MANUEL TEODORO BERMUDEZ.

MANUEL TEODORO BERMUDEZ.

No le importa tanto el qué sino el cómo. Lo aprendió de su abuelo, y se volvió así, perfeccionista y disciplinado. Lo del periodismo, en cambio, fue una decisión sólo suya. Lo estudió en la Universidad de Miami y lo empezó a ejercer en El Huracán. Como estudiante hizo teatro y representó papeles de latinos. De malo hizo en El poder y la gloria, de Greene.

08 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

Para darse gusto y porque conocer culturas es una constante suya, enseñó inglés en Miami y en Madrid. Este estadounidense, nacido en Nueva Orleans hace 30 años, sabe bien los idiomas de sus padres: el español de su madre colombiana y el tagalog de su padre filipino. En esas islas vivió sus primeros 16 años. Luego, fue presentador de la cadena RPN9 y corresponsal, en Asia, de la cadena de televisión Univisión. Es el nuevo corresponsal para Suramérica de la CNN, con sede en Bogotá, en el servicio en inglés.

Colombia no le resulta extraña: en Bogotá terminó el bachillerato. Vivía en una finca y con los trabajadores perfeccionó el español negociando palabras: por ejemplo, horse por papayuela, boy por papa criolla. Claro que para leer a Pablo Neruda necesita diccionario.

Aquí ha estado, de asistente de producción, en hechos como la toma del Palacio de Justicia, la catástrofe de Armero, el asesinato de Galán... Su nota sobre Guatavita (Cundinamarca) fue la primera que sacó en pantalla.

Como todos, también la ha embarrado. Transmitiendo en directo el accidente del vuelo 052 de Avianca en Nueva York salió haciendo muecas y preguntando cuándo iba a estar al aire: el intercomunicador no tenía retorno.

Interpretar y contextualizar es su fin periodístico. Por eso, intenta palpar lo sociocultural de los sitios que visita. De Medellín se le oye decir que es como una quinceañera inteligente y hermosa con pulmonía, porque sí tiene cura.

El ex marino Manuel Teodoro Bermúdez es un afiebrado al cine: un fin de semana puede ver ocho películas. Y un amante de la música caribeña, aunque su pareja suele salir defraudada: baila regular. Así es que para mantener esa contextura atlética juega baloncesto y bucea.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.