Secciones
Síguenos en:
EJEMPLO A SEGUIR

EJEMPLO A SEGUIR

El pasado 19 de diciembre sucedió un hecho que es importante destacar. Los palmicultores de la zona de Acacías y San Carlos de Guaroa, en el departamento del Meta, solidariamente se unieron para decir no a la guerrilla, lo novedoso es que fueron los empleados, los obreros y sus familias quienes decidieron que era el momento de defender su estabilidad laboral, la tranquilidad y armonía que ha caracterizado a quienes trabajan en el sector de palma, la reacción se presentó cuando un grupo autodenominado como las Farc, incendió un vehículo a una empresa de esa región.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
23 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En forma inmediata se unieron para programar una jornada de reflexión. En todas las empresas durante una hora del día 19 hubo reuniones para analizar lo que significaría para sus familias la determinación extrema de cerrar las plantaciones en la eventualidad de que la subversión continúe sus acciones terroristas, y violaciones a los derechos humanos. Parar una hora para no tener que parar para siempre , fue la consigna. La palma africana con una franja de más de 15 mil hectáreas sembradas que generan alrededor de 2.500 empleos directos, beneficiando a más de 10 mil personas, es actualmente la única actividad económica y social más dinámica de la zona, además de los beneficios otorgados por la empresas en servicios básicos como salud, educación vías y vivienda.

El sector palmero de esta zona rechazó pacíficamente los actos terroristas, advirtiendo que no cederá a las amenazas de la guerrilla que en otros sectores de la agricultura, ganadería y empresarial, ha logrado la ruina de nuestra patria llevándose por delante a muchas personas que han quedado sin trabajo, y hoy hacen parte de los miles de desplazados y marginados de la violencia que vive nuestro país.

El cultivo de la palma de aceite está considerado como la actividad que en pocos años reactivará la economía no solo de la región sino del país. El Llano aporta 40 mil de las 130 mil hectáreas cultivadas en Colombia. Por ser un cultivo permanente con importantes beneficios al medio ecológico que ha encontrado su nicho en la región llanera, el futuro como fuente de empleo y forestador del piedemonte es amplísimo, como también por la garantía internacional de la comercialización del aceite y productos derivados.

La respuesta de otras zonas palmeras del Llano y Colombia que también han sido blanco de la guerrilla no se hizo esperar, aplaudieron la jornada de reflexión, considerando que toda acción de la guerrilla en contra de las plantaciones de palma, de sus trabajadores y directivas, es en contra del bienestar de sus hogares, de sus familias y del país. Por esto, consideramos que el de los palmeros de esta zona debe ser un ejemplo a seguir.

*Dir. Corp. Llanos de Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.