LLUVIA DEJA DAMNIFICADOS EN EL PUERTO

LLUVIA DEJA DAMNIFICADOS EN EL PUERTO

Quince viviendas ubicadas en la reserva forestal de Escalerete y San Cipriano semidestruidas y la bocatoma del acueducto del puerto obstruida fue la consecuencia de la creciente del río San Cipriano presentada en la madrugada de ayer.

19 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Así mismo el puerto quedó nueve horas incomunicado por vía terrestre, debido al deslizamiento de tierra registrado en el kilómetro 43 de la carretera Buenaventura-Cali.

Según el presidente de la Junta de Acción Comunal del sector (Jac), Orlando Valencia, el río provocó varios deslizamientos de tierra que averiaron las viviendas.

Así mismo, la corriente, que alcanzó una altura de cinco metros debido a los fuertes aguaceros, se llevó electrodomésticos y muebles.

En este momento las familias damnificadas están luchando contra el lodo para recuperar sus casas y sus enseres , dijo Valencia.

Los 60 miembros de las 15 familias afectadas exigieron la presencia del Comité Local de Atención de Desastres para que evalúe los daños.

La creciente de estos ríos que bañan la zona de reserva forestal también afectó la planta del acueducto que surte de agua al municipio.

El director de Acuavalle, Libardo Lara, dijo que el río arrastró palos y piedras grandes que tienen taponadas las dos bocatomas que conducen el agua a las plantas de tratamiento .

Así mismo, la creciente se llevó dos torres de control de la planta y provocó otros daños aún por establecer.

El director de Acuavalle dijo que como consecuencia de esto, la ciudad sufrirá un desabastecimiento que puede durar entre 24 y 36 horas.

Ya se encuentran en el lugar tres cuadrillas de personal de la empresa verificando los daños y tratando de solucionar el impase , dijo Lara.

Recomendó a la comunidad hacer uso racional del agua. La ciudad tuvo agua ayer en la mañana, porque existía un remanente en la tubería de la que se bombea normalmente, pero en la tarde empezó a notarse la falta del servicio en la mayoría de los sectores.

Así mismo, el paso normal sobre la vía se restableció a las 11:00 de la mañana.

A partir de hoy el hospital departamental tendrá suministro de agua restringido, según Acuavalle.

Pero el recorte no se debe al daño en la bocatoma sino a que el Hospital adeuda más de 100 millones de pesos por prestación de servicios.

Inicialmente la suspensión se hará por cuatro horas y con los días los cortes irán en aumento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.