Secciones
Síguenos en:
ANGIE, LA HIJA DE LA SAMARITANA

ANGIE, LA HIJA DE LA SAMARITANA

El Niño Dios se le adelantó a Angie Catherine Gutiérrez Amaya. El regalo lo mandó con La Samaritana, que lo entregó el martes pasado mientras rezaban el primer día de la Novena de Aguinaldos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En esta oportunidad, El Niño no obsequió juguetes ni vestidos. Regaló una resolución, la número 001019 a través de la cual, el Hospital Universitario de La Samaritana (HUS) nombró a Angie como usuario especial, como hija de la institución lo que le da el decervho de recibir atención gratis durante toda su vida y en el área que requiera.

Angie se hizo acreedora al título por haber sido la primera paciente que utilizó los servicios de la unidad de neonatología del centro hospitalario, el 4 de diciembre de 1996, día de su nacimiento.

Cuando Angie nació pesaba entre 750 y 800 gramos, algo más que una libra. Era un bebé prematuro, de 28 semanas cuando lo normal son 40. A sus pulmones les faltaba una membrana que hace más fácil la respiración.

En esas condiciones, nadie apostaba por la vida de Angie. Ni siquiera Yuri Tatiana, su mamá. Yo realmente pensaba que la niña iba a morir, el diagnóstico de los médicos no era muy alentador. La noticia de su recuperación fue maravillosa, como ninguna , cuenta Yuri.

Según uno de los cinco médicos que integran el equipo de la unidad de neonatología del HUS Mónica Suárez, Angie estuvo 10 días en cuidados intensivos, en un delicado estado. Cabe anotar que las estadísticas médicas señalan que el 87 por ciento de este tipo de pacientes fallecen.

Sin embargo, Angie logró sobrevivir ahora. Ahora, la pequeña hija de Yuri, ama de casa, y de Juan Pablo Gutiérrez, que trabaja en un criadero de caballos en Funza, está aprendiendo a caminar y ya dice sus primeras palabras, como ella hay cientos de niños cundinamarqueses que se han beneficiado con el servicio de la unidad de neonatos.

Durante el año que lleva de servicio la unidad de neonatología del HUS ha prestado atención médica a 561 recién nacidos. De esos, el 95 por ciento han sido bebés de Cundinamarca.

La idea de crear una unidad de neonatos surgió del médico David Vásquez, quien actualmente es el jefe de ginecobstetricia del HUS. Entre abril y junio del 96, el proyecto se presentó ante la junta directiva del hospital. En diciembre del año pasado se inauguró la unidad y Angie fue su primera paciente.

Inicialmente, la unidad era pequeña y no alcanzaba para cubrir toda la demanda. Ahora, cuenta con 25 camas: 6 son de cuidado intensivo para niños que necesitan ayuda para respirar o que están en un estado crítico, 4 son para bebés que por las características de su enfermedad necesitan estar aislados, y 15 son de cuidado intermedio.

Para el próximo año se tiene proyectado aumentar la capacidad de la unidad a 35 camas con el fin de lograr un mayor cubrimiento de la demanda actual.

FOTOS: 1. Cuando Angie nació pesaba solamente entre 750 y 800 gramos. Era un bebé prematuro de 28 semanas, cuando lo normal son 40.

2. Nadie apostaba por La hija de La Samaritana . Estuvo 10 días en cuidados intensivos.

3. Durante el primer año de servicio de la unidad se han atendido 561 recién nacidos. FOTOS ARCHIVO PARTICULAR.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.