PARAS , AUTORES DE MASACRE DE SAN CARLOS DE GUAROA

PARAS , AUTORES DE MASACRE DE SAN CARLOS DE GUAROA

La cúpula del grupo Gaula del Meta, prácticamente fue acabada tras el ataque de que fue objeto una comisión judicial que cumplía diligencias en un sector aledaño al municipio de San Carlos de Guaroa (Meta

07 de octubre 1997 , 12:00 a.m.

Según, Pablo Elías González, director nacional del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, quien vino a Villavicencio para asistir al sepelio de los investigadores muertos en la emboscada, un grupo de paramilitares habrían sido los responsables de esta masacre que dejó como resultado 11 miembros de la comisión judicial muertos, entre ellos el mayor Juan Carlos Figueroa Escobar, comandante del grupo Gaula del Meta, y el Fiscal Regional delegado ante el Gaula, Carlos Degly Reyes Cortés.

El director del CTI, dijo además que en desarrollo de la investigación, ya se han obtenido algunos resultados, con base en la declaración de los dos hombres detenidos, pero no podemos adelantarnos . Agregó que: los responsable son paramilitares, que tiene como objetivo militar a la Fiscalía y a su CTI .

En los hechos también fueron asesinados, cinco militares, tres investigadores del CTI y uno del DAS. Así mismo resultaron heridos 8 miembros del Ejército y 4 funcionarios de la Fiscalía.

Antes de sucedidos los mencionados hechos, el Gaula, tras un enfrentamiento había dado de baja a tres hombres armados y capturado a otros tres, uno de los cuales murió posteriormente en la emboscada. los dos restantes se encuentran a ordenes de la Fiscalía Regional de Oriente.

Según las versiones conocidas, la comisión se había desplazado a la zona, entre otras cosas, para adelantar una diligencia de extinción de dominio en la finca El Alcaraván, de propiedad de Gustavo Adolfo Soto García, quien es requerido por las autoridades, por tener, presuntamente, vínculos con el llamado cartel del Llano.

Según el director de la Fiscalía Regional de Oriente, Alejandro Agudelo Parra, la comisión del Gaula la integraban 54 personas entre las que se encontraban unos 26 militares adscritos a la séptima brigada del Ejército, 17 funcionarios del CTI y la Fiscalía, al igual que unos 6 miembros del DAS, aproximadamente.

El funcionario dijo que la comisión judicial cumplía varias diligencias judiciales.

Historia de los hechos Un soldado adscrito a la séptima brigada que hacía parte del componente ejército del Gaula y que logró salir con vida del ataque, narró a los enviados especiales de Llano 7 días y EL TIEMPO, que la comisión salió de Villavicencio a las cuatro de la mañana y llegó a las 10 de la mañana a la finca El Alcaraván.

El predio está ubicado a una hora de la inspección de Alta Mira, jurisdicción de Puerto López, y a dos horas de San Carlos de Guaroa.

Según el soldado, hacia la una y media de la tarde, luego de cumplir el procedimiento emprendieron el regreso a Villavicencio, Luego de haber recorrido unos diez minutos se produjo un primer ataque por parte de un grupo de seis hombres que se movilizaban en una camioneta Toyota Hi Lux, color vinotinto, sin placas.

Este hecho se produjo en el cruce de la carretera que va a la finca El Alcaraván y la vía hacia la vereda La Bendición, en el sector denominado La Tienda de Martín. Los hombres de la camioneta nos atacaron con fusiles, pero en la reacción logramos dar de baja a tres y capturar a los tres restantes , narró el soldado.

Allí fue decomisada la camioneta en la que se movilizaban los atacantes y 4 fusiles AK -47.

Un miembro del grupo Gaula que pidió no ser identificado, le dijo a Llano 7 días que, los delincuentes capturados manifestaron en principio que la camioneta vinotinto, en la que ellos se movilizaban cuando el enfrentamiento, escoltaba a otra camioneta de color azul en la que se transportaba 350 kilos de cocaina.

De acuerdo con el relato de la fuente, luego de superar esta situación reiniciaron su marcha hacia San Carlos de Guaroa para dirigirse a Villavicencio, y cuando llevaban una media hora de camino, en el sector conocido como Lomitas, en una curva donde hay cerros a lado y lado de la vía y matorrales, fueron emboscados por unos 100 hombres, que les disparaban con ametralladoras M-60, granadas de morteros MGL y fusiles.

Nos disparaban desde todos los lados, era fuego cruzado. El ataque duró dos horas y media es decir hasta las 5 de la tarde , narró el soldado.

Fuego cruzado Los uniformados una vez se percataron de donde venía el ataque, se dispersaron para responder al fuego y evitar que los agresores bajaran de los cerros hasta la carretera, porque ya había heridos, dijo el soldado sobreviviente Luego de salir de una curva se divisan unos cerros grandes a la izquierda, viniendo hacia San Carlos de Guaroa, y dos pequeños a la derecha, el ataque fue desde los cerros de la izquierda, es decir desde los grandes, dijo el soldado al describir el sitio.

