Secciones
Síguenos en:
A SEMBRAR MAÍZ AMARILLO PARA SUPERAR CRISIS AGRÍCOLA

A SEMBRAR MAÍZ AMARILLO PARA SUPERAR CRISIS AGRÍCOLA

Para el Gobierno nacional el maíz amarillo es una solución efectiva a la crisis que enfrentan los agricultores colombianos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En la actualidad el país importa 1 650.000 toneladas de maíz amarillo, materia prima utilizada en la fabricación de concentrados para animales.

Dice el ministro de Agricultura, Antonio Gómez Merlano, que en los últimos seis años desaparecieron 240.000 hectáreas de este cultivo y que en Colombia nunca se ha producido más de un millón de toneladas; por eso, el Gobierno está convencido de que en lugar de importar se puede incentivar este cultivo entre los campesinos.

El maíz rinde cinco toneladas por hectárea, la meta entonces es sembrar entre 100.000 y 200.000 hectáreas para obtener ese millón de toneladas que se importan.

Con la Federación Nacional de Cerealistas (Fenalce) el ministerio de Agricultura trabaja la elaboración del plan que busca masificar la siembra de maíz amarillo.

La idea es dotar a los cultivadores de alta tecnología y coordinar con el sector agroindustrial la consecución de semillas certificadas.

Hay que determinar las condiciones de cada región; todos los sectores tienen que estar alineados alrededor del proyecto. Para mitigar la pobreza tenemos que volver a los productos de pan coger , señaló Gómez Merlano durante su visita ayer a Cali.

En el último año se sembraron en el departamento 6.209 hectáreas de maíz en la zona plana y 675 hectáreas en la zona de ladera. De acuerdo con la secretaría de Agricultura, en total se recogieron 28.807 toneladas.

Para Gómez Merlano los cultivos comerciales como la caña de azúcar, e incluso la caña panelera, están alejados de cualquier crisis; señaló que con la devaluación se han visto favorecidos y que una situación similar se busca al incentivar la siembra de maíz amarillo en todo el país.

Para reactivar el campo el Ministro considera que es preciso trabajar con el Fondo de Solidaridad porque a través de él se han logrado rehabilitar 160.000 campesinos.

Propuso también recoger las tierras que tiene el Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora) y que fueran entregadas para la producción para repartirlas entre los agricultores e impulsar en el Congreso el proyecto de Ley que busca la constitución, por primera vez, de un fondo pensional para los campesinos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.