Secciones
Síguenos en:
LA MANO INVISIBLE

LA MANO INVISIBLE

Es una mano invisible que sí se siente. Está siempre presente en los proyectos que llegan a conocimiento del Congreso y que tocan de una u otra forma a los señalados capos del narcotráfico.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Ello ocurrió con la iniciativa que revive la extradición de nacionales, pero sin retroactividad.

Esa mano invisible ha creado una especie de grupo de presión al interior del Congreso.

Por culpa de esa presencia , el debate sobre extradición no se pudo realizar con la profundidad que merecía, ni las posiciones que algunos congresistas tenían sobre el tema pudieron ser expuestas libremente.

Como señalaba un senador, que pidió reserva absoluta de su nombre, aunque no se comparta la figura de entrega de los nacionales a otro país o el funcionamiento de la justicia sin rostro, a la hora del debate se debe cambiar de posición, porque de lo contrario lo pueden a uno estigmatizar y quedar matriculado al lado de la gente que, por sus actuaciones, es allegada a los narcotraficantes .

En la extradición, más que en ningún otro proyecto, quedó en evidencia la simpatía que algunos congresistas tienen por los jefes del tráfico de drogas. Por ello, una buena parte del Congreso se volcó en apoyar la propuesta que concede una especie de indulto a los narcotraficantes que delinquieron antes del pasado martes, cuando las directivas del Congreso sancionaron el acto legislativo número uno de 1997 y que reforma el artículo 35 de la Constitución que habla de la extradición.

El senador Enrique Gómez resume en sus palabras lo que piensan los parlamentarios que votaron a favor de establecer nuevamente la extradición, pero con retroactividad, tal como lo pidió no solo la comunidad nacional, sino también internacional: El proceso de la extradición tiene un origen antiguo. No podemos olvidar que no estaba en la agenda del señor Samper. Después lo pusieron en la agenda y salió sin retroactividad .

Agregó que una vez logrado ese éxito se hizo por parte del gobierno una gran pantomima, como tantas otras. Para lavarse las manos a sabiendas de que el Congreso se encargaría de cumplir el contrato que se firmó en la elección presidencial y que sigue operando .

El 8.000 no asustó a algunos políticos En las elecciones del pasado 26 de octubre apareció una inmensa cantidad de dinero que podría ser el doble o más del que se tuvo noticia durante los últimos comicios presidenciales en 1994, según manifestaron algunos parlamentarios.

Para senadores como Enrique Gómez es evidente la presencia de dineros calientes en la financiación de las campañas políticas.

Ello significa que el Proceso 8.000 no asustó a los dirigentes políticos amigos de los narcotraficantes, como también lo advirtió el ex fiscal Alfonso Valdivieso, hoy candidato presidencial.

De dónde sale todo ese dinero. Cómo lo van a recuperar? Esa es la gran pregunta que deben hacerse todos los demócratas de Colombia , dijo Gómez.

El fantasma de la descertificación Las sanciones económicas derivadas de la descertificación se convirtieron en un fantasma. Nunca Llegaron. Y no llegaron porque Estados Unidos comprendió que castigar al sector privado era injusto, cuando lo que se buscaba era darle una lección al gobierno.

Por eso desde la embajada norteamericana en Bogotá, se le dio un parte de tranquilidad a los empresarios. Sin embargo, muchas empresas que aparecieron en la lista Clinton se vieron perjudicadas. Y no fue un buen momento para la imagen de varias multinacionales y transnacionales a las que se les acusó de facilitar el lavado de activos ilícitos.

Los bancos, como lo hicieron dos años atrás, fortalecieron sus programas de control para evitar que involuntariamente se les convirtiera en un instrumento para el lavado, algo tenebroso para una institución financiera que haya ganado reputación.

Aumento de penas, solo en papel Igual como aconteció con la extradición y la alternatividad penal, en el Congreso se escucharon denuncias en el sentido de ofrecimiento de dinero para los congresistas que votaran en contra de las llamadas leyes antimafia, como el aumento de penas.

