Secciones
Síguenos en:
IMÁGENES EN EL UMBRAL DE LA MUERTE

IMÁGENES EN EL UMBRAL DE LA MUERTE

Acapulco (México) Aunque Germaine tenía una expectativa de vida de apenas dos meses, vivió seis semanas más. El milagro no lo logró la medicina, lo hizo el cine.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Acapulco (México).

Aunque Germaine tenía una expectativa de vida de apenas dos meses, vivió seis semanas más. El milagro no lo logró la medicina, lo hizo el cine.

Germaine fue uno de los enfermos terminales de La Casa, un asilo de desahuciados en el sur de Francia, que participó en la filmación de la película Cest la vie (Así es la vida) del director francés Jean Pierre Améris.

Este filme ganó dos premios del pasado Festival de San Sebastián (España), entre ellos el de mejor director.

El equipo de rodaje se trasladó algunos días al hospicio para grabar varias escenas y para que varios de los actores conocieran el mundo de los enfermos terminales.

Entonces, varios de los pacientes participaron como extras, o ayudando en pequeñas labores técnicas.

El filme relata la historia de Dimitri, un enfermo terminal que en sus últimos días de vida recobra la fe por sentimientos que creía perdidos, como el amor, el perdón, la ternura y la alegría.

Dimitri es magníficamente interpretado por el actor Jacques Dutronc, a quien recientemente vimos en Colombia en la película Gracias por el chocolate.

La mayor virtud de este filme indudablemente es que aunque parte de la certeza de la muerte del protagonista, invita a la reflexión sobre la existencia y la vida misma.

A pesar de la evidente atmósfera de desesperanza, a cada paso de la historia aparecen mensajes de vida. Estos son recreados a partir del día a día de los enfermos, que se aman, lloran, ríen y juegan como cualquiera.

Su director, invitado al VI Festival de Cine Franco-Mexicano que se realizó en esta ciudad, habló sobre cómo logró que florecieran bellos sentimientos en torno a la muerte.

El Festival en Breves.

Los inicios.

Cortometrajes franceses fueron las primeras películas que se exhibieron en México, el 6 de agosto de 1896. Se trató de un evento especialmente montado para el presidente Porfirio Díaz y su familia en el Castillo de Chapultepec, de Ciudad de México.

Cambio de nombre.

En el pasado Festival de Cine de Cannes, entidades culturales de México y Francia firmaron un acuerdo para cambiar el nombre de Festival de Cine Francés de Acapulco por el de Festival de Cine Franco-Mexicano, debido al incremento de la producción cinematográfica de este país.

Las aclamadas.

En la VI versión del Festival de Cine Franco-Mexicano participaron este año 12 películas francesas y cinco mexicanas. Algunas de las que más gustaron al público fueron Betty Fisher y otras historias, Un juego de niños, Gregoire Moulin contra la humanidad y Absolutamente fabuloso de Francia. De México fueron aclamadas producciones como El gavilán de la Sierra, Corazones rotos y Cuento de hadas para dormir cocodrilos.

Los participantes.

Los organizadores calculan en cerca de 20 mil los asistentes a las funciones del Festival y en unos 400 los profesionales que participaron, de países como Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Canadá y América Latina.

Los cortos.

El cortometraje animado Hasta los huesos, del mexicano René Castillo, fue el más aclamado por los participantes del Festival, por la perfección de la técnica del uso de la plastilina y una historia impecablemente desarrollada. Castillo ganó el premio al mejor cortometraje en el pasado Festival de Cine de Guadalajara (México).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.