Secciones
Síguenos en:
LA CHAMPETA NO ES PROFETA EN SU TIERRA

LA CHAMPETA NO ES PROFETA EN SU TIERRA

La música champeta está siendo perseguida, y paradójicamente por la gente de la propia tierra en que nació: Cartagena.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

La música champeta está siendo perseguida, y paradójicamente por la gente de la propia tierra en que nació: Cartagena.

Aunque muchos notaron que en las pasadas prefiestas novembrinas de La Heroica, las canciones típicas de la champeta no se escucharon, nadie dijo nada.

La cosa se agravó de esos días hacia acá, cuando a los intérpretes de esta música los dejaron de contratar para festejos públicos, y fue ostensible que en la radio los disc jockeys disminuyeron de modo sensible la emisión de estas canciones. Y hasta desapareció un programa especial que difundía el ritmo por la estación de la Policía.

La explicación parece ser un conato de violencia que estalló en una verbena celebrada en el barrio Las Palmeras, a fines de octubre, donde básicamente se estaba escuchando champeta. La gresca obligó a la Policía a intervenir y al alcalde, Carlos Díaz, a tomar la decisión de racionar la champeta, desde comienzos de noviembre.

"Es que la letra incita al desorden; la gente se vuelve como loca", dijo a EL TIEMPO el Alcalde. Y agregó: "Lo que queremos es que se oiga más música de gaitas y tamboras y menos champeta, para que haya más disfrute sano y menos lesionados".

Las autoridades policiales le recomendaron al Alcalde suspender las verbenas que precedían a las fiestas del 11 de Noviembre. Le dijeron que la relación champeta y licor era explosiva.

Allí empezó el calvario de los champetúos . Unos 12 grupos de esta música, que hace furor no sólo en Colombia, sino en Europa, perdieron contratos y se sienten marginados.

"En la temporada novembrina los principales grupos de champeta perdieron unos 150 millones de pesos en contratos , dice Alvaro Cueto, quien dirige la Cooperativa de Músicos Profesionales y Productores de Cartagena. Las empresas patrocinadoras de las festividades se abstuvieron de llevarlos a sus espectáculos por temor a contradecir la decisión del Alcalde".

La situación un mes después no ha cambiado. "Nadie está contratando para este fin de año a la champeta en Bolívar", dice Moisés de la Cruz, empresario y representante artístico. Los artistas de la champeta están dolidos en su alma de músicos, y resentidos en el bolsillo.

Por eso, para enero preparan el Día Universal de la Champeta. "Vamos a demostrar que no es la champeta la que genera violencia; la violencia la generan los políticos corruptos", dice De la Cruz.

Es más, la champeta ha sacado a unos 100 jóvenes del pandillismo y las drogas. Ahora ellos van a la disquera del mercado de Bazurto con la ilusión de ser estrellas", agrega.

En su lucha por resistir el veto oficial, la gente de la champeta también está incluyendo en la contratapa de los CD grabados después de la orden de racionamiento musicali , una leyenda que dice que los champetúos lucharán pacíficamente, como Gandhi, contra lo que llaman las medidas inquisitorias del Alcalde.

Lo más singular de toda esta historia es que mientras la champeta es rechazada en su lugar de nacimiento, en Europa y en el resto del país, sus canciones están sonando a todo timbal. Para mayor prueba este botón: La ministra de Cultura Aracely Morales llevará al cantante de champeta Viviano Torres a una presentación en el viejo continente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.