LA SONRISA DE MAFLA

LA SONRISA DE MAFLA

Bastó con decirle a Edison Guigo Mafla que Gabriel Meluk y yo no solo trabajábamos con EL TIEMPO, sino también con Citytv, para que cambiara de actitud. Mafla dijo: para Citytv lo que quieran, ya que cuando estuve en Bogotá con Santa Fe, ustedes me trataron muy bien .

19 de diciembre 2001 , 12:00 a.m.

Bastó con decirle a Edison Guigo Mafla que Gabriel Meluk y yo no solo trabajábamos con EL TIEMPO, sino también con Citytv, para que cambiara de actitud. Mafla dijo: para Citytv lo que quieran, ya que cuando estuve en Bogotá con Santa Fe, ustedes me trataron muy bien .

Mafla, entonces, posó para la cámara, sonrió, habló con fluidez del partido de esta noche e hizo señales de victoria con sus manos, en fin, fue un futbolista atípico; amable y conversador.

En estos momentos Mafla me parece un excelente jugador y vital para que el América se pueda coronar campeón hoy en Cali. Pero no siempre ha sido así. Es más. Han sido más los días en que su trabajo me ha parecido tenue, su actitud floja y su temperamento algo perjudicial para la unión de los grupos a los que pertenece.

Mafla, repito, es un muy buen jugador. Certero y preciso a la hora de los tiros libres, de los pases y de comandar el medio campo. Sus debilidades de carácter, sin embargo, opacan las virtudes de un jugador que podría dar mucho más si toma su profesión con más rigor. Pero sobre todo, si su constancia es mayor, menos volátil para afrontar los retos y las responsabilidades que le imponen los técnicos de turno.

Aún no sé con exactitud si Mafla hubiera hablado con Meluk y conmigo si por torpeza olvidamos mencionar a Citytv. Es posible que sí, pero no con la misma cortesía que lo hizo para nuestra cámara. Será que en EL TIEMPO lo criticamos mucho y en City, en cambio, somos generosos y dóciles con él? Espero que no.

Pero más que eso, espero que Mafla entienda que si se le pondera en ocasiones es porque creemos que lo merece, así como cuando le cae todo el peso de la crítica. Y así mismo, que en ninguno de los dos casos es un asunto personal. Todo lo contrario. Se trata, simplemente, de realizar un trabajo y en él desafortunadamente muchas veces nos equivocamos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.