Secciones
Síguenos en:
SABEMOS QUE FARC VOLVERÁN

SABEMOS QUE FARC VOLVERÁN

A Manuel Cruz, un campesino de pura cepa que nació hace 52 años en Bolívar (Cauca) parece no angustiarlo la supuesta amenaza de muerte que las Farc le hicieron por liderar aquel 16 de noviembre pasado la resistencia civil contra la guerrilla.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

A Manuel Cruz, un campesino de pura cepa que nació hace 52 años en Bolívar (Cauca) parece no angustiarlo la supuesta amenaza de muerte que las Farc le hicieron por liderar aquel 16 de noviembre pasado la resistencia civil contra la guerrilla.

En voz baja, la advertencia de los subversivos fue ayer el comentario obligado en todo el pueblo, a raíz de la aparición de unos volantes que las Farc repartieron por debajo de las puertas el martes, horas más tarde de que por tercera vez la gente evitó la toma del pueblo.

Los papeles, que fueron dejados en algunas casas, simplemente dicen: "ustedes no quisieron dialogar, entonces esperen un 25 de diciembre feliz".

Cruz también denunció haber recibido una lista con varios nombres, encabezada por él, en la que el grupo guerrillero simplemente les decía: "los sapos mueren aplastados".

Pese al temor de que la amenaza sea real, algunos habitantes rompieron los volantes como señal de protesta y rechazo a los subversivos.

"Los volantes donde nos amenazan por no dejarnos joder de los guerrilleros, son sólo papeles insignificantes, porque nosotros unidos estamos dispuestos a defendernos cuántas veces sea necesario, así nos toque pagar con la vida", comentó Cruz.

"A mi no me importó amanecer ronco de tanto gritar por el megáfono de la iglesia invitando a todos los vecinos a que saliéramos nuevamente a desterrar a los guerrilleros. Si cien veces toca hacerlo, cien veces nos defenderemos, porque la resistencia civil en Bolívar está más viva que nunca, así el alcalde no nos apoye, porque sabemos que está de parte de la guerrilla y no del pueblo," dijo el campesino.

Eso mismo piensan Marco Fídel Gómez y su esposa Ana Julia, un par de ancianos que junto con sus seis hijos, aseguraron que el salvajismo y la violación a los derechos humanos por parte de la guerrilla los hizo reaccionar para defender a capa y espada lo que les pertenece.

"Aquí en Bolívar sabemos que no contamos con nuestra primera autoridad local, que desde un comienzo no sólo se opuso a que la Policía se instalara de nuevo en el pueblo, sino que ha desconocido el liderazgo de todos los habitantes para defendernos de los violentos", dijo Gómez.

Ante las acusaciones de su pueblo, el alcalde Orlando Hoyos Méndez, quien estaba fuera del pueblo el martes, día del tercer intento de toma, dijo: "En Bolívar no ha pasado nada. La reacción de la gente ha sido pura calentura".

El párroco del municipio, Meresiano Daza, por su parte, comparte la actitud y liderazgo asumidos por toda la comunidad de Bolívar. "Ellos por iniciativa propia decidieron hacer respetar y entender a la guerrilla que a Bolívar volverá la paz", dijo.

Mientras tanto, la comunidad de este municipio se está organizando en grupos para enfrentar de nuevo a la subversión. La estación de Policía fue reforzada ayer con 25 uniformados más.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.