios de la telefonía celular y unos más.

Cuándo estará en servicio? El Ministerio piensa abrir las bandas para PCS en el primer semestre del próximo año, mientras que la licitación para PCS móvil se hará el próximo año, pero solo podrán entrar en operaciones hasta septiembre del 99, cuando termine la exclusividad que tienen las empresas de telefonía móvil celular Cómo van a operar las nuevas empresas de PCS? La idea más viable es la de distribuir al país en las mismas tres zonas de la telefonía celular y permitir dos operadores en cada una. Las empresas se escogerán en una licitación por subasta.

Que aspira el Gobierno con esta licitación? Hay dos metas fundamentales. La primera es recaudar recursos fiscales, entre 600 y 800 millones de dólares, para la Nación y, el segundo, bajar el precio de las tarifas a los usuarios, con el fin de alcanzar la meta de los tres millones de teléfonos móviles en el 2005.

Si está demostrado que la subasta no favorece al usuario en las tarifas, tal y como se vio en la telefonía celular, por qué ésta sí los va a beneficiar? Porque esta licitación va a estar cruzada con otros mecanismos de ponderación, como precio mínimo por minuto, que buscan beneficiar a los usuarios, lo que no sucedió en la licitación de celulares.

Los celular y otras empresas están en contra de que se abra este nuevo negocio? En un principio ellos tuvieron reserva sobre la necesidad de abrir el PCS, pero hoy lo ven como una nueva oportunidad y una consolidación potencial de su negocio. Estoy seguro de que serán los primeros que se presentarán en la licitación.

Esto sí generará una competencia real? Sin lugar a dudas, porque varias firmas están interesadas en participar en este negocio. Grandes operadores de PCS de Estados Unidos quieren entrar a país porque les interesa el negocio de la telefonía móvil.

Es importante recalcar que esta es la primera vez en la historia del país en la que se van a entregar bandas, no para prestar un servicio definido, sino para que el operador preste todos los servicios de comunicaciones que la tecnología le permita, como telefonía fija, telefonía móvil, servicio de portador o buscapersonas, siempre y cuando cumpla con la reglamentación específica de cada servicio.

Eso es algo que todavía es nuevo en América Latina? Si, eso no se ha hecho en ninguna parte de América Latina. Se hizo en Estados Unidos a partir del acta de telecomunicaciones del año pasado, pero Colombia es el primero país en hacerlo.

Después de los problemas que el Ministerio ha tenido por la licitación de emisoras en FM, Caprecom y Adpostal, cree que tiene la suficiente credibilidad para sacar adelante este proceso? Creo que el Ministerio vivió un momento difícil, producto de varios factores, pero sin dudas ha salido fortalecido. Hoy, el sector ve al Ministerio como una cartera muy activa, que se está anticipando a las realidades del mercado y que ha puesto la legislación a tono con las más importante de América Latina, incluso, en algunos sectores está en la vanguardia.

En la telefonía local Colombia es el tercer país con la mayor densidad de Latinoamérica, se extinguió el último monopolio que existía, el de la larga distancia, hemos dado más televisión y el país se está poniendo a tono con la realidad internacional a una velocidad impresionante.

Audiovisuales está en un momento distinto, estable, mientras que a Inravisión le espera su mejor año en el 98, a través del cambio y modernización de la red.

Finalmente, Caprecom tiene un nuevo aire y ahora tiene la posibilidad de salir adelante. De todas formas, una vez pagadas las deudas, que es lo importante, se hará una evaluación y si no cuenta con la suficiente seguridad financiera, se liquidaría en julio.

Usted cree que Caprecom sí tiene futuro? Hay que analizarla por actividades. El tema de pensiones es difícil y creo que será complicado lograr un equilibrio y salir adelante, ojalá lo pueda hacer. En el tema de salud, Caprecom es un actor importante que podría competir con el ISS en este tema, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias.

