Secciones
Síguenos en:
NO NOS DICEN NADA, PERO LLEGAN ATAÚDES

NO NOS DICEN NADA, PERO LLEGAN ATAÚDES

Nadie puede estar solo, sin alimentos, sin ayuda y sin techo durante tanto tiempo en esa nevera que es el sitio donde los tenían. Si mi sobrino estaba herido a estas alturas, no se puede esperar lo mejor .

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Es el lamento de María Teresa Giraldo por la suerte incierta de su sobrino Alex Manuel Arroyave Giraldo, un muchacho que justo el domingo en que la guerrilla madrugó a atacar el puesto militar de Patascoy, cumplió sus 19 años.

Desde cuando supo que su sobrino había sido enviado a ese punto en las montañas siempre cubiertas de neblina que dividen los departamentos de Nariño y Putumayo, María Teresa se preguntaba cómo un muchacho que creció en las calurosas calles del barrio Chiminangos, en Cali, podía soportar temperaturas bajo cero en el cerro Patascoy.

Ella y los familiares de los 34 militares atacados por la guerrilla permanecen presos de la incertidumbre sin conocer noticias de la suerte de estos miembros del Ejército, en su mayoría entre los 19 y 22 años.

Pero también el Ejército vive una situación de confusión. Pese a que los altos mandos admiten que no se sabe qué pasó ni cómo están los soldados, pues no han podido llegar al puesto de Patascoy, ayer llegaron más de 15 féretros cubiertos con cartones.

Hay versiones de 22 soldados muertos, 7 desaparecidos y cinco heridos, pero ningún militar admite ese resultado. Esa incertidumbre hace que sea esperado con ansiedad cada arribo de un helicóptero al Batallón Boyacá, en Pasto, en donde se amontonan personas provenientes de Nariño, Cauca y Valle.

Aquí dicen que no saben que pasó, ni cómo están allá arriba, pero siguen llegando ataúdes , dice entre sollozos un familiar de uno de los soldados de Patascoy.

La angustia tampoco sale de la casa de Daysi Varela, en el oriente de Cali. En este lugar se reunieron todos los hijos y familiares de esta mujer para esperar una llamada telefónica o una noticia de la radio que les hable sobre Néstor Acevedo Varela, que presta el servicio militar en ese sitio.

Que más podemos hacer, si ni siquiera nos han llamado del Batallón , dijo Varela, quien además dijo que nunca estuvo de acuerdo con su hijo Néstor cuando le dijo que se iba a pagar servicio.

Este joven de 23 años entró al Ejército para conseguir su libreta militar debido a que en ninguna parte volvieron a darle trabajo sin este documento. El no realizó el bachillerato, pero quiere trabajar, por eso se ofreció voluntariamente para pagar el servicio , agregó Varela.

Una situación similar hizo que Alex Arroyave se incorporará en la vida militar. Por eso, en su apartamento de la Unidad Chiminangos, en el norte de Cali, su hermana de seis años de edad se sentó durante la tarde a prender velas a una imagen de la Virgen, en un corredor de la vivienda.

Alex siempre dijo que se iba conseguir la libreta, pues su idea es obtener un trabajo más fácilmente y de este modo ayudar económicamente a su mamá y a su hermanita menor , explicó su primo Víctor Hugo Giraldo.

Junto a Giraldo se reunieron otros primos, tíos y amigos que esperaban recostados contra los asientos y aferrados a la esperanza. La falta de noticias hace más dura esta situación , explicó su tía Luz Dary Giraldo. Otras cuatro familias de Cali y una de Buenaventura padecen el mismo drama. Según el Ejército, de la capital del Valle del Cauca proceden también los soldados Edwin Andrés Caicedo, Carlos Bermúdez, Willi Chará y Eider Aristizábal. Así mismo, se informó que otro de los soldados oriundo del puerto es Manuel Caicedo Urquisa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.