Secciones
Síguenos en:
BORRACHO DESACTIVÓ DOS CARROS BOMBA

BORRACHO DESACTIVÓ DOS CARROS BOMBA

Estoy aburrido de esperar a que el Ejército venga a desactivar estos dos carros bomba , dijo Jesús Sánchez antes de irse a una tienda a tomar bola ei gancho , un aguardiente de alto grado de alcohol que en Norte de Santander destilan en alambiques caseros.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

"Estoy aburrido de esperar a que el Ejército venga a desactivar estos dos carros bomba", dijo Jesús Sánchez antes de irse a una tienda a tomar bola ei gancho , un aguardiente de alto grado de alcohol que en Norte de Santander destilan en alambiques caseros.

Sánchez buscó con el licor mitigar la ansiedad que tenía de llegar a Ocaña, pues el Eln le había retenido su vehículo, un Dodge Dart, y lo atravesó en la vía con otro carro que pasaba por el lugar. El problema de moverlos era que a cada uno los automotores les instalaron una caja de explosivos.

A medida que tomaba más trago la paciencia se le agotaba y a las 9 de la mañana de ayer ya estaba borracho, mientras en la zona todavía era una incertidumbre la llegada de los expertos antiexplosivos.

Sánchez, que se gana la vida transportando pasajeros, se cansó de esperar y armado con el valor que le dieron los tragos y sin más protección que su ropa trasnochada se dirigió hacia los vehículos, desatendiendo las voces de los lugareños.

"Eso no es nada del otro mundo, solo hay que bajar las cajas", respondió el borracho a las personas que le gritaban que si se quería morir. Los curiosos que estaban en lugar apenas se dieron cuenta que las palabras del hombre iban en serio salieron corriendo a buscar refugio.

Tambaleante, Sánchez llegó a los carros. En medio de su borrachera, inspeccionó a través de las ventanas su vehículo, abrió una puerta y sacó la bomba.

Como si la arriesgada acción fuera poco, encendió su carro y condujo hasta el lugar donde estaba el otro vehículo, del que también retiró la carga explosiva y la puso a un lado de la carretera.

Al finalizar el trabajo, el improvisado antiexplosivos no esperó los aplausos de los demás conductores detenidos en la vía sino que subió a su carro y se fue rumbo a Ocaña a pasar el guayabo.

El tinte de valentía de la acción de Sánchez se borró a las 10 de la mañana cuando uno de los artefactos que dejó abandonado explotó en las manos de Carlos Julio Jácome, de 45 años, un hombre que sufría de retardo mental y que presuntamente intentó manipular el explosivo.

"De él no quedaron sino pedacitos", manifestó un testigo del hecho, quien recordó al muerto como un hombre pacífico que se dedicaba a hacer los mandados del caserío.

En la tarde de ayer se desconocía la suerte de Sánchez y las autoridades lo buscaban por toda la provincia ocañera, pues corrió el rumor de que en su vehículo había quedado otra carga lista para explotar. Fuentes militares del Batallón Santander armaron operativos en la vía para detenerlo y prevenir otra tragedia.

En esa misma carretera, el grupo guerrillero abandonó otros dos presuntos carros bomba, un bus de Servicio público de Trasan y otro vehículo sin identificar.

Contrario a lo que ocurrió en este departamento, en Popayán, agentes de la Unidad de Antiexplosivos del DAS desactivaron ayer otro carro bomba, con 80 kilos de Superanfo, que fue abandonado por guerrilleros del Eln en un parqueadero del barrio Matamoros, en el norte de la ciudad.

En el Renault 4, de placas NDA 485, fueron hallados tres cilindros cargados con el poderoso explosivo. De ser detonada la carga no sólo se hubiera causado daño al almacén Ley sino al terminal de Transporte, el aeropuerto, el comando de Policía y a las viviendas de unas 500 familias de personal de esta institución. En la acción fueron capturadas cinco personas, cuya identidad se desconoce.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.