Secciones
Síguenos en:
LLAMAS CONSUMIERON CASA DE EL MEXICANO

LLAMAS CONSUMIERON CASA DE EL MEXICANO

Cinco máquinas de bomberos fueron necesarias para apagar las llamas que consumieron, ayer en horas de la madrugada, la mansión que perteneció al extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, El Mexicanoi , ubicada en la calle 86 con carrera 12, en el barrio El Chicó, en el norte de la ciudad.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Cinco máquinas de bomberos fueron necesarias para apagar las llamas que consumieron, ayer en horas de la madrugada, la mansión que perteneció al extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, El Mexicanoi , ubicada en la calle 86 con carrera 12, en el barrio El Chicó, en el norte de la ciudad.

El incendio, que comenzó a las 4:30 de la mañana y que se prolongó durante dos horas, dejó reducida a cenizas la casa que hasta hace tres meses estaba ocupada por la fundación Forjar, que rehabilita a menores de edad.

Las llamas alcanzaron a consumir unas tres cuartas partes de la infraestructura , aseguró Wilson Novoa, comandante de Bomberos. La casa quedó prácticamente reducida a escombros , agregó.

Según el Cuerpo Oficial de Bomberos, hasta el momento no se ha establecido la causa del incendio. Sin embargo los vecinos aseguran que la conflagración pudo haber sido ocasionada por algunos indigentes que suelen entrar a la mansión y prender fogatas.

Con frecuencia se veían indigentes , dijo Javier Romero, vecino del barrio. A pesar de los tres metros de altura del muro y de que la casa permanecía sellada, por las noches los indigentes saltaban los muros y dormían dentro de la casa.

Por su parte, Marta Carrero, otra vecina del sector, afirmó que desde hace meses los habitantes habían denunciado el abandono de la vivienda. La casa quedó en manos de la desidia. Nadie la habitaba, nadie la visitaba y nadie la vigilaba. Se había convertido en foco de inseguridad , agregó Carrero.

La vivienda se había convertido en uno de los símbolos de la época dorada del narcotráfico, hasta que en la década del 80 fue allanada por las autoridades. Actualmente se encuentra bajo un proceso de extinción de dominio.

Foto: Cinco máquinas de bomberos fueron necesarias para apagar las llamas que consumieron la casa que le perteneció al narcotraficante.

John Wilson Vizcaíno/ EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.