Dos carros, en los cuales se movilizaban los detectives del DAS, alcanzaron a pasar, y luego sonaron los primeros disparos, contó la fuente. De allí lograron salir ilesos los detectives: Wilber Pulido Alba, José Quevedo Acosta y Númar Arboleda Ibarra, quienes en uno de los vehículos lograron llegar, a las siete de la noche, hasta San Carlos de Guaroa, y dieron aviso a la policía.

El carro donde se movilizaba el comandante del Gaula, mayor Juan Carlos Figueroa Escobar, un Chevrolet Trooper negro, fue el primero en recibir el ataque. El oficial murió dentro del vehículo, dijo el sobreviviente.

El sargento primero, Ricardo Guarnizo Cruz, quien había resultado herido en el primer enfrentamiento murió dos horas después en el sitio donde se produjo la emboscada.

La comisión del Gaula, se movilizaba en nueve vehículos, entre camiones, camperos y camionetas. Un campero Chevrolet Trooper de placa CHH 871 de Chía, fue incinerado por los atacantes.

Los vehículos quedaron dispersos en un área de unos 150 metros, al igual que los cuerpos de las víctimas. Algunos de los muertos perdieron la vida combatiendo, pero otros, especialmente los que no iban armados, murieron dentro de los vehículos.

Los automotores quedaron pinchados, impactados y los vidrios destrozados. En el sector se podían observar, gorras camufladas, partes de cuerpos, pedazos de uniforme y charcos de sangre.

Llega el apoyo De acuerdo con el relato del sobreviviente, hacia las 12 de la noche llegó a San Carlos un batallón de contraguerrilla de unos 60 hombres, en tres camiones y se dirigieron hacia la zona de los hechos, apoyados por aviones con bengalas, llegando al sitio a las 2 y 30 de la mañana, y desde esa hora se presentan operaciones de búsqueda de los delincuentes. Allí pasamos la noche con los muertos y heridos , dijo.

A las 8 y media del mismo sábado llegaron varios helicópteros M-I al sitio de la emboscada para recoger a los muertos y heridos, los cuales fueron llevados a Villavicencio y Santa Fe de Bogotá.

Entre tanto, los tres detectives del DAS que dieron aviso a las autoridades, regresaron a Villavicencio el sábado a las 8 de la mañana, luego de pernoctar en la estación de policía de San Carlos.

El Fiscal Regional Alejandro Agudelo Parra, Director de la Fiscalía Regional de Oriente, con sede en Villavicencio dijo que los hechos están en proceso de investigación por parte de la Fiscalía Regional de Oriente, y que no se puede suministrar información sobre si los atacantes fueron guerrilleros o paramilitares.

Reveló que las dos personas detenidas están a ordenes de la Fiscalía Regional de Oriente en Villavicencio, donde ya rindieron indagatoria.

Víctimas y heridos Según el boletín oficial de la séptima brigada: A las dos de la tarde del viernes 3 de octubre en la finca el Alcaraván, vereda Bajo Melúa, jurisdicción de San Martín (Meta), en cumplimiento de operaciones contra la norcosubversión, el grupo Gaula rural de Villavicencio, integrado por Ejército, Fiscalía DAS, dio de baja a cuatro bandoleros y capturó a dos más... Posteriormente y siendo aproximadamente las 4 de la tarde, el grupo Gaula fue emboscado por antisociales de la misma cuadrilla en la finca el Consuelo, vereda Brisas del Camoa municipio de San Martín.

Como consecuencia de esta acción se presentaron los siguientes resultados: Personas del Ejército asesinado: Mayor, Juan Carlos Figueroa Escobar, coordinador operativo del Grupo Gaula en Villavicencio; el sargento viceprimero, Ricardo Guarnizo Cruz; el soldado voluntario Artidoro Basallo; los soldados regulares: José Alfonso Arévalo, Aldier Castro Bernal y José Luis Castro Barón.

Resultaron heridos: el sargento segundo Otoniel Amaya López; el cabo primero Freddy Pinilla Correa; los soldados regulares José Campos Hernández, Misael Gómez Gualteros. Jimmy Jacobo Noguera, Jhonny Hernán Pacheco, Augusto Espinosa Ortiz y Gilberto Melo Reina.

El cabo Pinilla Correa y el soldado Gómez Gualteros, fueron trasladados a Bogotá, donde reciben atención médica.

Personal asesinado de la Fiscalía Regional de Oriente: El Fiscal Regional delegado ante el grupo Gaula, Carlos Degly Reyes Cortés y los investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI): José Noel Nossa, Aldemar Manchola y Fernando Vargas.

Personal heridos de la Fiscalía: los investigadores del CTI: Mario Alberto Cardona, Josibel Fernández, José Feliciano Romero y Luis Fernando Sierra Zambrano.

Personal asesinado del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS): el detective Otto Ruiz Pérez, (quien era el Coordinador de Policía Judicial de esta institución ante el Gaula).

Las identidades de los cuatro delincuentes muertos, no se conocen aún, mientras que las de los dos capturados son mantenidas en reserva.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.