Secciones
Síguenos en:
QUÉ HAY EN PROGRAMAS PARA ESCRIBIR

QUÉ HAY EN PROGRAMAS PARA ESCRIBIR

Esta es la séptima vez que redacto los párrafos iniciales de este artículo. Si me estuviera valiendo de una máquina de escribir común y corriente, con la cantidad de papel desperdiciado habría consumado una pequeña catástrofe ecológica. Consume tiempo y es desalentador hacer cambios en un documento o escrito que se encuentra ya sobre una hoja de papel. Por algo se llama copia dura. El procesamiento de palabras no es un simple lujo: me es indispensable por mi oficio de escritor. Al introducir palabras en mi computador es como si a cada página le aplicara una cubierta de teflón. Puedo escogerlas y trasladarlas a donde quiera, una por una o muchas al tiempo. Así puedo escribir lo que me salga, en un comienzo, según vayan fluyendo mis ideas: después organizo y redacto mejor mi primer borrador.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
08 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

Lo que digo a continuación se funda en mi experiencia.

Al sentarnos a trabajar en este artículo, mi editor y yo lo dividimos en seis secciones: negocios, ficción, periodismo, guiones, escritos académicos y técnicos.

Al cabo de 15 años como redactor y editor, he trabajado en todos estos asuntos, y sigo haciéndolo. Tengo mucha práctica en la manipulación del teclado de mi computador y afirmo honradamente que sin mi procesador de palabras no me podría ganar la vida.

Diferentes clases de escritos exigen diversas clases de elementos y capacidades para procesamiento de palabras. Claro está que las distinciones que suelen hacerse entre categorías de escritos no son propiamente límites estrictos sino guías de trabajo. Usted de pronto necesite incorporar imágenes escanográficas en un tratado académico, o incluir un cuadro de varias columnas en la novela que está escribiendo.

Es donde más se utilizan los computadores y procesadores de palabras. Echémosles un vistazo a las necesidades en este campo y veamos qué instrumentos se pueden requerir.

Correspondencia. Si quiere escribir cartas personalizadas, le basta un procesador muy sencillo. Me inclino por Professional Write y Q&A Write en computadores MS-DOS y por WriteNow 2.0 en Mac.

Por lo general, las cartas de negocios son rutinarias en redacción y presentación: saludo cortés y breve; agradecimiento al lector por manifestarse interesado en nuestro producto ; nombre y dirección de los representantes de ventas regionale sy de las sucursales; cierre tan breve y tan cortés como el saludo; e inclusión en una llamativa cubierta. Un procesador de palabras adecuado despacha esta correspondencia en un abrir y cerrar de ojos.

Los macros son utilísimos. Automatizan las partes que se repiten de ordinario asignando texto y hasta párrafos completos a una sola combinación en el teclado (como Alt-Fl para la primera parte de una carta de promoción de ventas). Usted puede asignar a los Macros párrafos estándar para los productos que su empresa ofrece o elabora. También es factible tener macros independientes según las necesidades de cada regional o sucursal. Se acuñan igualmente el cierre, con su nombre y título: Agradezco su atención a la presente. Fulano de Tal, gerente . Esta correspondencia se elabora al instante.

Si Ud. necesita despachar correspondencia en grandes cantidades, entonces tiene que utilizar una capacidad conjunta de correo. No es este un recurso para escribir per se , pero permite dirigir nombres, direcciones y muchos otros datos por canales predeterminados, en formatos de carta.

Lo más frecuente en este proceso es que está previsto hasta el más mínimo detalle: se hace un formato de carta con blancos para llenar, con los datos correspondientes, que también se suministran: el procesador se encarga de llenar los blancos con los datos requeridos.

Para no mecanizar exageradamente este tipo de correspondencia, hay campos especiales en que el programa se detiene para que el usuario haga la variación que necesite.

Hoja de datos. Las cartas y documentos de negocios extraen los datos, por lo general, de extensas hojas de trabajo preestablecidas (apreadsheet). Se pueden insertar segmentos de tales hojas en la mayoría de procesadores, como archivos ASCII.

Si se usan con frecuencia los datos de la hoja, o si las cifras cambian constantemente, entonces se puede apelar a un procesador con capacidad de hoja de trabajo incorporada. Manuscript Lotus, por ejemplo, y las versiones Word Microsoft de MS-DOS y de Macintosh, permiten incluir en sus documentos hojas parciales o completas. Si la hoja de datos cambia, actualizarla en la sección correspondiente del documento es cuestión de segundos. Basta con emitir una orden.

