Secciones
Síguenos en:
EL MILAGRO DE NAVIDAD

EL MILAGRO DE NAVIDAD

El mes de diciembre suele generar en la gran mayoría de la gente un entorno mágico que hace ver las cosas de otra forma, con otra perspectiva.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

El mes de diciembre suele generar en la gran mayoría de la gente un entorno mágico que hace ver las cosas de otra forma, con otra perspectiva.

Tradicionalmente hemos escuchado decir que la época decembrina y concretamente la Navidad tiene una connotación especial porque logra que las familias se unan y que los que tienen diferencias se reconcilien.

Qué bueno sería que esa magia de la Navidad tocara a todos los metenses y que muchas cosas que hoy en día no funcionan como debe ser, por culpa de caprichos individualista o de diferencias políticas, se pudieran superar y tuvieran un final feliz, para beneficio de la comunidad del departamento.

Por ejemplo, sería bueno que los diferentes aspirantes al Congreso de la República por la región, dejaran de pensar en satisfacer sus deseos de poder económico y político para pensar más bien en gestionar ayuda para solucionar los distintos problemas de la comunidad que los elige.

También sería ideal que el alcalde de Villavicencio, Omar López Robayo, comenzara a gobernar la ciudad y que aceptara la ayuda que para algunas obras y acciones le ha ofrecido la administración departamental. Ojalá el alcalde siguiera el ejemplo del mandatario departamental, Luis Carlos Torres.

Otro cambio que todos esperamos es que los funcionarios deshonestos y corruptos que usufructúan los recursos del Estado desde diferentes cargos del orden local, regional y nacional, reflexionen sobre el ejemplo que le están dejando a sus hijos y al resto de su familia así como sobre el daño que le están haciendo a la región.

Todos cumpliríamos con gusto con nuestros deberes como ciudadanos si los funcionarios públicos atendieran a la gente como debe ser: con amabilidad, con respeto y sobre todo con diligencia. Si el espíritu de la Navidad lograra cumplir este milagro el país funcionaría mejor.

Otro cambio por el que hay que pedir, en esta época de reconciliación, es el de la actitud de los conductores de la capital del Meta. Los automovilistas de Villavicencio son las más desordenados e indisciplinados del país, pero qué bueno que pudieran quitarse ese rótulo.

Finalmente, nosotros como ciudadanos también debemos cambiar nuestra actitud frente a nuestras obligaciones con el Estado y con nuestros congéneres. Recuperar el civismo, la solidaridad, la responsabilidad y sobre todo la tolerancia sería un verdadero cambio que redundaría en bien de todos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.