Secciones
Síguenos en:
ECHABAN A LOS MEJORES

ECHABAN A LOS MEJORES

Por ahora, porque nadie sabe lo que la fama hará con él, es un hombre de pocas y cortísimas palabras. Y lejos de ser un entrevistado locuaz, cuando se le alargan las frases, termina siendo irreverente e irónico.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Por ahora, porque nadie sabe lo que la fama hará con él, es un hombre de pocas y cortísimas palabras. Y lejos de ser un entrevistado locuaz, cuando se le alargan las frases, termina siendo irreverente e irónico.

Rolando Patarroyo, un auxiliar de latonería de 25 años, fue escogido anoche como el ganador de Expedición Róbinson.

Este bogotano, que desde hace 10 años no se corta el pelo por razones estéticas, se ganó el cariño de los seguidores del concurso gracias a su espíritu de superación y su lucha personal contra la exclusión.

Llegó a la isla dispuesto a comer cucarachas (y las comió) pero sin la menor idea de pescar o sobrevivir entre el monte. Durante su expedición aprendió a conseguir los peces más gordos y por la necesidad y el hambre tuvo las agallas de cazar una culebra.

También tuvo momentos de debilidad. Cuando quedó entre los 10 finalistas empezó a flaquear y gracias a los consejos de su compañero de expedición Pedro Luis pudo seguir adelante. Los demás pensaron que si me aislaban me iban a afectar, pero yo me ponía a pensar en lo que hablaba con Pedro. El me aconsejó que dejara que las cosas pasaran y soltara las riendas. Yo no apliqué ninguna estrategia , le contó en exclusiva a EL TIEMPO.

Se dijo muchas veces que Expedición Róbinson era la muestra de los defectos de la sociedad y algunos le hacían barra a Rolando, porque representaba a las minorías o a los excluidos de las roscas . Al respecto él dice: Eso es a lo que lleva eso. Si usted está involucrado en algo, tal vez con su misma tijera lo pueden cortar... . Pero no se ve a sí mismo como un héroe.

Reconoce que no le gustaba como se desarrollaba el juego, porque eliminaron gente muy buena. Pedro Luis era el que merecía ser el Róbinson colombiano . Sin embargo, cree que aunque él no era el mejor, tenía más valores que otros participantes.

Aunque dice que el concurso no le cambio la vida, reconoce que sé le sirvió para valorar las cosas simples de la vida y para revaluar la relación con su mamá.

Rolando aún no sabe qué va a hacer con los 200 millones de pesos que se ganó anoche. Aún está mirando qué carro le va a comprar a su hermanita o si más bien la envía de vacaciones a un campo de verano. Tampoco entiende lo que significa convertirse en un hombre popular, pero lo que ya ha visto no le gusta. Ahora no se es tan libre como se era antes. Si uno sale con los amigos y le sucede algo que se le salga de las manos no van a decir que es cualquier muchacho sino el Róbinson , dice.

Rolando describe Expedición como una experiencia que puede ser buena o mala, pero eso sí, inolvidable. El triunfo lo define solo como una oportunidad que no puede pasar así no más como si fuera un sueño. Tiene que servirme para el futuro .

La expedición de Rolando.

EPISODIO I.

"Todavía estamos en desorden y cada quien hace lo que se le da la gana, inclusive yo. A uno le cuesta trabajo dejar que otro le diga: haga usted tal cosa ".

EPISODIO II.

"Si ganamos la prueba de bienestar no sé qué pediríamos porque queremos de todo. Quiero tener toda la tecnología de la ciudad aquí, las comodidades de la vida moderna. Cualquier cosa es ganancia. Como un sleeping bag (bolsa de dormir)".

EPISODIO III.

"Mi corazón y mi mente siempre dicen que vamos a ganar... Tocará esperar, como en un partido de fútbol: hasta el minuto 90 no se puede decir nada. Yo le meto siempre todo... esperar a ver si los otros son mejores...".

EPISODIO IV.

"La vez pasada no ganamos, y la victoria de hoy para mí fue la más grandota, por los premios. Fue una victoria arrasadora". (ganaron un equipo de pesca).

EPISODIO V.

De Luis Miguel nunca había creído que él era un gran explorador, porque todo le salía al revés y yo me reía. Lo he querido putiar porque se pone a hablar y hablar y hablary habla cosas que no son y quiero decirle cállese . En cambio si confío cada vez más en Pedro, porque es muy sincero y tiene la mente clara .

EPISODIO VI.

La prueba de hoy si va a ser emotiva porque todavía hay una persona que debe salir y no se ha dicho cual y todo el mundo está dispuesto a votarla toda, por lo menos yo no la pienso perder .

EPISODIO VII (Unificación).

La unificación. Son muy diferentes a mí o yo soy muy diferente a ellos. Yo tal vez soy como más calmado no estoy acostumbrado a tratar así con ese tipo de gente... Ahora que llegué a los 10 se me bajó el ánimo. Creo que si me hubieran dejado donde estaba, aunque no teníamos qué comer, no estaría tan mal .

EPISODIO OCHO.

No me siento nada bien en este grupo me han parecido días espantosos... Por votación de todas maneras perdíamos. Pero voy a tratar de ganar algunas inmunidades no esperanzado en que voy a llegar, porque me tocaría ganármelas todas y como estoy de ánimo y físicamente ya seme hace imposible .

Los Ukup son como cualquier familia. Así usted tenga en su familia la peor pesadilla van a tratar de cuidarse. Es obvio no le veo nada de malo y por votación, de pronto, ya salgamos pronto .

EPISODIO NUEVE.

"Al ver tanta soledad pienso llegar y ser más consecuente con mi mamá, quererla más y tratar de no ser tan déspota cuando ella me atiende de mil amores y yo muchas veces le digo eso no me gusta, es feo... . Tratar de portarme bien, porque ella es lo mejor".

EPISODIO DIEZ.

"Se necesita que uno ceda para poder convivir. A uno no lo toleran ni siquiera en la casa. No necesariamente hay que ser amigos, ni saludarse con el vecino para ser buen vecino. Es respetar su espacio, respetarlo a él. Quiero ganar por mí, porque puedo hacerlo, no porque tenga más votos, más amigos, si no porque puedo lograrlo por mis cualidades físicas y mentales".

CAPITULO ONCE.

Un Róbinson colombiano tiene características especiales porque el país está vuelto nada y debe estar lleno de valores como sinceridad, lealtad y honestidad a parte de unas características físicas. Esas las tengo para hacerlo y tengo ganas. Tengo muchas morales, pero en otras tengo falencias. Entonces no soy todo un Róbinson realmente .

CAPITULO DOCE.

No puedo decir que tengo julepe para rato ni que no estoy cansado. Amanezco algunas veces sintiendo que no tengo a nadie aquí confiable. Ni con quién hablar. Digo: ojalá que se acabe rápido . Pero por competitividad digo: bueno ojalá que se demoraran y pudiera llegar más lejos .

Marlon ha tratado de ser sincero. Anny me parecía la que siempre quiere ser amable aunque por dentro quiere desquitarse con uno. La Biblia la utiliza como un desodorante ahí debajo del brazo. Rafael y Luisa son de un grupo de gente fantoche, que le gusta el show. Esa ya no es gente de fiar .

Yo les dije: Todos ustedes votaron por mí. Ahora yo puedo votar por cualquiera de ustedes y sintieron un frío.. .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.