TOCA HOMENAJE A PLINIO

TOCA HOMENAJE A PLINIO

Toca asistir con el mayor agrado a Toca, pueblo natal de Plinio Mendoza Neira, al homenaje que a su memoria se le rinde esta semana. Fue él un querendón permanente de su bello pueblo. Además, un boyacense ejemplar y un colombiano notable. Entre los muchos atributos de la personalidad de Mendoza Neira, hay que destacar su increíble actividad. En esto parecía ser más paisa que boyacense. Y gracias a ella, organizó al liberalismo logrando grandes victorias electorales. Justo y oportuno recordar la invaluable colaboración de su primera esposa, Soledad García. Fue ella una de las primeras mujeres ejecutivas en Colombia, con un excelente sentido de la organización, lo cual le facilitó a Plinio su estupenda labor política.

24 de abril 1991 , 12:00 a.m.

En poco tiempo el prestigio del joven dirigente liberal boyacense lo convirtió en una de las grandes figuras nacionales. Su paso por la Contraloría General de la República fue más que fructífero, señalando pautas nuevas de control. Como ministro de Guerra, le dio a nuestro ejército una efectiva organización. Todo el país lo admiraba. Y si no hubiera sido por una injusta e inesperada zancadilla política realizada por algunos de sus propios copartidarios, Plinio Mendoza Neira hubiera sido un formidable jefe de Estado.

Otra faceta muy interesante de Plinio Mendoza fue su vocación periodística, que tuve la fortuna de apreciarla personalmente. Primero con el periódico Juventud Liberal que nos patrocinó Plinio a un grupo de estudiantes boyacenses, encabezados por Alberto Hernández Mora, Rafael Galán Medellín, Daniel Rivera Villate, Hernando Vargas Rubiano y Carlos A. Torres Acevedo. Años más tarde me designó Plinio gerente de su revista Sábado, una de las publicaciones más interesantes que se han editado en el país.

Era Plinio Mendoza un excepcional comunicador social. De ahí que sus hijos, Elvira, Soledad, Consuelo y Plinio Apuleyo hayan heredado el talento periodístico de su ilustre padre.

Y volviendo a la zancadilla contra Plinio Mendoza, cabe recordar que Jorge Eliécer Gaitán dejó su lecho de enfermo y como verdadero amigo se trasladó al recinto de la Cámara de Representantes, diciendo: Vengo a defender a un gran hombre, de una gran infamia .

Boyacá ha sido, por múltiples aspectos, muy de malas. La Presidencia de Colombia con Plinio Mendoza Neira hubiera sido altamente benéfica para el progreso nacional y a nuestro sufrido y olvidado Boyacá lo hubiera salvado. Toca pues, recordar en Toca, en Boyacá y en Colombia a uno de sus mejores hijos como lo fue Plinio Mendoza Neira.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.