Secciones
Síguenos en:
NO QUIERO SABER DE VÍNCULOS CON PARAS

NO QUIERO SABER DE VÍNCULOS CON PARAS

El presidente Andrés Pastrana fue duro y contundente. Ayer, durante la ceremonia de ascenso de generales de la Policía, el mandatario les advirtió tanto a los miembros de las Fuerzas Militares como de la Policía, que no quiere volver a saber de cualquier tipo de connivencia entre la Fuerza Pública y los grupos de autodefensas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

El presidente Andrés Pastrana fue duro y contundente. Ayer, durante la ceremonia de ascenso de generales de la Policía, el mandatario les advirtió tanto a los miembros de las Fuerzas Militares como de la Policía, que no quiere volver a saber de cualquier tipo de connivencia entre la Fuerza Pública y los grupos de autodefensas.

Ningún Policía de Colombia, ningún soldado de las Fuerzas Militares, con un mínimo de honor y de sentido de humanidad, podrá ayudar a la acción demencial que ejecutan estos grupos contra sus compatriotas , dijo Pastrana durante su discurso.

Al criticar y repudiar el asesinato del líder sindical Aury Sará Marrugo y de su escolta, el presidente Pastrana les hizo un llamado a los oficiales: No dejen que las autodefensas continúen minando la fuerza moral y la legitimidad de nuestra Fuerza Pública, pretendiendo suplantarla. Su responsabilidad es que nunca nadie vuelva a endilgarle a las Fuerzas Armadas de Colombia ningún parentesco o vínculo con esos grupos de ignominia y cobardía que averguenzan a nuestra patria .

El primer mandatario por primera vez hizo referencia a los supuestos vínculos de la Policía también con los grupos de autodefensas: El uniforme que portan miembros de la Policía Nacional es el uniforme sagrado de la Patria y de la vida. Quien llegase a colaborar, así fuera con su silencio u omisión, con las aciones de muerte y destrucción que cometen las autodefensas, no es digno de portar el verde uniforme de nuestra nación, ni siquiera es digno de llamarse colombiano .

Según Pastrana, las autodefensas son una espina dolorosa en el corazón de Colombia y debe quedar claro que la sangre que derraman no solo cae sobre ellos sino sobre todos aquellos que las financian o prohíjan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.