NOS IBAN A MATAR

NOS IBAN A MATAR

El comandante Wilman, un hombre de gafas oscuras deportivas que viste de policía, acompañado de una quinceañera rubia, hizo la entrega de los tres agentes convertidos en prisioneros de guerra el pasado 29 de noviembre, cuando las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asaltaron el Bajo Calima, corregimiento de Buenaventura. Si los dos compas heridos se mueren, ustedes también , les dijeron los guerrilleros al someterlos tras hora y media de combate. La frase pesó como una sentencia.

09 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Los policías José Wilmar Torres, Javier Montaño Victoria y Henry Delgado Esquivel nunca se imaginaron que su vida dependería de los resultados de la convalecencia de dos subversivos del XXX frente de las FARC, destacamento Luis Carlos Cárdenas .

Nosotros pensamos que nos iban a matar porque los combatimos hasta última hora , dijo uno de los uniformados liberados.

Torres, de 30 años, había sido trasladado desde Cali al Bajo Calima, el 24 de noviembre. Cinco días después se vio en medio de un intenso tiroteo y varias explosiones.

Eran las 2 de la mañana del 29 de noviembre y yo estaba dormido lo mismo que Montaño, después de haber prestado turno hasta la 1. Le cuento que en ese momento se vino una mano de fusilería impresionante. Con el compañero logramos cuadrarnos y les hicimos frente a tiros desde todos los lados. Como a la hora de iniciado el combate hubo muy cerca una explosión de una granada y quedé privado , dijo Torres.

La pelea fue desigual. Los tres policías combatieron con unos ochenta guerrilleros, hasta que se agotó la munición. Nos ataron las manos y nos obligaron a caminar a paso rápido. Creí que nos iban a acribillar cuando llegamos a una playita , recordó ayer Torres.

Entre los insurgentes había un niño de unos 11 años y varias adolescentes que portaban carabinas y vestían prendas militares.

Los primeros ocho días fueron de fatigosas marchas por la montaña húmeda. Los agentes fueron vendados al llegar a un río en donde abordaron una lancha. En la travesía llegaron a territorio chocoano, donde los sitios son inhóspitos.

A los policías les fue permitido fabricar un juego de dominó y un balero para entretenerse. Una vez, les prestaron un periódico pero al regresar a casa no sabían que América había sido campeón del torneo profesional de fútbol. Tampoco sabían de la ocupación del Ejército en Casa Verde, sede central de las FARC.

El domingo nos dijeron que laváramos la ropa que de pronto nos liberaban , dice el agente Delgado. Aprovecharon para bañarse en un río. Los guerrilleros les ataron el cuello y una pierna con un lazo para evitar que se fugaran.

Por su parte, los integrantes de la comisión mediadora, integrada por el secretario de Gobierno departamental, Ramiro Devia Criollo; el consejero para la seguridad ciudadana, Raúl Caicedo Lourido; el concejal Francisco Murgueitio, Marcos Ramírez, el sacerdote Gonzalo Gallo y los periodistas John Mario Rodríguez y Pilar Hung, vivían momentos de incertidumbre. El 30 de diciembre se había frustrado el propósito de la liberación de los agentes.

La comisión corrió el riesgo y creyó en la palabra de la guerrilla, que hizo el primer contacto telefónico con Caicedo Lourido. La tarde del lunes, en la Vía al Mar, cerca de Dagua, se encontraron con un hombre de civil. Este los llevó por una trocha y al cabo de veinte minutos aparecieron cuatro personas, entre ellos Wilman y una joven rubia, vestidos con prendas militares.

En el lugar fue firmada un acta de entrega de los policías, que portaban dos comunicados de las FARC. Uno señalaba que lo que se hacía en ese momento era una demostración de paz con un acto civilista y no con una rendición. En el otro, critican el rumbo antipopular de la Constituyente, donde se busca burlar la voluntad de las mayorías y la exclusión de los grupos armados .

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.