Secciones
Síguenos en:
A REPLANTEAR SU MISIÓN!

A REPLANTEAR SU MISIÓN!

Hoy se celebra en todo el continente el Día Panamericano del Médico. En Colombia, los motivos para celebrar no son muchos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Si bien es cierto que la Ley 100 o Ley de Seguridad Social trajo grandes beneficios a la mayoría de la población colombiana que hoy tienen un mayor acceso a los servicios de salud no es menos cierto que ha puesto en una difícil situación a los profesionales de la salud.

La razón? Los vacíos que dejó la normatividad y el hecho de haya sido una ley que no fue concertada con el cuerpo médico del país. Así mismo, el carácter mercantilista de la atención en salud, que en opinión de muchos profesionales de la medicina, ha degradado la profesión médica en Colombia.

Hoy en día los médicos nos hemos proletarizado. Dependemos de un empleo en un hospital público o en el Seguro Social, de un contrato de servicios o del trabajo que nos de una EPS (Empresa Promotora de Salud) con tarifas irrisorias , afirma Herman Redondo, representante de los profesionales de la salud en el Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud.

Para él, el problema es que la salud se ha mercantilizado. Las teorías del mercado no son aplicables en salud, porque la salud no es una mercancía sino un servicio social .

Los médicos hoy dependen de una Institución Prestadora de Servicios de salud (IPS), que en muchos casos está subordinada a una EPS, donde la racionalización se costos se impone como un criterio prioritario para la prestación de los servicios.

A sus espaldas Para muchos, esto es consecuencia de que la Ley no haya tenido en cuenta la opinión de los médicos. La Ley 100 fue hecha a espaldas de los médicos, no los tuvo en cuenta. Fue redactada con criterios economicistas y no humanistas, y la salud es un tema muy humano , sostiene Redondo.

Otros como María Claudia García, presidenta de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC), piensa que lo importante es trabajar conjuntamente para que todos salgan beneficiados.

Tenemos que pensar integralmente en el sistema, en que todos los colombianos tengan acceso a él. No podemos tener luchas aisladas. Es el momento de que dejemos de culparnos mutuamente. Tenemos que trabajar conjuntamente , dice.

Para ella, la calidad de los servicios de salud debe ser el común denominador de cualquier estrategia que beneficie a los actores del sistema. Los médicos deben volver a ocupar la posición que les corresponde. No pueden mirar solamente el aspecto salarial; la parte científica también es muy importante .

En opinión de Gilberto Rueda, presidente de la Academia Nacional de Medicina, los grandes problemas que ha planteado la Ley se deben a varios factores: La falta de representatividad del cuerpo médico; la falta de conocimiento de los recursos humanos y técnicos necesarios para constituir una EPS; la incapacidad de los hospitales oficiales para atender el nuevo presupuesto por demanda y el desconocimiento de alcaldes y gobernadores del funcionamiento mismo de la Ley.

Más y mejores médicos? Por otra parte, la proliferación de programas de medicina ha contribuido a agravar la situación de los médicos colombianos.

A tal punto, que según cálculos de la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina (Ascofame), antes del año 2010 habrá 16.000 médicos desempleados en el país, debido a la explosión incontrolada de nuevas facultades de medicina propiciada por la Ley 30 de 1992.

La explosión de nuevas facultades refleja un afán de lucro que no beneficia a la totalidad del pueblo colombiano. Es una de las consecuencias de las políticas neoliberales , afirma Julio Enrique Ospina, director ejecutivo de Ascofame.

En su opinión, si el Estado no toma conciencia de este fenómeno antes del 2010, la calidad de la salud en el país se va a ver seriamente afectada.

Hoy por hoy existen 40 programas de medicina en todo el país, de los cuales 21 están afiliados a Ascofame.

Para Ospina es importante el equilibrio entre la formación profesional y la función social que tienen los médicos; no se puede dar una sin la otra. Nosotros no formamos médicos para la Ley 100, sino para atender las necesidades del país .

Ese es el desafío que enfrentan hoy los profesionales de la salud en el país: ofrecer servicios de calidad, pero sin perder de vista el compromiso social que implica ejercer la medicina, en un país con tantos problemas como Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.