Secciones
Síguenos en:
VICENTE FOX PERDIÓ EL AÑO

VICENTE FOX PERDIÓ EL AÑO

Si alguien pidiera calificar con una palabra el primer año de gobierno de Vicente Fox, esa palabra sería desencanto.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de diciembre 2001 , 12:00 a. m.

Si alguien pidiera calificar con una palabra el primer año de gobierno de Vicente Fox, esa palabra sería desencanto.

La histórica derrota que le propinó el ex presidente de Coca Cola, al Partido Revolucionario Institucional (PRI), el más poderoso de América Latina, provocó el año pasado un entusiasmo de unas dimensiones solo comparables con el tamaño de la desilusión que hoy ronda entre la opinión por la falta de resultados.

Ninguna de las siete reformas modulares que prometió ha podido avanzar.

La propuesta de reformar el aparato político montado por el PRI en 71 años de hegemonía, quedó bloqueada por la falta de respaldo en el Parlamento, incluso de algunos de sus partidarios.

Las promesas de crecer siete por ciento, de 700.000 puestos de trabajo y del combate a la pobreza también se esfumaron por la recesión en E.U..

Para el gobernador de Yucatán, Patricio Patrón, del partido de Fox (el PAN) él incurrió en el error de no comunicar a los mexicanos en qué situación recibía al país y prometió lo que era imposible de cumplir .

Otros lo acusan de resistirse a destapar el pasado. El historiador José Antonio Crespo dijo a la revista Proceso: Fox no se ve dispuesto a desenterrar los esqueletos del narcotráfico, las complicidades políticas y militares que explican la creciente fuerza de los carteles, para no desatar una cacería de brujas .

230.000 nuevos desempleados.

Fox continuó la política de los gobiernos priístas de bajar inflación, disciplina fiscal y aliento a la inversión extranjera, pero en el intento provocó la pérdida de 230.000 empleos, según el Instituto Mexicano de Seguridad Social.

Pero no todo ha sido malo. Por primera vez en 20 años, los salarios (entre los diez más bajos del mundo) tuvieron aumentos por encima de la inflación. Según un comentario del economista Jonathan Heat, en el diario Reforma, lo que pasó este año hubiera pasado con el presidente que fuera. Los efectos de la desaceleración en E.U. son evidentes en México por la alta dependencia pero además porque no hay una política que modere el retroceso .

La paz se alejó.

Los 15 minutos de gloria pasaron demasiado pronto para el Presidente en relación con el levantamiento zapatista. En su posesión Fox anunció que serán las acciones, no las palabras huecas el eje vertebral de una nueva política que conduzca a la paz .

Fox empezó cumpliendo. Ordenó el retiro militar en 259 posiciones en la zona del conflicto, una exigencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (Ezln). Permitió el zapatour y logró lo que el PRI jamás aprobó: la presencia en el Congreso de líderes guerrilleros.

Sin embargo, 12 meses después, el Ezln se encuentra aislado en las montañas tras el fracaso de la Ley de Derechos Indígenas que, a pesar del esfuerzo de Fox, el Congreso echó para atrás. Para el Subcomandante Marcos fue una burla y desde entonces no ha mostrado intenciones de reanudar los diálogos.

Impunidad e inseguridad.

Fox no ha cumplido la promesa de garantizar la seguridad. Así lo demuestra el grado de impunidad del 92 por ciento; los 14,6 delitos por cada mil habitantes, casi el doble del estándar internacional; el crecimiento de los secuestros (en cuatro meses de este año se contabilizaron 150 frente a 190 de todo el año 2000); el asesinato de una abogada defensora de derechos humanos y de dos jueces.

Tampoco logró desterrar la corrupción. Tanto el procurador general, Rafael Macedo, como el secretario de Seguridad, Alejandro Gertz han aceptado la existencia de abusos y deshonestidad en sus instituciones. Los mexicanos han pagado más de 40.000 millones de pesos para construir un sistema de seguridad pública que aún no funciona. Un ejemplo, es que no existe un registro nacional de huellas dactilares de delincuentes.

Bien en el extranjero.

La intensa presencia de Fox en el exterior favoreció la imagen del nuevo gobierno. Políticos y analistas confían en que ésta se refleje no sólo en una mejor relación con otras naciones, sino en un incremento de inversiones extranjeras.

El Presidente logró anotarse un hit al conseguir un asiento para México en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pero vio frustradas sus esperanzas por alcanzar un acuerdo migratorio con E.U. en el corto plazo por culpa de los atentados terroristas del 11 de septiembre, justo cuando Fox empezaba captar el interés de Washington en el tema.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.