Secciones
Síguenos en:
LEOPARDOS DIO EL GRAN SALTO

LEOPARDOS DIO EL GRAN SALTO

Faltaban 3 minutos y 8 segundos para el final del partido y de la serie semifinal. El gringo Cornelius Holden, de Leopardos, tenía la pelota en su dominio. Ganaban por un punto a Piratas. Y en centésimas de segundo, en un descuido, apareció por detrás John Giraldo, el cerebro del equipo bogotano, para robarle la bola, correr con la única compañía de su sombra y marcar la cesta. Se iban en ventaja los de Bogotá. Los pocos hinchas capitalinos presentes en el coliseo Vicente Díaz Romero saltaron de sus puestos. Carlos Parra, el entrenador local, se tomó la cabeza con las dos manos. No lo podía creer. Miró al piso y apretó los dientes más fuerte que nunca. Parecía que el gran trabajo del sanandresano Víctor Lever y de McGother Irving, el otro estadounidense del equipo, se iba al piso.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Pero el sueño de Piratas rápidamente se esfumó. En seguida vino un lanzamiento triple de Lever (lejos, pero muy lejos el mejor de los búcaros). Corey Albano quiso hacer lo mismo, pero la pelota no quiso entrar. Y en un rapidísimo contraataque llegó otra cesta de Holman Amaya para poner el orden en la casa.

En esta jugada se puede resumir esta serie semifinal: una lucha sola, desesperada, casi que titánica de John Giraldo, el más pequeño de los jugadores, pero el más grande de talento. Y como sucedió en los tres últimos partidos, no le alcanzó. Aunque desequilibró en jugadas individuales, aunque sacó a a relucir su experiencia en partidos bajo presión, no pudo.

Al final el partido terminó 105-100 a favor de los locales.

Leopardos hizo honor a su nombre: sacó las garras en los momentos precisos, acechó a su presa y metió un fenomenal salto para conseguir lo imposible: remontar una mal comienzo con dos derrotas y conseguir tres victorias seguidas en casa para lograr su tiquete a la final de la Copa Costeñita Profesional de Baloncesto. Ahora tendrá que vérselas desde el viernes contra Caimanes de Barranquilla por el título en esta temporada.

Y Piratas? Desde que llegó a Bucaramanga, Piratas no tuvo el mejor ambiente en este tipo de finales.

El muy dudoso arbitraje del primer partido y el de anoche, donde los jueces no pitaban faltas ofensivas de Leopardos, hizo que el técnico cartagenero José Tapias cazara una pelea permanente con los hombres de gris.

Y de inmediato la tribuna anoche presenciaron el juego 4.500 aficionados se le iba encima. A este hecho se le suma que el locutor oficial del coliseo, en pleno partido, dijera que los bogotanos, con micrófono en mano, eran los culpables que ese último encuentro fuera simultáneo con el de fútbol (entre Bucaramanga y Millos).

Para rematar, una papayera local se ubicó detrás de la banca bogotana y cuando Tapias pedía tiempo o finalizaba un período, comenzaba el bullicio que impedía escuchar a Piratas lo que su técnico les decía. Y hubo más.

Un camarógrafo contratado por el equipo no pudo realizar su trabajo y sin ninguna justificación fue sacado de la cancha por la policía.

Pero estos inconvenientes no sirven de excusa para la derrota de Piratas. Quedó demostrado que el equipo no tiene una buena banca de suplentes, por lo que los gringos Odom y Albano siempre se cansaron cuando los juegos iban por la mitad. Y así, Giraldo siempre quedó luchando solo.

Cuando sonó la chicharra, Irving y Holden abrazaron a Super John en un lindo gesto de admiración. Pero no. Ni Giraldo ni Tapias pudieron con la reacción de Leopardos. Esta vez, su presa fueron Piratas.

Leyenda foto: CARLOS PARRA, técnico de Leopardos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.