MUEREN ARROLLADOS SICARIOS QUE MATARON A COMERCIANTE

MUEREN ARROLLADOS SICARIOS QUE MATARON A COMERCIANTE

Dos sicarios murieron arrollados por el carro de su víctima en confusos hechos ocurridos en la madrugada del domingo en el barrio Salesiano, sur de Tuluá.

16 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

De acuerdo con la Policía, el problema se originó después de que Carlos Alberto Márquez Londoño, de 45 años, propietario de Fabrimallas, tuvo un altercado con un hombre, que la Policía identificó solamente como un hermano de Diego Agudelo Martínez, conocido con el alias Palomo que de acuerdo con la información de la Policía del Tercer Distrito era investigado por varios homicidios.

En circunstancias que no han sido aclaradas aún, Palomo dio muerte a bala a Márquez Londoño, conocido dentro del círculo del comercio regional como Beto , cuando se desplazaba en su vehículo. En el atentado resultaron heridos un hijo del Carlos Alberto Márquez, de 16 años, y Francisco Javier Sossa, de 21 años, comerciante en calzado y amigo de los Márquez.

Según la Policía, el joven herido, hijo de Márquez, que presentaba dos impactos de bala en el hombro y brazo izquierdos, tomó el vehículo propiedad de su padre, una camioneta Chevrolet tipo estacas, color rojo fuego, de matrícula CNN 112 y salió en persecución de Palomo .

A la altura de la carrera 26 con calle 31, el menor de 16 años logró su propósito y lanzó el automotor contra alias Palomo , quien se desplazaba en una motocicleta propiedad de Tito Alonso Rodríguez, una Suzuki 125, tipo cross blanca y azul, de matrícula WHW-76, en compañía de Andrés Fabián Jiménez, conocido con los alias de El Músico o El Fantasma .

Los motociclistas fueron arrollados dos veces, según la información que entregaron las autoridades. La camioneta, después de arrollar a la pareja, dio reversa y volvió hacia adelante, causando la muerte por múltiples fracturas craneoencefálicas a los presuntos homicidas, dijo la fuente oficial.

Ayer, en medio de rigurosas medidas de seguridad de la Policía, ante posibles saboteos anunciados a través de anónimos, se cumplieron las exequias de Márquez Londoño en el Campo de Paz Los Olivos.

Otra versión de la Policía Valle indica que cuando agonizaba el propio Márquez habría arrollado a los dos hombres.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.