Secciones
Síguenos en:
LUTO EN EL BARRIO COLOMBIA

LUTO EN EL BARRIO COLOMBIA

En fracción de segundos, cuando apenas estaban santiguándose para iniciar el rezo de la Novena de Aguinaldos, la tragedia se hizo presente en Duitama.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Cerca de un centener de vecinos del barrio Colombia se habían ubicado en la calle 14 con carreras 4a y 5a, a cuadra y media de la Capilla del Divino Niño para participar de la programación navideña del sector. Allí, a las 6:30 de la tarde del 21 de diciembre, el padre Jairo Ricaurte, encargado de atender la vida espiritual de esta comunidad, encabezó el oficio religioso complementado con una procesión, en la que se desfilaba con el paso de la Virgen del Carmen, y que debía culminar en la capilla del Divino Niño. Entre los asistentes estaban los priostos de ese día y varios niños disfrazados representando los personajes de la navidad.

Mientras los asistentes se persignaban fueron sorprendidos por una camioneta, que se abalanzó sobre el grupo, creando el pánico. En su embestida el automotor arrolló a doce feligreses, una de las cuales falleció al día siguiente en el Hospital Regional de Duitama, víctima de múltiples fracturas.

Cuando Segundo Alejandro Díaz Pedraza, el conductor de la camioneta que arremetió contra los feligreses quiso continuar su recorrido pasando por encima de los heridos fue obstaculizado por algunos de los participantes en la novena, quienes reaccionaron severamente rompiendo los vidrios de la parte trasera del automotor y lograr de esta manera detener su marcha.

La víctima Como Ana Evangelina Riveros de Vivas, de 51 años, natural de Duitama, casada con Esteban Silverio Vivas y madre de Ana Celina y José Rubén, fue identificada la víctima fatal de este accidente, donde once personas más, la mayoría de ellos vecinos del barrio Colombia, resultaron gravemente heridos.

Ana Evangelina Riveros de Vivas, quien al día siguiente del insuceso estaría como uno de los priostos de la novena, fue señalada como una artesana, dedicada a la elaboración de canastillas para anchetas, especialmente, además de ser una gran colaboradora con las actividades del barrio y una mujer de una fe increíble, según lo destacó Héctor Castillo, habitante del barrio Colombia.

Esta tragedia, que enlutó la navidad de la familia Vivas Riveros, fue recibida por José Rubén, hijo de la occisa, como una prueba que Dios nos manda .

El conductor causante del mal momento que vivieron los habitantes del barrio Colombia fue privado de la libertad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.