Mientras en sesiones extras el Congreso aprobó el aumento de penas mínimas de 20 años para el delito de narcotráfico y de 15 años para el concierto para delinquir, que agravadas pueden llegar a ser de 60 y 45, respectivamente, siguen sin modificarse las normas que les otorga rebajas por delación, confesión, por trabajo, estudio, sentencia anticipada y audiencia especial.

Por ese motivo, los mismos parlamentarios son conscientes de que el aumento de penas quedó solo en el papel, porque en la práctica continúa inmodificable la feria de rebaja de condenas. Las últimas sentencias a narcos así lo demuestran. Ninguno ha sido condenado a 30 años de cárcel.

Polémica por caída de topes Todavía se encuentran detenidos, pagando condenas que superan los cinco años, algunos de los directivos de la entonces campaña a la presidencia de Ernesto Samper y quienes admitieron que a la misma había ingresado dinero del narcotráfico. Ello le valió una investigación de la Comisión de Acusación de la Cámara al Jefe del Estado, proceso que fue precluido, lo que originó una gran polémica que aún hoy se comenta.

Sin embargo, analistas afirman que otra, seguramente, hubiese sido la suerte del Primer Mandatario si el Consejo de Estado no tumba los topes de financiación de la campaña presidencial de 1994, con lo cual le evitó a Samper, posiblemente, un proceso jurídico más complejo y comprometedor.

Así mismo, el ex procurador Orlando Vásquez, que también había sido postulado al cargo por el Consejo de Estado, fue condenado por el delito de enriquecimiento ilícito producto de dineros provenientes de empresas de fachada del cartel de Cali, que habría utilizado para su campaña al Congreso en las elecciones de 1994.

Compra de votos por la alternatividad Congresistas como la senadora Piedad Córdoba revelaron que en la fecha en que el Senado aprobó el polémico proyecto de alternatividad penal, en la plenaria corrió como pólvora el rumor de que se estaba ofreciendo dinero para que se votara esa iniciativa sin excepciones, tal como lo había hecho la Cámara. Es decir que todos los condenados, sin distinguir tipo de conducta, serían favorecidos con la libertad condicional.

Inclusive se llegó a amenazar con que si el proyecto no se votaba como salió de la Cámara, Guillermo Pallomari revelaría una lista con 50 congresistas que habrían recibido plata del narcotráfico.

Para el senador Enrique Gómez, la sombra del narcotráfico se vio en que intentaron pasar el mico completo, pero los medios de comunicación y la opinión pública impidieron que el propósito se realizara totalmente .

Según Gómez, de todas maneras con esa ley, en manos de los abogados de los delincuentes y de los jueces sometidos a presión, vamos a ver que el medio mico va a tener resultados muy eficientes para las personas que era necesario o sigue siendo necesario liberar para cumplir los contratos con la mafia .

La alianza entre paras y narcotraficantes Otro hecho que dejó al descubierto la mano del narcotráfico en la posesión de tierras fue la masacre que se produjo, a finales de mayo pasado, al paso de un convoy militar que se aprestaba a realizar un allanamiento a la finca El Alcaraván, localizada en San Carlos de Guaroa, Meta. Así quedó, una vez más en evidencia, el eslabón de la alianza entre paramilitares y narcotraficantes, en esta ocasión con los principales cabecillas del cartel del Llano.

Inclusive en el Congreso se afirma que detrás de los actos de horror y delincuencia que ha obligado a miles de colombianos a abandonar sus parcelas y desplazarse de manera forzosa de los departamentos del Chocó, Antioquia y Córdoba, principalmente, estaría la mano invisible del narcotráfico, que ha querido expandir sus propiedades con el propósito de tener más terrenos para cultivar coca y amapola.

Adicionalmente, algunas de esas fincas están localizadas en zonas consideradas estratégicas para el transporte de insumos que se utilizan en el proceso de la cocaína.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.