Secciones
Síguenos en:
VICENTE BARRERA Y UN GUACHICONO

VICENTE BARRERA Y UN GUACHICONO

Ayer la plaza estaba de aniversario. La casa recibió a los invitados con flores por doquier. Casi que sobra decir del llenazo, donde unas 17 mil almas rindieron un minuto de silencio por los fundadores del ruedo y por tantos integrantes de la fiesta que se han despedido de esta arenas terrenales. Entre ellos, elevamos una oración personal por el picador Carlos Borráes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Bien: Abrió plaza en un caballo castaño oscuro, la virreina departamental, Adriana Hurtado Novella, pero sí bella, realmente bella. A quien le recordamos que en los minutos de silencio se debe quitar el sombrero de ala ancha.

Se lidió un encierro de la divisa Puerta del Hierro de Eduardo Stella. Y un toro de Guachicono, al que se le cortó una oreja. Pero a la Puerta del Hierro le estuvieron chirreando las bisagras de la casta. Fueron toros de muy justica presentación, con un promedio de 458 kilos. Apenas se dejó el cuarto de la tarde y sirvió el quinto. Los demás, mansos de tedio.

Pero en realidad la corrida no merece extensa crónica. Hay que decir sí, que el primer toro, que parecía lunanco, acusaba algún defecto en la vista. Salió despacio, tímido, para luego comenzar a estrellarse contra los burladeros como aburrido de la vida. Después no vio al banderillero Rafael Gómez El Pollo , y se lo encontró en el aire cuando le colocaba el par. Y como él cayó prácticamente en los cascos, el toro se le echó encima. Se vivió un momento de apremio realmente tenebroso. Después el toro se limitó a seguir al trotecito la muleta de El Tato .

Y en el segundo toro El Tato lanceó por verónicas y pegó dos medias... de seda. Con elegancia. Y en este, el mejor de la camada, el hispano toreó bien, muy bien. Con temple, ligando, apenas girando sobre el pie contrario para empalmar el siguiente muletazo. Tuvo que meterle la muleta en la lengua al toro, darle de beber, para arrancarle los pases. Solo oyó palmas el diestro, pues mató de estocada desprendida.

El colombiano Dinastía viene pisando firme. Sigue siendo ese torero con un valor de guerrero, pero tiene oficio, tiene arte y se le ve reposado y poderoso. Ayer dejó en alto el nombre de Colombia. Lanceó cargando la suerte, con temple, ganando terreno. Y a su primer toro, distraído, que embestía a media marcha y a media altura, lo sometió. Inclusive se llevó un espeluznante revolcón, que le sacudió la sangre torera y entonces él se jugó el pellejo, ante el mansurrón, dándole todas las ventajas.

Y casi corta oreja en el quinto de la tarde. Unas verónicas templadas, lentas; unas chicuelinas de estatua. Y una faena, brindada a don Camilo Llinás, de torero con oficio. Series sobre la diestra, con la mano baja, templadas, bien rematadas, bajo un himno torero. Si la estocada no queda caída y si el toro dobla pronto corta. Pero no. Las emociones se fueron en el lerdo paso del toro.

Para Vicente Barrera salieron tres toros. Uno fue devuelto, por el visible defecto de manso. Y en el otro, con esa serenidad de miedo, pisó muy cerca de los belfos y obligó al toro. Porfió, porfió y porfió, y logró algunos pases. Pero, aparte de la gratitud, no se llevó más nada. Pero eso es mejor que las orejas.

Tuvo que salir un Guachino, de 516 kilos. Bravo el toro, al que Barrera le ejecutó una faena artística, inspirada, especialmente sobre la mano izquierda. Corrió la mano con tranquilidad, casi despectivamente, sembrado en la arena, y por demás, se pasó muy cerca al toro. Y como mató de una estocada, cortó la primera oreja de la feria. Eso en corrida de matadores, después del fenómeno del niño ... el Julio, que cortó tres.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.