Secciones
Síguenos en:
SALINA DE UPÍN, A TRABAJADORES

SALINA DE UPÍN, A TRABAJADORES

La privatización de las minas de sal se materializó ayer con la entrega de las canteras de Upín, en el Meta, a un grupo de 80 ex-empleados de Consesión Salinas que ganaron la licitación. Sales del Llano, como se llama la compañía de los trabajadores, empezará a operar la mina a principios de abril.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

En el contrato de explotación se establece que la empresa deberá pagar una regalía del 12.75 por ciento anual sobre el valor de venta de la planta, y un arriendo mensual de cinco millones de pesos al Instituto de Fomento Industrial (IFI).

La consesión tiene un plazo de siete años, y se calcula que la producción anual puede llegar como máximo a 15.000 toneladas.

La mina de Upín se cerró en diciembre del año pasado, debido a que arrojaba pérdidas por más de 1.200 millones de pesos.

IFI-Consesión Salinas procedió a liquidar a los 114 trabajadores que laboraban en la mina, con un costo aproximado de 10 millones de pesos, y se comprometió a dar la primera opción de compra a los empleados.

El año pasado abrió la licitación pública para entregar la mina, a la que se presentaron dos empresas.

Sales del Llano, que resultó beneficiada, inicia operaciones con un capital de 150 millones de pesos, y una composición accionaria en la que ningún socio tiene más del 2.58 por ciento de la participación.

Parte de los recursos que emplearon para la constitución de la empresa provienen de las indemnizaciones.

La producción de la empresa está dirigida a satisfacer la demanda de sal para consumo animal e industrial.

Otra mina que está en proceso de privatización es la de Galerazamba, y se espera que a más tardar en 15 días el IFI adjudique la licitación.

En Manaure está a punto de terminar el proceso de constitución de una empresa con la comunidad Wayuu para la explotación de las minas guajiras.

En esta sociedad, el IFI tendría el 75 por ciento de las acciones, y los Wayuu el 25 por ciento restante.

Según el IFI, en Zipaquirá la operación es rentable y se ha venido tecnificando para extraer la salmuera de una forma más eficaz.

La planta de personal de Consesión Salinas se ha reducido de 1.100 empleados a 500, dentro del proceso de reestructuración que adelanta la empresa desde el año pasado, a un costo de 5.000 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.