Secciones
Síguenos en:
ENRON BUSCA REFUGIO EN LA BANCARROTA Y DEMANDA A DYNEGY POR ROMPER ACUERDO

ENRON BUSCA REFUGIO EN LA BANCARROTA Y DEMANDA A DYNEGY POR ROMPER ACUERDO

Enron Corp. se acogió a la protección de las leyes de bancarrota frente a sus acreedores en una tribunal de Nueva York. Se trata de la mayor solicitud en la historia de Estados Unidos y ciertamente una de las más rápidas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Enron Corp. se acogió a la protección de las leyes de bancarrota frente a sus acreedores en una tribunal de Nueva York. Se trata de la mayor solicitud en la historia de Estados Unidos y ciertamente una de las más rápidas.

Al mismo tiempo, la empresa con sede en Houston demandó a Dynegy Inc. por no menos de US$10.000 millones acusándola de poner fin indebidamente al acuerdo de fusión la semana pasada, que las dos firmas habían firmado hace apenas dos semanas.

Ambas peticiones se producen menos de siete semanas después de que Enron se sumiera en la calamitosa caída que llevó al desplome del precio de sus acciones, que se cotizaron la semana pasada en sólo unos centavos. El derrumbe reflejó la pérdida de confianza en la empresa, causada por las grandes pérdidas en el tercer trimestre, los cambios constantes en las ganancias presentadas en los estados financieros y revelaciones, ahora investigadas por la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC), de que algunos de sus ejecutivos participaron en sociedades diseñadas para mantener deuda fuera de sus libros, pero que produjo aún más pérdidas.

Unas 14 subsidiarias de Enron se mencionan en la solicitud por bancarrota en el distrito Sur de Nueva York, incluyendo Enron Corp., Enron North America, que incluye sus operaciones de comercialización, Enron Energy Services y Enron Broadband Services.

La compañía dice que aún no ha contabilizado el total de sus deudas. En los documentos enviados a los tribunales, Enron asegura contar con activos totales por US$24.760 millones y deudas por US$13.500 millones. La cifra no incluye deuda que no está en los libros que según algunos banqueros puede llegar a los US$27.000 millones.

La solicitud deja fuera a otras empresas que aún son rentables: el negocio de gasoductos de Enron, incluyendo su filial Northern Natural Gas Co., las firmas de construcción e ingeniería, algunos activos internacionales y la planta Portland General Electric en Oregon, que está en proceso de venta.

El principal beneficio de la petición voluntaria es que da a la compañía algo de tiempo. Enron tiene miles de millones de dólares en pagos que están por vencerse en las próximas semanas y meses.

El director general de finanzas de Enron, Jeff McMahon, dijo que la compañía está actuando con rápidez para obtener financiamiento para continuar sus operaciones. También está en busca de un inversionista importante con una alta calificación crediticia, probablemente, una empresa de servicios financieros. La idea es que esta empresa aporte la fortaleza de su balance para que Enron pueda reanudar las operaciones de EnronOnline, su plataforma de negociaciones en línea. Hasta que suspendió sus operaciones la semana pasada, EnronOnline mostraba un extraordinario crecimiento y manejaba cerca de una cuarta parte de todas las negociaciones de gas natural y electricidad en Estados Unidos.

- Las desacertadas inversiones en Brasil ayudaron al desmoronamiento de la energética estadounidense.

Enron Corp. irrumpió en Brasil con mucho optimismo, y poco tiempo después se encontró con problemas para retirarse del mayor mercado energético de América Latina.

En 1998, ofreció US$1.270 millones por una empresa de distribución eléctrica de SPaulo, casi duplicando el precio mínimo de la subasta. Dos años más tarde, trataba de vender la firma de distribución, Elektro-Eletricidade e ServiSA, y otros proyectos en Brasil, en los que Enron asegura haber invertido más de US$3.000 millones.

