Secciones
Síguenos en:
EL AMOR Y SU PÚBLICO

EL AMOR Y SU PÚBLICO

En este año no hubo sino dos fines de semana para celebrar el día del amor y la amistad. En los periódicos se pueden ver las rumbas de muchos sitios y las parejas que fueron señaladas como ejemplos del amor conyugal. Generalmente cuando se habla de amores, uno los asocia con los que la literatura o la historia han consagrado. Romeo y Julieta en la literatura universal o María y Efraín en la nuestra. O Abelardo y Eloisa en la historia. Y siempre son amores donde está presente la tragedia o la infelicidad, la felicidad doméstica no inspira al gran arte. (Salvo algunos cuadros de parejas burguesas en los pintores flamencos del siglo diecisiete).

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de septiembre 1997 , 12:00 a. m.

Pero el tema amoroso siempre interesa y por eso ahora los medios de comunicación nos mantienen informados sobre los amores de los héroes y de los reyes, lo mismo que en la antigedad, en ese sentido hemos avanzado poco. Las leyendas griegas nos contaban los amores de Helena y la historia los de Cleopatra, ahora nos mantenemos al día de todos los golpes del corazón de la malograda Lady di. Pero el amor como objeto para ser mirado, vende y por eso las revistas, en la pantalla o en el papel, buscan como mantener interesado a un público consumidor que se volvió ávido por ese producto. A mi lado tengo una revista mejicana titulada Grandes historias de amor y que es en realidad un conjunto de chismes sobre las equivocaciones conyugales de las estrellas de cine, sobre todo del cine mejicano. En ese muestrario hay curiosidades pero en realidad salvo el hecho de que son personas muy conocidas nada de esas relaciones las distinguen en su trivialidad de las escenas que pueden tener la pareja de la casa del lado. Sin embargo hay un público cautivo que corre a comprar este tipo de publicaciones para enterarse de esos amores.

Puede desatarse un poco la curiosidad cuando se lee esa coloreada pasión entre los pintores Diego Ribera y Frida Kahlo, una de las parejas mas espectaculares del arte, la cultura y la política mejicana de la primera mitad del siglo. Me atrevería a decir que ha sido una de las parejas mas fotogénicas y fotografiadas en el mundo. Una especie de íconos rituales de cuanto se habla del México cultural. Las fotos lo muestran a él veintiún años mayor que ella, noventa kilos mas pesado y treinta centímetros mas alto. Ella a su vez confesaba en una carta que se sentía atraida por su enorme estómago de esfera y sus pechos de porcino . Como fue definido por el propio padre de ella, fue el matrimonio de un elefante con una paloma. Las biografías de ambos sobre todo las de ella se suceden año tras año para un público interesado en esa historia, de amor, infidelidad y pasión.

Me temo que debe ser muy reducido el público lector de Diario de un seductor del filosofo existencialista danés Soren Kierkegaard en el que nos relata su noviazgo y ruptura antes del matrimonio con la única mujer de quien estuvo enamorado.

Como lo afirmaba, el no se fascinaba por las ideas sino que era herido por ellas para terminar diciéndonos que: las conclusiones de la pasión son las únicas digna de fe, las únicas que prueban .

Y es que en esos días del amor y la amistad también cabe la celebración de los amores difíciles y hasta la de los lobos solitarios como el caso de un escritor italiano que cuando bombardeaban a Roma lloraba a lágrima viva por no tener por quien preocuparse.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.