Presentación consistente. Las propuestas y licitaciones, los informes y documentos semejantes deben ser perfectamente legibles, correctos y exactos. Hay que lucir bien para causar buena impresión. Deben, así, acuñarse títulos, subtítulos y aspectos claves.

A veces hay que incluir cuadros o ilustraciones. Si Usted tiene acceso a un impresor con tipos de diversas fuentes (ideal un impresor láser) puede estructurar mejor su informe y darle relieves. Márgenes y tipos pueden disponerse de antemano. Además, hay que interpretar el gusto y el estilo del cliente. Debra Rienstra, escritora independiente que trata temas relacionados con el mundo de los negocios, trabaja con un Macintosh SE y Word 4.0, con excelentes resultados.

Gramática y estilo. Es posible que el usuario no muy seguro en estas cuestiones quiera utilizar un programa especial. Pero este tipo de programas es todavía de utilidad muy limitada. Hay cosas aceptables, como Grammatik III o Gramática Correcta : pero únicamente pueden ayudar en lo relativo a puntuación y concordancia entre verbo y sujeto. En definitiva, es el usuario quien decide si una oración está bien escrita, o no. Lo mejor, en todo caso, es proveerse de buenos diccionarios y de prácticos textos de gramática y redacción.

Matemáticas. Es sumamente útil que ele procesador tenga incorporada una capacidad matemática, aunque no sea sino de carácter aritmético elemental. Esto es suficiente para cálculos sencillos, como ocurre con las calculadoras de bolsillo. Ficción La principal consideración en esto es la sencillez. Se necesita una pantalla clara, teclas para mover los cursores, que sean fáciles de recordar, y funcionamiento intuitivo, que no interfiera el flujo de las ideas.

Thesaurus. Un aditamento para el procesador de palabras, que me parece muy útil para bosquejar una prosa irreprochable, es un Thesaurus controlado por un computador. El Thesaurus recoge palabras o información sobre determinado asunto, así como sinónimos. El favorito es Word Finder ( Rastreador de Palabras ), fuente de referencias inmejorable. Se halla incorporado a varios procesadores de palabras (como SyWrite III Plus y Word). También se encuentra como servicio aparte en MS-DOS y Macintoch. Y existe el Big Thesaurus, para Mac.

Escritura básica. Micaela Muntean, autora de libros para niños, utilizó un procesador hace algunos años, pero no le agradó. Dice: Era uno de esos aparatos del comienzo, con horribles pantallas verdes: me producía dolor de cabeza . Micaela se siente ahora plenamente satisfecha con un WordPerfect, en un computador compatible, con dispositivo para disco duro y un impresor HP Laser-Jet Series II. Como otros autores de ficción, se concentra simplemente en lo fundamental, en la redacción o escritura básica. Lo demás: borrar, añadir, trasponer, lo hace después; todo esto se lo permite su procesador, que es una máquina de escribir magnificada.

Periodismo. He disparado artículos de última hora en mi Tandy 100 portátil, en el que confío plenamente. Tiene incorporado un software para procesador de palabras con carácter-10, pantalla de 8 líneas y algunas teclas para movimientos básicos con cursor. Pero trato de hacer más expedito mi trabajo con algunos elementos adicionales.

Me han sido de especial utilidad un rastreador automático de ortografía y un Thesaurus manejado por computador. Estos elementos me permiten cumplir y entregar mis artículos y colaboraciones en los angustiosos plazos que fijan los periódicos.

Ventanas. Un rasgo casi esotérico, pero de mucha utilidad: ventanas múltiples para diversos documentos, o para diferentes partes del mismo documento. Muchos procesadores de palabras permiten elaborar ventanillas sobre la pantalla, que se pueden agrandar al máximo que ésta admita, así como reducir de nuevo valiéndose del ratón.

Otros programas tienen técnicas mixtas: también permiten utilizar pantallas ocupadas en su totalidad con múltiples documentos. Así, la consulta es instantánea. Hace poco hice entrevistas por teléfono y las grabé en varias ventanas: al redactar mi artículo, cuando quería insertar algo de lo dicho por mis interlocutores, resaltaba en la ventanilla correspondiente lo que me interesaba, cortaba esa parte y la incluía en el texto. Lo mejor para esto es SprintSamrtWare II, procesador con el que abre 35 ventanillas en la pantalla (pero el programa puede controlar más de 50 ventanillas).

