Secciones
Síguenos en:
ESTE FUE UN GOBIERNO OLÍMPICO

ESTE FUE UN GOBIERNO OLÍMPICO

La contratación del Gobernador parece un escenario de guerra donde reina el caos, el desorden, la falta de planeación y la falta de control . A pesar de denunciar ante la Procuraduría y la Fiscalía graves irregularidades, ni siquiera se han levantado pliego de cargos . Los gremios nos abandonaron .

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Estas son algunas de las sentencias de la Contralora Departamental Jenny Silvestre Reyes a menos de dos semanas de terminar su gestión, tras sus últimas denuncias sobre irregularidades en la construcción del Teatro Tolima y en la recta final de la selección de los próximos contralores, proceso en el que parece emerger el fantasma de la politiquería.

Tolima 7 días. - Si no está de acuerdo con la percepción de que las Contralorías no dan resultados, entonces qué pasa? Jenny Silvestre Reyes. - No es cierto que nuestra gestión se quede en escándalos de prensa. Hemos hecho las respectivas denuncias en la Fiscalía y la Procuraduría con pruebas documentales, fotográficas y de video serias. Sólo emitimos juicios fiscales, no podemos enviar a nadie a la cárcel y tampoco somos un cuerpo técnico de investigaciones .

T7d. - Y entonces qué pasa con los resultados de esas entidades? YSR. - Nosotros denunciamos desde el mes de mayo ante la Procuraduría Departamental irregularidades en la contratación de obras como la remodelación del teatro Tolima, el Centro de Convenciones, la ampliación de la Asamblea Departamental, y varios proyectos viales. A pesar de las pruebas, ni siquiera hay pliego de cargos.

T7d. - Las sucesivas auditorías de la Contraloría repiten el mismo tipo de anomalías en la administración Peñaloza: desorden, improvisación, dudas sobre calidad en las obras...

YSR. - Este fue un gobierno olímpico. Lo primero que hizo el gobernador Peñaloza cuando llegó hace tres años fue desarmar el Sistema de Control Interno, previsto en la Ley para que los mismos funcionarios lleven en orden sus procedimientos. Prueba del caos es que no se atienden las normas contables, hay un desorden total en la contratación, no hay archivos, nadie asume responsabilidades, no hay memorias sobre cómo se realizó cada proyecto.

T7d. - Siempre que usted emite informes Francisco Peñaloza Castro afirma que es una persecución política.

YSR. - Nadie en el departamento podría atreverse a afirmar que la Contraloría se ha manejado con criterios politiqueros. Cuando una entidad pública quiere procesos idóneos, entonces asume controles en todas las fases. Pero la constante en la actual administración y sus obras es la ausencia de diseños, de estudios, de planeación, de programación de contratos. Obras cuyo valor se incrementa como en el caso de la remodelación del teatro Tolima, por la que se pagó un 292 por ciento más de lo presupuestado y que además quedó inconcluso. En varios proyectos no se llamó a licitación y en otros la licitación fue puesta en entredicho.

T7d.- Por qué las interventorías son un absoluto fracaso? YSR. - Porque tampoco hay control por parte de la Gobernación sobre los interventores. Este fue un gobierno de cemento que no atendió prioridades.

Los interventores sí detectaron las fallas y las hacían saber al contratista, pero no presionaron para corregirlas y las quejas quedaron en el papel. Sin embargo, a los contratistas les pagaron con el visto buenos de los interventores. Un ejemplo es la carretera Líbano-Murillo.

T7d. - Cuál es su balance a pocos días de terminar su periodo? YSR. - Trabajamos con las uñas. Siempre quisieron dominarnos con el condicionamiento del presupuesto para la Contraloría. A pesar que nos quedamos solos, finalmente pude reestructurar y dejo una Contraloría con un nivel técnico y profesional mucho más alto, sin pasivos, una estructura financiera estable y completamente despolitizada.

T7d. - Por qué no se apoyó en el sector privado? YSR. - En las épocas de mayor crisis presupuestal le solicitamos ayuda a los gremios y no nos escucharon. Al comienzo de la fiscalización de la carretera Carmen de Apicalá-El Paso, colaboró la Sociedad Tolimense de Ingenieros. Nunca volvimos a saber de ellos.

T7d. - Cuál es el reto del nuevo contralor? YSR. - Fortalecer lo que ya comenzamos. Eliminar cualquier tinte político o burocrático y continuar con las investigaciones que iniciamos. Tenemos serías sospechas sobre las razones por las cuales esta administración no ha liquidado todavía proyectos concluidos hace muchos meses. Esto nos ha impedido saber las cifras definitivas de cientos de contratos.

Los interventores sí detectaron las fallas y las hacían saber al contratista, pero no presionaron para corregirlas y las quejas quedaron en el papel. Sin embargo, a los contratistas les pagaron con el visto buenos de los interventores , dice la Contralora.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.