Las crisis de Caprecom, y ahora de Adpostal, no hacen ver cierto desgreño administrativo en el sector de las telecomunicaciones? Las crisis no son de un día para otro. El tema de Adpostal es diferente al de Caprecom y no tiene la misma dimensión. Este Ministerio ha actuado ha medida que se han presentado las presuntas anormalidades, y eso nadie lo puede negar.

Qué es lo que más le preocupa en este momento? El enemigo fundamental de todo lo que estamos haciendo es el tiempo. A este Gobierno le quedan siete meses y hay mucho por hacer. Es un tiempo que está afectado por los temas electorales y por un tema que siempre le preocupa a todos los ministros; ser árbitro imparcial en un partido en el que hay grandes jugadores, una mezcla de medios de comunicación, poderes económicos y políticos.

Pero, sin duda, su mayor preocupación es Telecom...

Sí, porque estoy convencido de que con la estructura actual difícilmente tiene posibilidades de enfrentarse a la competencia. Infortunadamente, las variables legales son muy limitadas y no permiten hacer lo que creo que es la única solución: convertirla en una empresa por acciones y solucionar el pasivo pensional. Telecom es una preocupación de este Gobierno y del siguiente.

Cuál es su fórmula mágica para salvar a Telecom? Convertirla en una empresa por acciones, y después, cambiar el pasivo pensional por dos elementos: primero, incorporar al fondo de pensiones los casi 500 millones de dólares que están reservados para este fin, y cambiar el resto de la deuda por acciones.

Además, conseguir capital para hacer las reformas que necesita la empresa, a través de una democratización que no implique la venta de más del 49 por ciento de las acciones.

Pero, esta fórmula tiene sus enemigos? Los trabajadores han dicho que no les gusta y eso es un gran obstáculo, porque tienen una capacidad de lobby importante y, hasta ahora, legalmente han sacado adelante ese pensamiento. Veremos qué pasa en el futuro, pero me gustaría que ellos entendieran la complejidad del tema, porque cada día que pasa Telecom está perdiendo oportunidades.

Si no se llega a un acuerdo, qué hará el Gobierno? Tenemos varias alternativas, pero lo ideal es que las soluciones salgan de un acuerdo. Si no se da, este Gobierno o el próximo tendrá que tomar medidas, porque la responsabilidad más importante no es con los trabajadores sino con el país.

Cree que este Gobierno sí ha promovido la competencia en las comunicaciones? Cuando acabe el actual Gobierno, y si logramos hacer lo que tenemos planeado, en el sector de las telecomunicaciones no habrá ninguna persona que se atreva a afirmar que este Gobierno no le permitió al país cambiar, modernizarse y fortalecerse en telecomunicaciones. Este Gobierno será recordado como el de las telecomunicaciones. las cifras así lo demuestran. No son teorías ni ningún discurso.

Qué pueden esperar los colombianos de lo que les queda por hacer? Consolidar la competencia, abrir nuevas oportunidades a los inversionistas, traer mayor inversión extranjera, generar empleo, mejorar la calidad del servicio y poner a Colombia al mismo nivel de las telecomunicaciones de los países industrializados, y lo vamos a lograr.

Los usuarios cuentan en este proceso? Todo esto debe tener un solo objetivo: la gente. Eso redunda en la calidad de vida de las personas a través de la telefonía social, la oferta de radio o televisión. Creo que en este campo somos privilegiados. Tenemos muchas cosas positivas que mostrar, pero que han sido opacadas por unas circunstancias coyunturales negativas.

Seguirá llegando capital extranjero al sector, así a algunos no les guste?} Hay una verdad a puño: a la gente no le importa quien le preste el servicio. Le interesa que sea lo mejor posible al menor costo. Esa época en la que imperaba el criterio absurdo, cerrado y completamente estatista está superado, Hoy tenemos la segunda legislación más aperturista, después de la de Chile. Ya no tenemos ningún monopolio y hacer negocio de telecomunicaciones en Colombia es fácil. Incluso, la tendencia de cobrar demasiado caro por el espectro debe desaparecer, para que los usuarios tengan tarifas más económicas.

Ministro, usted quiere seguir en el Gobierno? La permanencia de los ministros solo la sabe el Presidente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.