CRISIS CARCELARIA:

CRISIS CARCELARIA:

10 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

La difícil situación de la Cárcel Distrital de San Diego se hizo ayer más patética con la renuncia de su director, Pedro Romero Rincón, y la amenaza de los proveedores de alimentos de no suministrar los víveres si no le pagan los dos meses atrasados. Romero renunció irrevocablemente ante la falta de apoyo al centro carcelario. La situación es tan difícil que los 170 reclusos (hombres y mujeres) tienen que ser trasladados en carro particular a hospitales, fiscalías o inspecciones de policía. De su sueldo, Romero pagaba la correspondencia, los daños en las tuberías, cambios de bombillas y otros gastos. La cárcel tiene un presupuesto de cien millones de pesos, sin embargo, hasta el momento no se ha desembolsado un peso. El gobierno distrital se comprometió a tomar hoy las medidas necesarias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.