Secciones
Síguenos en:
LOS BUENOS OFICIOS:

LOS BUENOS OFICIOS:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Fue gracias a Alfonso Salamanca Llach y Mauricio Vargas Carreño que la Policía Nacional acepto que el ex presidente de la Empresa de Energía de Boyacá Adolfo Figueroa Avella fuera trasladado a la Escuela de esa institución en Santa Rosa de Viterbo. De no haber sido por esos buenos oficios, Figueroa hubiera pasado del Silva Plazas a una cárcel ordinaria. Lo curioso es que cuando era presidente de la EBSA, Figueroa ni siquiera atendía las llamadas de Salamanca y Vargas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.