BURBUJAS, EL SECRETO FRANCÉS

BURBUJAS, EL SECRETO FRANCÉS

Las guerras aporrearon la región. Las tropas inglesas se tomaban la antigua provincia francesa que comprendía los departamentos de Marne, Ardenas, Alto Marne y Aube. Las batallas de invierno y de otoño dejaban reservas intensamente bombardeadas. Pero lo más grave era que tras el intento de aniquilar a Napoleón, quedaban saqueadas las bodegas de Madame Clicquot. La suave bebida, se esfumaba en la sed de los soldados que invadieron Champaña. Esa antigua provincia que le dio vida a las pequeñas burbujas que suben, bajan y se deslizan. Acarician el cristal y llegan hasta el borde para picotear la nariz, en un ejercicio que por más de dos siglos a dado fama a la región francesa.

09 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

Hoy Champaña, con todo su historial de guerras y combates, no es otra cosa que el más espumoso vino, fruto de la vid cultivada a doscientos kilómetros al nordeste de París.

Champaña, que encontró su gloria en plenitud del siglo XIX, cuenta con aproximadamente 18 mil hectáreas en las que actualmente se continúan produciendo uvas. Los frutos proceden de tres cepas nobles: Pinot noir (cuerpo y vigor del vino), Pinot meunier (empaque y longevidad) y Chardonay (ligereza, elegancia y frescura).

Cada viñedo da su primer fruto a los cuatro años y cuenta con treinta años de vida, durante los cuales produce el zumo que ha inspirado a quienes podríamos llamar los grandes de las burbujas , inolvidables personajes como Moet, Mumm, Clicquot y Taittinger. Todo un cuento! Pese a todos los contratiempos y a las oposiciones como la del Emperador Dominico, quien promulgó un edicto que prohibía cultivar las viñas en las Galias para aumentar así la producción del trigo, la bebida siempre a encontrado benefactores como Marco Aurelio Probo, sabio gobernante, quien protegió el cultivo de los viñedos de Champaña, elevó un templo a Baco en Reims (hoy industria de champaña) y allí mismo erigió un esplendoroso Arco Triunfal a Marte con escenas de la vendimia cosechas de uvas.

Posteriormente los francos se instalaron en el territorio, desarrollaron una inteligente elaboración de champaña, y luego, durante siglos, los cenobios fueron dueños de los mejores viñedos y los monjes obtenían vinos de gran calidad.

Estos últimos fueron habilísimos vinateros con grandes y productivos viñedos, en los que se daban gigantescas cosechas a pesar de los rústicos métodos de cultivo. Los monjes roceaban con agua bendita para combatir las enfermedades de las plantas, realizaban conjuros contra la peste y procesiones para alejar el granizo.

Este vino tan preciado no era en aquellos tiempos, el exquisito e insuperable champaña de nuestros días. En la Edad Media el vino de Champaña era fuerte y se solía mezclar con agua. Un toque de sabiduría Quizás esta bebida jamás hubiera llegado a ser famosa, de no ser por el monje bodeguario, Dom Pérignon, de quien lo único que se conserva es la fe de bautismo, fechada el 5 de enero de 1639 y los secretos de su talentosa labor. Pérignon fue un experto vinícola y catador sensibilísimo que dedicó al vino horas y horas de estudio.

Su ocupación no fue otra que la de estar al tanto de las bodegas de Hautvillers, oficio que le otorgó la autoridad suficiente en lo que a la champaña se refiere, ya que este monasterio poseía los vinos más cotizados de Francia.

Desde entonces el bodeguero gozó de tal prestigio que la gente comenzó a pedir los vinos de Pérignon. Fama que está latente en las botellas que hoy contienen el preciado licor bajo la etiqueta de Dom Pérignon.

De este genio vinícola quedaron además dos exitosas ideas: preparar el vino con zumo de uvas procedentes de dos o más viñedos y sellar las botellas con tapón de corcho que permite un cierre hermético para la segunda fermentación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.