Secciones
Síguenos en:
LA BIOTECNOLOGÍA, EN CAMINO HACIA LA CONSOLIDACIÓN

LA BIOTECNOLOGÍA, EN CAMINO HACIA LA CONSOLIDACIÓN

La propuesta fusión entre Immunex Corp. y Amgen Inc. sugiere que la industria de la biotecnología podría estar finalmente cerca de la consolidación, en la medida en que las biotecnológicas buscan hacerse rápidamente a socios estratégicos antes de que las grandes farmacéuticas empiecen a rondar. (VER GRAFICA: CAMBIOS DE FONDO)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

La propuesta fusión entre Immunex Corp. y Amgen Inc. sugiere que la industria de la biotecnología podría estar finalmente cerca de la consolidación, en la medida en que las biotecnológicas buscan hacerse rápidamente a socios estratégicos antes de que las grandes farmacéuticas empiecen a rondar.

(VER GRAFICA: CAMBIOS DE FONDO).

Por mucho tiempo, la lógica de la consolidación en el sector ha sido apremiante. Más de 1.700 compañías de biotecnología generan ingresos anuales por US$25.000 millones, pero producen una pérdida neta conjunta de US$5.800 millones, de acuerdo con la Organización de la Industria de la Biotecnología. En su mayoría, se trata de firmas pequeñas, cuyos desarrollos no han sido probados y que se encuentran inmersas en costosos (y a menudo duplicados) esfuerzos por descubrir nuevos medicamentos.

Sin embargo, cerrar acuerdos en este sector ha sido difícil. Dada la relativa inmadurez de la industria, las adquisiciones en biotecnología tienden a involucrar compañías nuevas, con prometedores avances, pero sin probar. Esta incertidumbre también ha dificultado establecer un valor adecuado a las compras potenciales.

Además, los aspirantes a compradores han estado ansiosos por mucho tiempo sobre el impacto que podría tener en las ganancias la compra de una firma biotecnológica, que con frecuencia se cotiza a una relación precio/ganancia mucho más alta que las grandes farmacéuticas. De hecho, las acciones de Amgen cayeron 6.9% el viernes cuando los analistas estimaron que las ganancias de la compañía podrían diluirse hasta un 20% el próximo año.

Ahora, Amgen dice que la dilución de lo que llama ganancias de efectivo será de menos del 5%, aunque esa cifra excluye depreciación, amortización de intangibles y cargos similares. Las acciones de Amgen e Immunex subieron el lunes, aunque Amgen se está cotizando a un nivel más bajo que antes de que se conocieran en Wall Street noticias de las negociaciones la semana pasada. El lunes, la acción de Amgen subió US$3,46, a US$59,49 en el Nasdaq, mientras que los títulos de Immunex subieron US$3,44, a US$29,06.

Por estos días, sin embargo, muchas más firmas de biotecnología tienen medicamentos que, o ya están en el mercado, o se acercan a una potencial aprobación de las autoridades. Eso no sólo las hace más fácil de valorar, sino que también fortalece su valor frente a posibles socios que están buscado formas de cerrar las brechas en sus propias líneas de desarrollo de drogas.

Hay tantas medicinas en su última etapa que el valor presente de su potencial comercial es real, en lugar de ser el valor de esperanzas y sueños , dice Sam Isaly, gerente de Eaton Vance Worldwide Health Sciences, de OrbiMed Advisors LLC, que tiene participaciones tanto en Amgen como en Immunex.

Esta mentalidad ayudó a dirigir otras combinaciones recientes, como la adquisición de US$1.290 millones de Aviron por parte de MedImmune Inc. y la toma de control de Cor Therapeutics por parte de Millennium Pharmaceuticals por US$1.710 millones.

MedInmmune compró Aviron principalmente para tener acceso a FluMist, su vacuna inhalable contra la gripa, que aún no ha sido aprobada y enfrenta dudas de seguridad por parte de la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. Si es aprobada, sin embargo, FluMist podría ayudar a MedImmune a compensar la desaceleración de su principal producto, Synagis.

De manera similar, Cor ofrece a Millenium un fármaco anticoagulante llamado Integrilin, que es parte de la ambiciosa estrategia de Millenium para obtener nuevos productos a través de adquisiciones. La compañía dice que la compra de Cor debería ayudarla a alcanzar la rentabilidad en 2004.

Se espera que las grandes farmacéuticas muestren más interés por adquirir firmas de biotecnología. A medida que expiran sus patentes clave, las líneas de productos se secan y el crecimiento de las ganancias se frena, muchos esperan que la biotecnología se convierta en zona fértil para las farmacéuticas ansiosas de tener prometedores nuevos productos.

Sin embargo, hasta el momento, los últimos pasos de las farmacéuticas no han ido tan lejos como para hacer una adquisición completa. En septiembre, Bristol-Myers Squibb acordó pagar hasta US$2.000 millones por el 20% de ImClone Systems Inc. y ciertos derechos para su prometedor fármaco contra el cáncer, que aún no ha sido aprobado.

Y en agosto Eli Lilly & Co. comprometió US$200 millones en préstamos e inversión para forjar una alianza estratégica con Isis Pharmaceuticals Inc., adquiriendo una participación del 9% sobre una firma de biotecnología enfocada en una nueva serie de fármacos.

Y no todos están convencidos que es inminente otra ola de grandes adquisiciones. No creo que marque un cambio fundamental de los principales protagonistas de la industria , dijo Kevin Sharer, presidente ejecutivo de Amgen sobre la compra de Immunex. Es tan sólo una decisión de oportunidad .

Lo que está claro es que se cerraron muchos acuerdos entre compañías con futuro prometedor. Por ejemplo, Amgen e Immunex, son lo que los ejecutivos del sector llaman compañías farmacéuticas completamente integradas, con productos exitosos y un panorama positivo para 2002.

Sin embargo, las dos firmas enfrentan potenciales baches en sus drogas.

Mientras que Amgen espera que Aranesp, un remedio contra la anemia recientemente lanzado para ser el sucesor del exitoso Epogen, duplique sus ingresos anuales a alrededor de US$8.000 millones en unos pocos años, los analistas tienen mucho menores expectativas para los medicamentos de Amgen. En tanto, Immunex, tiene un éxito real con Enbrel, uno de los primeros tratamientos contra la artritis reumatoidea.

Sin embargo, no puede producir lo suficiente para satisfacer la demanda y sufre de lo que los analistas consideran un débil proyecto de nuevas medicinas que reemplazan a otras.

Pero el acuerdo conlleva un riesgo. La acción de MedImmune cayó un 12% luego del anuncio de la operación, a pesar de que se ha recuperado por encima a los niveles anteriores al acuerdo.

Millennium, ha visto caer su acción un 24% desde que anunció la compra de Cor. En cambio, la acción de Cor lleva un alza del 31%.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.