Contador de palabras. Una bendición para los periodistas, a quienes generalmente se asigna determinado espacio. Word 4.0, para Mac, cuenta caracteres, líneas, palabras y párrafos, en cualquier combinación. Guiones Los productores tienen las más diversas preferencias, pero hay dos estructuras básicas. En una, para guiones teatrales, los nombres de los personajes y las instrucciones escénicas aparecen al centro, y los diálogos van debajo. En la otra, para television y cine, hay dos columnas de texto: al lado izquierdo están los nombres de los personajes y las instrucciones del director de escena; al lado derecho se halla el diálogo.

Dos formatos. El primero es fácil de manejar cuando el procesador tiene capacidades macro. Buenas alternativas para trabajar con columnas lado a lado son Word y WordPerfect Microsoft, en computadores MS-DOS y Macintosh. Me parece que el mejor es Word 4.0, para Mac, por sus nuevas capacidades para tablas.

Ratón. Aunque no soy muy aficioando al ratón para la mayoría de mis escritos, resulta mucho más rápido que manipular cursor desde el teclado. Todo procesador Mac tiene ratón, pero es algo especial en el mundo del MS-DOS. Word 5.0 brinda excelente control incorporado de ratón, lo mismo que Amí . Académicos Un buen diseño es definitivo en un escrito académico.

Formato. Los encabezamientos deben estilizarse con mayúsculas, negrita, y hasta con tipos diferentes. Las citas deben ir en bastardilla, o tienen que subrayarse, dejando espacios o sangrías al margen derecho y al izquierdo. Valiéndose de un menú, se aplica un estilo a un bloque de texto, y este queda formalizado con las especificaciones escogidas. Word (MS-DOS y Macintosh) así como WordPerfect (MS-DOS únicamente) sirven para crear hojas completamente estilizadas. Estas sirven para las diversas áreas de estudio o investigación.

Notas de pie de página. Los escritos académicos requieren extensas notas de pie de página. Los procesadores con esta capacidad vinculan la referencia en el cuerpo del texto con la nota abajo. Las notas van quedando en su lugar a medida que se escribe: ya sea abajo, como se ha dicho, o al final del escrito o capítulo correspondiente. Las notas van quedando numeradas automáticamente. Y la llamada se señala con asterisco o cruz. Si alguien quiere dejar definiciones al pie de la página y referencias bibliográficas al fin del escrito, puede utilizar WordPerfect 5.0, Sprint, o Manuscript 2.1 de Lotus. Técnicos En términos generales, la escritura técnica tiene que ver con documentos que explican qué es o cómo se hace algo, desde la forma como se utiliza un electrodoméstico hasta la manera de soldar el fuselaje de un avión. Lo que distingue, principalmente, a los escritores técnicos de los académicos es que aquellos utilizan más gráficos, cartas y tablas.

Gráficos. Un programa Macintosh le permite recortar y pegar ilustraciones en su documetno gracias al Clipboard del sistema. WordPerfect brinda rasgos muy sofisticados, lo mismo que Word y Manuscript. En la categoría MS-DOS, los procesadores trabajan en un medio gráfico: Windows Microsoft o GEM de DRI. El mejor programa de este grupo es Amí , que permite crear marcos (áreas rectangulares que contienen imágenes importadas de varios programas gráficos) dentro del documento.

Formatos de columnas múltiples. Muchos procesadores incorporan gran variedad de rasgos encaminados a producir documentos muy detallados, con columnas múltiples, tales como soporte impresor láser, guiones automáticos (para justificación del texto) y la capacidad de incorporar ilustraciones. Los Mac elaboran página de ensayo; para los computadores MS-DOS, este rasgo se consigue en WordPerfect, Word, WordStar 5.5 y Professional Write.

Tablas en el texto. Además del novedoso rasgo de tablas de Word 4.0 para Mac. que mencioné antes, Nota Bene y XyWrite III Plus ofrecen dispositivos similares, aunque no tan fáciles de usar, para computadores MS-DOS.

Indice y tabla de contenido. Se sigue el documetno y se insertan etiquetas que no imprimen para indicar las partes del texto que se quiere incorporar en la tabla de contenido o en el índice. WordPerfect 5.0 y PC-Write hacen muy fácil el trabajo: en un archivo separan las palabras que se quiere incluir en el índice.

(Versión de H-O y Computing, por Luis E. Guarín G.)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.