CONDENA A NACIÓN POR ASESINATO DE PARDO LEAL

CONDENA A NACIÓN POR ASESINATO DE PARDO LEAL

El 11 de octubre de 1987, el entonces presidente de la Unión Patriótica (UP) Jaime Pardo Leal regresaba a Bogotá en compañía de su esposa y dos de su hijos luego de pasar un fin de semana en su finca en La Mesa (Cundinamarca). JAIME PARDO LEAL, dirigente asesinado

01 de noviembre 1997 , 12:00 a.m.

A la altura de la vereda Patio Bonito, municipio de Tena, el campero en que se movilizaba la familia Pardo fue interceptado: sujetos dispararon contra el dirigente político y luego emprendieron la fuga.

Ayer, más de diez años después del asesinato, el Consejo de Estado ordenó a la Nación (Policía Nacional) indemnizar a la viuda e hijos de Pardo Leal, ex magistrado del Tribunal Superior de Bogotá.

Los consejeros concluyeron que el Estado no le brindó suficiente protección a Pardo Leal, pese a las amenazas que existían contra su vida.

La falla del servicio consistió, en esencia, en la falta de escoltas.

La decisión la adoptó la Sección Tercera del Consejo de Estado al aceptar una demanda presentada por la viuda e hijos del dirigente político. La sentencia la proyectó el consejero Ricardo Hoyos.

Hoyos explicó ayer a EL TIEMPO que el Estado debe ofrecer protección, en especial, en los casos en que se trata de altos funcionarios y personas sometidas a riesgos .

La sentencia del Consejo de Estado se produjo al revocar una providencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

En su reclamo contra la Nación, Gloria Flórez de Pardo, viuda del dirigente, dijo que su esposo prácticamente no tenía protección.

En su condición de dirigente político explicó en su demanda había hecho graves y objetivas denuncias en contra de malos manejos de la cosa pública, arbitrariedades de las autoridades, intromisión de potencias extranjeras, grupos de sicarios y paramilitares y actividades de ciertos organismos existentes en Colombia.

Por esas razones venía siendo objeto de graves amenazas en contra de su vida, las cuales denunció públicamente y puso en conocimiento de las autoridades y del propio Presidente de la República .

Tras el asesinato de Pardo Leal, las investigaciones concluyeron en que Gonzalo Rodríguez Gacha, El Mexicano , había ordenado a William Infante, uno de sus hombres de confianza, contratar a seis sicarios más para pagarles a cada uno de ellos 30 millones de pesos por el homicidio.

Sin embargo, y luego de una cadena de amenazas y sustituciones de jueces, el Juzgado Cuarto Superior de Bogotá declaró inocentes a Rodríguez Gacha y a otros tres sospechosos, argumentando falta de pruebas.

El Juzgado, sin embargo, declaró culpables y condenó a prisión a los hermanos William y Jaime Infante y a Beyer Yesid Barrera Ramírez.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.