Secciones
Síguenos en:
CIUDADANÍA CULTURAL

CIUDADANÍA CULTURAL

Ser ciudadano del mundo, pero ejercer la ciudadanía en un lugar específico, determina varias de las premisas de la vida cotidiana de las actuales sociedades. Las culturas, en cuanto expresión de modos de ser y reconocerse los distintos ciudadanos, va tomando caminos específicos en el debate de las sociedades globalizadas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Ser ciudadano del mundo, pero ejercer la ciudadanía en un lugar específico, determina varias de las premisas de la vida cotidiana de las actuales sociedades. Las culturas, en cuanto expresión de modos de ser y reconocerse los distintos ciudadanos, va tomando caminos específicos en el debate de las sociedades globalizadas.

Entonces, en el intercambio de ideas, experiencias o de productos se tornan medidas tanto estratégicas como tácticas. Mientras la estrategia es el medio del más fuerte y corresponde al cálculo hacia el futuro, la táctica sería el medio del más débil y actúa en el presente, en campo del otro sobre la conciencia de su propia marginalidad.

La táctica se vuelve, así, el arma del consumidor mientras la estrategia es la regla del sistema. Si existe una microfísica del poder - como ha hecho notar el italiano Maurizio Cacchetti- como maneras de coerción del sistema mediante el cual las estrategias del poder tienden a mimetizarse sobre el modelo de la táctica individual, también debe existir una microfísica del placer.

Esta busca resolver el conflicto entre sistema, como regla de imposición, y la voluntad para sobrevivir como sujeto de emociones y de poéticas individuales.

Dónde ubicar las tácticas de las culturas frente a las estrategias políticas o también corporativas y mercantiles? Quizá el debate entre globalización económica frente a culturas globalizadas escriba de manera decidida esta confrontación con sus distintas aristas.

Ciudadanía Cultural es como se le llama a este debate tan rico y poderoso, que propone el Campus Euroamericano, desde la Fundación Interarts en Barcelona. Llega a América Latina con la realización de su segundo encuentro en Cartagena en esta semana.

Ciudadanía Cultural recoge los problemas vitales de este nuevo habitante del planeta: culturas globalizadas, derechos culturales, industrias y medios, cultura y economía o empleos, imaginarios urbanos y arte, gestores y política culturales.

Estos son los nuevos escenarios multiculturales, son el resumen de este panorama que requiere y de eso trata el encuentro de alianzas por todos lados, por tradiciones, lenguaje o hasta por afectos.

Las industrias culturales producen dinero, tanto como emociones e identidades. Las mismas empresas hacen riquezas sobre modelos culturales. Las naciones no pueden separar economía de nuevas tecnologías, como ni siquiera paz de cultura.

Entonces la cultura se vuelve no solo un hecho creativo, sino un serio y elocuente problema de Estado. Cartagena tiene la palabra en importantes pensadores de los dos continentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.