EL PELUQUIADO COPETÓN

EL PELUQUIADO COPETÓN

REF. A los de mi generación nos tocó unas modas que inclusive hoy nos hacen sonrojar al mirar esas fotografías añejas de los álbumes familiares, desempolvados con el único propósito de alborotar nostalgias.

27 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Aún recuerdo aquellos días en que nos tocaba sentarnos en una cómoda silla de comedor y ver con los ojos desorbitados como mi mamá alistaba la máquina de cortar cabello, una cuchilla de afeitar, una peineta y unas tijeras, para comenzar la jornada mensual de peluqueado.

A los muchachos de entonces nos rapaban la cabeza y tan solo nos dejaban un pequeño bojotico de pelo encima de la frente y ese peluqueado era llamado copetón , dada la forma que adquiría el mechoncito en medio de la calva.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.