FAVORITISMO PARA LOS YUGOSLAVOS

FAVORITISMO PARA LOS YUGOSLAVOS

El duelo entre dos de los mejores aleros del baloncesto mundial, Oscar Schmidt y Antonello Riva, rivales en el campeonato italiano y ahora en Argentina 90, será nota relevante en la jornada inaugural del campeonato del mundo. Siempre bajo la amenaza de los paros de dos horas por turno de los empleados de la compañía telefónica argentina ENTEL, recientemente privatizada, que podrían provocar un caos en las transmisiones, el programa de la jornada inicial prevé los encuentros Yugoslavia-Venezuela, Puerto Rico-Angola, Australia-China, Brasil-Italia, Estados Unidos-Grecia, España-Corea del Sur, URSS-Argentina y Canadá-Egipto.

08 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

Yugoslavia, Puerto Rico, Australia, Brasil (aunque Italia nunca está muerta de antemano pese a a sus bajas), URSS y Canadá deben salir vencedores de sus compromisos ante rivales supuestamente inferiores.

No es fácil que Venezuela tenga opción ante Yugoslavia, que se perfila por lo visto en los recientes Juegos de la Amistad de Seattle como el máximo favorito para ganar este certamen.

Los refuerzos de los NBA, Drazen Petrovic y Vlado Divac, hacen de los balcánicos una selección que hoy por hoy sólo tiene rival en sí misma por la actitud mental de saberse superior a cualquier otra de las que han venido a Argentina.

Será interesante no obstante ver las evoluciones de la estrella venezolana Carl Herrera, un ala-pivote de 2.04 metros recién fichado por el Real Madrid español frente a rivales que le superan claramente en envergadura como Divac 2.14 o Radja 2.10. Pero es ante rivales teóricamente superiores cuando una figura debe dar la medida de sus posibilidades.

Puerto Rico, un equipo que puede ser la sorpresa de este Mundial, superará sin problemas a Angola y es lógico suponer que se jugará ante Venezuela el segundo puesto de grupo.

Piculín Ortiz, Ramón Rivas, Jerome Mincy y Edgar León son las grandes bazas puertorriqueñas que de haber podido contar con Quijote Morales, y sobre todo con Ramón Ramos que se recupera de un accidente de tráfico que le tuvo al borde de la muerte, podría haber plantado cara a cualquier selección de este Mundial.

Argentina, el equipo anfitrión tendrá un difícil debut ante la Unión Soviética, que si bien perdió hace unos días por 25 puntos ante Estados Unidos en Atlanta, es siempre un rival de categoría.

Los problemas políticos internos de la URSS han motivado que no hayan acudido a la selección los jugadores lituanos Sabonis Homicius y Marchulenis que hubieran hecho de los soviéticos un equipo capaz de ganar a la propia Yugoslavia, pues Estados Unidos mantiene su tradición de mandar a los mundiales jugadores universitarios y no a su plana mayor de la NBA a la que se verá con seguridad en los Panamericanos del 91 en Cuba, el laboratorio estadounidense para los Juegos Olímpicos.

Para Argentina ha sido un duro golpe la inoportuna lesión de su escolta Héctor Campana, al que trata de recuperar con desesperación el equipo médico argentino, no evidentemente para intentar que salga ante la URSS pero sí para el encuentro ante Canadá que decidirá entre ambos la segunda plaza de grupo pues Egipto no parece en situación de inquietar a los tres favoritos.

Las figuras de este Mundial desde su jornada inaugural deben ser las ya sabidas: Petrovic, Divac, Kukoc, Radja, Oscar Riva, Gaze, Volkov, Herrera, Rivas, Owens, Mourning y Tikhonenko.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.