Este año, antes incluso del colapso de Enron en Estados Unidos, ejecutivos de la firma admitieron que los proyectos de Brasil no estaban funcionando según lo previsto.

Las operaciones en Brasil sufrieron por la nueva estrategia global de la compañía, que pasó a centrarse en la negociación de energía, en lugar de la producción o la distribución. Los problemas regulatorios, la devaluación del real y la crisis energética también repercutieron negativamente.

Brasil no es, obviamente, el motivo del desmoronamiento de Enron, aunque definitivamente contribuyó al mismo , dice un ejecutivo que trabajó para Enron en Brasil. Las operaciones de la estadounidense en Brasil arrojan pérdidas, según este ejecutivo.

La empresa, que llegó a tener 300 empleados en sus oficinas corporativas de SPaulo, tiene ahora sólo 100. En 1993, Enron preveía la creación de un mercado energético único, que abarcaría la parte meridional de América del Sur y en el que Enron sería un actor dominante. La empresa protagonizó un agresivo desembarco en Brasil en 1994, fiándose de su tamaño, las perspectivas de crecimiento y el nuevo impulso privatizador. Brasil tiene instalados 75.000 megavatios de capacidad y necesitará otros 25.000 en los próximos cinco años. Sus necesidades de energía son ya cuatro veces más grandes que las de su vecina Argentina e iguales a las de Gran Bretaña.

Uno de los aspectos clave para las ambiciones de Enron era un gasoducto de casi 3.000 kilómetros de US$2.000 millones para transportar gas desde Bolivia a Brasil. Rebecca Mark, la entonces directora general de la división internacional de Enron, recorrió Latinoamérica con el fin de ganar el apoyo para el gasoducto y otros proyectos. Enron adquirió participaciones en plantas energéticas, distribuidores de gas natural y, en 1998, Elektro.

Pero los problemas de Enron fueron, desde el principio, casi tan grandes como sus ambiciones.

Un proyecto valorado en US$550 millones en el estado de Mato Grosso para construir tres plantas de generación abastecidas por gas de Bolivia superó su presupuesto en US$200 millones y el plazo previsto para su finalización en dos años. El gasoducto de 640 kilómetros que se necesitaba para el proyecto se mantuvo paralizado cuando las autoridades decidieron alterar en 100 kilómetros el recorrido de la obra para no alterar un hábitat en el que residía una extraña especie de murciélagos. Es más, sólo una de las tres plantas está en funcionamiento y hasta septiembre, cuando acabó la construcción del gasoducto, tuvo que utilizar gasóleo, que resulta mucho más caro.

La volatilidad de la economía también afectó a Enron y a otras empresas extranjeras de energía. Elektro distribuye electricidad a aproximadamente el 40% de SPaulo, el estado más grande y más pudiente de Brasil. Pero la devaluación del real en 1999 ha sido un golpe para la firma.

El Gobierno controla las tarifas eléctricas y ha resistido las solicitudes de las compañías de traspasar los costos basados en dólares, incluyendo la deuda corporativa, a los consumidores. Las tarifas eléctricas en Brasil están a la mitad del nivel que en Argentina, dicen los ejecutivos del sector. Además, Brasil impuso en junio el racionamiento de energía, reduciendo en un 30% los ingresos de Elektro, afirma un asesor de Enron.

El gasoducto de Brasil a Bolivia, en el que Enron tiene una participación minoritaria, no resultó de gran ayuda para aliviar el déficit energético de Brasil. Pocas de las plantas energéticas a las que se supone iba a abastecer han sido construidas ante el temor de los inversores al ambiente regulatorio en Brasil. Eso ha hecho que la demanda de gas de ese gasoducto sea menor de lo esperado. Han estado comprando durante algún tiempo y no encontraron los precios que querían , afirma Ronald J. Barone, de UBS Warburg. El hecho de que la situación sea nefasta ahora significa... que recibirán ofertas muy bajas porque la gente sabe que están desesperados .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.