CARTA A PAPÁ NOEL

CARTA A PAPÁ NOEL

Querido Papá Noel, En tu generosidad sin par, ten presente para esta Navidad la siguiente lista de pedidos que contempla el deseo de muchos amantes del fútbol del continente. Es esta...

24 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

*Que la Copa del Mundo de 1998 quede una vez más en Suramérica.

*Envíale al señor Daniel Passarella, domiciliado en Buenos Aires, una caja gigante de humildad. No sea cosa que suceda un Jamaicazo o alguna otra tragedia similar.

*Que el mundo pueda ver en Francia la dimensión colosal de un goleador como Marcelo Salas, un fenómeno de todas las épocas.

*Arroja una idea sobre las mentes que pergeñan el campeonato colombiano. Nada extraordinario, algo simple nomás, por ejemplo que el que sale primero sea el campeón y que los dos últimos se vayan al descenso.

*Que el fútbol peruano nunca pierda su fantasía ni su elegancia, aun en la derrota y en el desencanto.

*Concede paz al alma de Ramiro Castillo, quien nos entregó en vida tantos buenos espectáculos futbolísticos.

*Obsequia lentes de aumento a todos los árbitros de América. Y montañas de sentido común, el menos común de los sentidos.

*Otórgale a Carlos Valderrama, talento de talentos, la gracia de una gran Copa Mundial. No sería justo que un gigante del fútbol quede como un producto de entrecasa de cabotaje, o simplemente de Suramérica.

*Dále a Boca Juniors otros 20 millones de dólares, de modo que pueda armar otro equipo para ser campeón. Es que ya pasaron como seis meses que armó el último. Es demasiado...

*Regálale a Flavio Maestri un video con goles de Salas. Para que vea cómo se hacen.

*Díle al Niño Dios que aleje de nosotros los malos espíritus (y a los representantes de jugadores, que cumplen la noble misión de enriquecerse a costa de los clubes).

*Que la fiesta incomparable que es el fútbol en la Argentina pueda erradicar la violencia. Que también es incomparable.

*Que vuelva a aparecer en estas tierras un genio, pero genio. Un astro de la dimensión de Pelé, Maradona o Di Stefano.

*Bendice las huestes de Alianza Lima, un auténtico grande que soportó la penitencia de 19 años sin campeonatos.

*Que el fútbol ecuatoriano siga creciendo y su torneo local prestigiándose, sin caer en el desánimo solo porque no consiguió la clasificación a Francia 98.

*Recétale a los directores técnicos algunas píldoras contra la importancia. Muchos de ellos padecen de ese grave mal. En los que son enfermos terminales, haz lo que puedas.

*Con el debido respeto, permite que Brasil concrete alguna goleada histórica sobre equipos de la vieja Europa, que se reservó la exorbitante cifra de 15 cupos para el Mundial. Nada sensacional, digamos un 9 a 0 sobre Escocia y un 7 a 1 frente a Noruega. Solo por molestarnos un poco.

*Que los dirigentes entiendan que vender jugadores, sobre todo cuando son muy jóvenes, no beneficia a nadie. Hace cincuenta años que nuestros clubes desmantelan sus equipos para equilibrar las finanzas, que siguen tan desequilibradas como siempre. Benefícialos con gracia del ingenio.

*Repárteles a los futbolistas un poco de amor. De ser posible, amor por la camiseta. Convéncelos de no ser tan desesperados por el dinero.

*Salpica de gloria a los generosos, a los que piensan en engrandecer sus clubes, a quienes sueñan con un equipo espectáculo, a aquellos que imaginan grandes goles e inolvidables jugadas. Es decir, a los hinchas.

*Y danos la luz a los periodistas, para que podamos utilizar con criterio esta fenomenal maquinaria de informar y entretener que es la prensa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.