IMPUESTO DE GUERRA: PAGO POR ANTICIPADO

IMPUESTO DE GUERRA: PAGO POR ANTICIPADO

Ante la urgencia de restablecer la paz en el país, el Gobierno Nacional expidió anoche un nuevo decreto para recaudar el llamado Impuesto de Guerra de 5% sobre el impuesto de renta, que fue tumbado por la Corte Suprema de Justicia. Con la expedición del Decreto 1017 el Gobierno corrigió la falla fundamental del Decreto legislativo 416 del 11 de febrero pasado, en el cual se determinó que la sobretasa sería sobre el año gravable de 1990.

25 de abril 1991 , 12:00 a.m.

La norma afecta a los contribuyentes que hayan declarado un tributo mayor de $1.2 millones durante el presente año, es decir que fundamentalmente cobija al sector empresarial.

Aunque la sobretasa del cinco por ciento deberá incorporarse en la declaracion de renta que se presente en 1992 y que afectará el año gravable 1991, este aporte especial y temporal para la seguridad deberá cancelarse en el presente año, pero en forma de anticipo.

La norma garantiza que, finalmente, se recauden los 25.000 millones de pesos que se había previsto en el decreto anterior, por el cual la sobretasa se aplicaba para el año gravable de 1990.

Estos recursos, como se había estipulado en la medida anterior, ya están programados en la cobertura de gastos de las fuerzas militares, la policía y el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

El ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, dijo que con el nuevo decreto se evitará recortar gastos en servicios fundamentales como educación y salud para garantizarle a las fuerzas armadas la cobertura de sus erogaciones en el restablecimiento de la paz.

Su colega de justicia, Luis Guillermo Giraldo Angel, aclaró que no se trata de un impuesto de guerra, sino, por el contrario, de una contribución especial para restablecer la paz.

La nueva medida determina que como el pago del cinco por ciento se hará durante este año, cuando los contribuyentes presenten su declaración de renta correspondiente a 1991 (o sea en 1992), descontarán de su impuesto de renta lo que hayan cancelado.

El texto del Decreto, en su parte resolutiva, es el siguiente: Artículo 1.- Mientras subsista turbado el orden público y en estado de sitio todo el territorio nacional, créase una contribución especial para el restablecimiento del orden público, a cargo de los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, que tenga el carácter de declarantes por el año gravable de 1991. Esta contribución será equivalente al 5% del impuesto de renta y complementarios generado por dicho año y se liquidará en la declaración de renta y complementarios correspondiente al año gravable de 1991.

No estarán obligados a liquidar y pagar la contribución especial para el restablecimiento del orden público de que trata este artículo, las personas naturales o sucesiones ilíquidas, que sean no declarantes o cuyo impuesto de renta y complementarios a cargo por el año gravable de 1991, fuere inferior a un millón doscientos veinte mil pesos (1 220.000 pesos).

Artículo 2.- Los ingresos por concepto de la contribución especial para el restablecimiento del orden público, creada en el artículo anterior, serán destinados exclusivamente a atender la creación y equipamiento de brigadas móviles del Ejército y la Policía Nacional, así como a los gastos de funcionamiento e inversión de estos y de las Fuerzas Armadas y organismos de seguridad del Estado, tales como, servicios personales, adquisición de equipos, materiales, suministros, armas, municiones, combustibles y repuestos, dotación de soldados y agentes, mantenimiento de equipo aéreo o terrestre, suministro de raciones de campaña, alimentación de soldados, comunicaciones y transporte, servicios de inteligencia, pago de recompensas y otros gastos reservados, apoyo a operaciones militares y policiales, y a la construcción de cuarteles, puestos de guardia y otras instalaciones militares y de Policía.

Artículo 3.- Para la cancelación de la contribución especial para el restablecimiento del orden público de que trata el artículo 1. del presente decreto, se deberá calcular y pagar un anticipo en el año de 1991.

Para el solo efecto de determinar quiénes estan obligados al pago del anticipo, se tomarán en cuenta los obligados a presentar declaración de renta y complementarios por el año gravable de 1990. Dicho anticipo se calculará como una suma equivalente al 5% del impuesto de renta y complementarios declarado por dicho año gravable.

Cuando se presente la declaración de renta por el año gravable de 1991, los contribuyentes liquidarán la contribución y restarán de la misma el monto de los anticipos cancelados, debiendo pagar con la misma el faltante o impugnar el sobrante como abono al impuesto de renta y complementarios de dicho año, o solicitar su devolución, según el caso.

Las personas naturales o sucesiones ilíquidas, obligadas a presentar declaración de renta y complementarios, cuyo impuesto por el año gravable de 1990, fuere inferior a un millón de pesos (1 000.000 de pesos), no estarán obligadas a pagar el anticipo a que se refiere este artículo.

Artículo 4.- Los contribuyentes obligados a cancelar el anticipo de que trata el artículo anterior, deberán pagarlo dentro de los términos fijados para el pago de las cuotas del impuesto de renta y complementarios para el año gravable de 1990.

Quienes ya hubieren presentado su declaración de renta y complementarios o cuyo vencimiento para presentarla ya se hubiere producido a la fecha de vigencia del presente Decreto, deberán pagar el anticipo de que trata el artículo 3o. antes del 15 de mayo de 1991.

Para este fin, tales contribuyente deberán pagar el anticipo, sin que se cause sanción de corrección ni intereses, siempre que se realice antes del vencimiento señalado.

Artículo 5.- Los contribuyentes del impuesto de renta y complementarios que a la fecha de vigencia de este Decreto ya hubieren presentado la declaración de renta y complementarios y que tuvieren un exceso de pago originado en la cancelación de la contribución a que hacía referencia el artículo 2o. del Decreto 416 de 1991, podrán compensar dichos pagos, imputándolos como parte del pago del anticipo a que hace referencia el artículo 3o. de este decreto, o solicitar su devolución.

Artículo 6.- Al incumplimiento de la obligación de liquidar y pagar la contribución especial para el restablecimiento del orden público y los anticipos de la misma, se le aplicará el régimen sancionatorio establecido en el Estatuto Tributario, con sujeción al procedimiento allí consagrado, para lo cual la Dirección General de Impuestos Nacionales ejercerá el correspondiente control.

Artículo 7.- El presente Decreto a partir de la fecha de su publicación y suspende las disposiciones que le sean contrarias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.