ENCUENTRO CON EL MUNDO MAYA

ENCUENTRO CON EL MUNDO MAYA

Allí se percibe el eco milenario de la cultura maya. Entonces, la imaginación vuela y es posible sentir por instantes la presencia de hombres de mediana estatura que, vestidos con telas multicolores, construyeron majestuosas obras arquitectónicas que el mundo contemporáneo no termina de admirar. Se trata de las imponentes edificaciones de Tikal (Guatemala), la ciudad maya más grande conocida hasta el momento, ubicada en el corazón del Petén, uno de los 22 departamentos del país.

10 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Según estudios realizados, esta ciudad floreció durante los siglos III y y IV de la era cristiana y fue lo que significó Atenas para el Viejo Mundo: la cuna de una civilización.

Su desaparición, al igual que la técnica empleada en sus construcciones, continúa siendo un misterio para arqueólogos e historiadores.

En 1979 la Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad, pero desde antes su grandeza ya era conocida. Arqueólogos y turistas viajaban para conocer los monumentos que se elevan en 576 kilómetros cuadrados.

Ellos, al igual que los viajeros que hoy la visitan, tuvieron que realizar una larga travesía, puesto que los vestigos de la cultura maya están en medio de la espesa vegetación.

Para hacer realidad este encuentro con la historia, el viajero debe hacer un recorrido desde Ciudad de Guatemala, la capital del país, hasta Santa Elena. El viaje se puede hacer en autobús y demora cerca de 12 horas, o a través de los servicios diarios de las aerolíneas que tardan 55 minutos.

Una vez en Santa Elena, se debe realizar un viaje por tierra de una hora hasta el Parque Nacional Tikal, donde se inicia una caminata de media hora que concluye en la plaza principal donde construcciones, al parecer de origen religioso, dan muestra de la cultura de quienes la habitaron.

Por toda la zona se observan templos y palacios que alcanzan los setenta metros de alto, al igual que estelas y estructuras decoradas.

Algunas investigaciones concluyen que entre los años 200 a.C. y 869 d.C., los pobladores de Tikal alcanzaron un notable desarrollo urbanístico y arquitectónico. Así mismo, lograron grandes avances en matemáticas, astronomía y artes.

Un ejemplo de ello lo constituyen sus monumentos y epigrafías, que han permitido conocer muchos aspectos de la historia y de los gobernantes de Tikal.

Otras ciudades El encuentro con el mundo maya es toda una aventura. Caminos en medio del follaje dirigen a los visitantes a una inolvidable cita con el pasado guatemalteco.

Uno de ellos conduce a Uaxatacún, localizado a 24 kilómetros de Tikal. Esta ciudad aún conserva muestras de su antiguo esplendor, como el observatorio astronómico donde los mayas comenzaron estudios de esta ciencia.

También en el Petén se encuentran Yaxhá y Topoxte, construidas alrededor de los lagos que existen en este departamento.

La primera posee plazas y acrópolis que se comunican entre sí por calzadas. La segunda, es una ciudad del posclásico, que fue abandonada en 1697 cuando los indígenas itzaes fueron conquistados por los españoles.

A 50 kilómetros de Tikal, El Naranjo hace su aparición. Allí, además de las estelas, que cuentan con valiosas informaciones de la civilización maya, se aprecian dos importantes monumentos: una escalinata con jeroglíficos y una cancha de pelota.

El Mirador es otra de las atracciones de la ruta arqueológica. Este sitio, a sólo siete kilómeros de la frontera con México, posee la mayor cantidad de edificaciones encontradas hasta la fecha.

DATOS VITALES TRANSPORTE: Bogotá-Guatemala: US$ 360, ida y regreso.

ALOJAMIENTO Plan: Ruta arqueológica. Número de días: 5. Sitios de visita: Ciudad de Guatemala, Tikal y otras ciudades mayas. Incluye: alojamiento, tiquete Ciudad de Guatemala-Flores-Ciudad de Guatemala y traslados. Valor: US$ 750; hotel de primera; hotel turista U$ 650.

QUE COMPRAR Textiles, tallas en madera, joyas de plata y jade, máscaras y otros artículos artesanales.

QUE COMER En ruta arqueológica predomina la comida de ancestro maya. Son platos a base de agutí (mamífero de la familia de los roedores), pescados y pavo petenero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.