17 MIL USUARIOS FRAUDULENTOS

17 MIL USUARIOS FRAUDULENTOS

Más de 17 mil usuarios de la electricidad sufrieron el corte del servicio al comprobársele acciones fraudulentas. La acción está contenida dentro del plan de recuperación de cartera y reducción de pérdidas, puesto en vigor por la administración de Virgilio Barco Vargas.

10 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

El plan incluye también un aporte presupuestal de casi cinco mil millones de pesos, para cubrir una porción de la deuda que sostienen las entidades oficiales con las electrificadoras.

Pese a que los resultados son de alguna manera positivos, una evaluación técnica realizada por Interconexión Eléctrica S.A. (ISA), señala que es imperioso tomar algunas medidas complementarias que garanticen el cumplimiento de los objetivos trazados inicialmente.

La nueva orientación del plan de reducción de pérdidas debe incluir, entre otros aspectos, la actualización de la metodología que se maneja para señalar las metas y una nueva definición de los términos que se utilizan para el cálculo de este indicador.

Las empresas del sector eléctrico están obligadas a cumplir con un riguroso plan de ajuste.

Aunque los esfuerzos por reducir las pérdidas en el sector eléctrico realizados en el primer semestre de 1990 alcanzan a presentar algunos resultados, como la ubicación y sanción de más de 17 mil usuarios fraudulentos, las empresas deberán implementar nuevos mecanismos para la segunda parte de este año que garanticen el cumplimiento de las metas trazadas.

La reorientación de este plan debe incluir, entre otros aspectos, la actualización de la metodología utilizada para señalar las metas y una nueva definición de los términos que se utilizan para el cálculo de este indicador.

Esa es la principal conclusión que se extrae de la evaluación hecha por Interconexión Eléctrica S.A. (Isa) al denominado programa de Recuperación de Pérdidas y Cartera adelantado en esta vigencia. Planes como el de ubicación de usuarios fraudulentos, es decir que utilizan electricidad pero no cancelan el valor de este servicio, se adelantaron dentro de lo establecido, pero se estima que los resultados no son suficientes para aliviar la situación del sector.

A los infractores se les cortó el suministro, y para volver a contar con este deberán pagar hasta el triple del valor de la suma dejada de pagar. Las infracciones se ubicaron dentro de la revisión de más de 300 mil contadores a lo largo y ancho del país.

Sin contar a Bogotá, cuya empresa no suministró esta información, es Medellín y en general todo el departamento de Antioquia la zona que mayores irregularidades presenta en el consumo y pago de electricidad. Se detectaron más de 8 mil casos fraudulentos.

Le sigue el Valle del Cauca con más de 2.500 casos detectados, Caldas con 1.340, Atlántico con 883 y Tolima con 872 casos.

En el período analizado se realizaron 47 mil legalizaciones de la utilización del servicio, 74 mil nuevas instalaciones a usuarios, 250 mil revisiones en el sector residencial, 47 mil en el comercial y 7.500 en el industrial.

El índice de pérdidas a mayo de este año señala por su parte que aunque a nivel nacional se alcanzó la meta programada para el período: 22.1 por ciento, se observa declinación en la campaña en electrificadoras de la importancia de la de Bogotá, que cayó al 22.7 por ciento después de estar en 22.2 por ciento y la de Medellín, que se mantiene en un nivel del 19.3 por ciento, cuando su meta era llegar al 18.0 por ciento.

Las empresas que dependen del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (Icel) se mantienen en 1.9 por ciento debajo de las metas trazadas, siendo lasque mejores resultados exhiben, pese a las dificultades económicas y administrativas que afrontan. Reprogramación de actividades Ante estos resultados, la Unidad de Pérdidas y Cartera de Isa plantea que la Empresa Electrificadora de Bogotá debe efectuar una reprogramación completa de sus actividades en esta materia, tendientes a recuperar los resultados que se habían alcanzado pero que ahora parecen volver a perderse.

Un plan similar pero menos urgente deberán seguir otras empresas como las de Medellín y las pertenecientes a la Corporación para la Electrificación de la Costa Atlántica (Corelca).

El informe de Isa adjudica el lento avance de la campaña, otros factores, a la dificultad de las electrificadoras para lograr el suministro oportuno de contadores, lo cual ya provocó que los objetivos que presentan retrazo en comparación con las proyecciones iniciales ya no podrán recuperarse en lo que queda de esta vigencia.

La recomendación de Isa es la de aplicar urgentemente los correctivos señalados, de manera que a partir de 1991 se alcancen mejores resultados y se cumplan anticipadamente los condicionamientos de la banca multilateral para la adjudicación de futuros empréstitos.

Complementario a este plan se logró la aprobación de cerca de cinco mil millones de pesos dentro del presupuesto nacional que se destinarán a la cancelación de una porción equivalente al 8.3 por ciento de la deuda pendiente de las entidades del orden nacional con las electrificadoras por la utilización del servicio.

Estos dineros se distribuirán de la siguiente manera: para el grupo Icel 1.542 millones de pesos, para Corelca 3.318.7 millones de pesos y para la Corporación Autónoma del Valle del Cauca (Cvc) 50 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.