Secciones
Síguenos en:
PASE LA NAVIDAD EN FAMILIA

PASE LA NAVIDAD EN FAMILIA

Navidad es época de alegría y diversión, de compartir en familia. Para los adultos significa rumba, licor y comida, mientras que para los niños es la ilusión de los juguetes y de encontrarse con sus amiguitos y parientes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

En algunas familias se dan esas dos situaciones. Aunque se reúnen todos no hay una integración, pues cada grupo hace su celebración por aparte. Mientras los adultos se divierten bailando y tomando, los niños juegan entre ellos.

Pero la idea es que el espíritu navideño invada a todos, y qué mejor manera que chicos y grandes compartan las mismas actividades.

Para la sicóloga infantil María Isabel González, la Navidad es de los niños y para ellos. Alrededor de los pequeños debe girar la celebración y la mejor manera de hacerlo es integrando la familia a través de juegos.

Un grupo de sicólogas y expertos en recreación nos dan unas pautas: EN FAMILIA - En la Nochebuena haga partícipe a los niños de las preparaciones gastronómicas de ese día. Hacer galletas con figuras navideñas, que pueden ser empacadas en papel transparente y colgarlas en el árbol. Esta tarea es divertida porque les permite amasar y formar figuras y les enseña los conceptos de un tercio, una cucharada, una libra, etc.

- El 24 de diciembre puede ser declarado como el día de las buenas acciones. Por ejemplo, motive a los niños a dar un obsequio a alguien necesitado, que le colaboren a la abuelita en la cocina o al papá a lavar el carro.

- En los días que quedan de la Novena, cada niño puede leer una parte de la consideración del día y hacer teatro, representando al niño Dios, a los pastores, a María, etc. Que sea algo espontáneo, en el que los niños puedan echar a volar su imaginación, inventando historias como por ejemplo Papá Noel en el 2020, el Niño Dios en la era espacial, etc.

- La entrega de regalos debe ser todo un acontecimiento. Se puede hacer una dramatización con Papá Noel entrando con los regalos. Cada uno puede contar una historia sobre lo que piense de Papá Noel o el Niño Dios con datos de cómo vive, qué hace, etc. También se pueden colocar los regalos en una bolsa que no sea transparente y jugar a adivinar qué cosa es.

Y Para Jugar...

CONCENTRESE Niños y adultos deben formar un círculo y seleccionar a uno de ellos para que se encargue de dar la pautas de lo que se va a hacer. El propósito del juego es que todos las personas que conforman el círculo hagan al mismo tiempo lo que dice el moderador. Por ejemplo: estar de pie, sentarse, salir corriendo, tocar la pared.

Después de unos minutos de juego el moderador debe asignar un número a cada una de las actividades y pedirles a los compañeros que traten de grabarse los números.

Una vez decididos los números, el moderador debe decirlos de manera desordenada. El jugador que se equivoque sale del juego y así sucesivamente hasta que quede un solo jugador que será el ganador.

Colaboración de las sicólogas Eloísa Infante de Ospina y María Elena López.

TRIQUITRAQUE MIMOGRAFICO La idea es que la familia se divida en dos equipos. Puede ser uno con la mamá y otro con el papá, o uno conformado por solo mujeres y el otro por solo hombres. Si algún miembro de la familia quiere hacer de moderador está en todo su derecho, pero no es necesario.

El juego consiste en que uno de los equipos escoja a un miembro del equipo contrario y le diga en secreto el tema que su equipo debe adivinar, este puede estar relacionado con programas de televisión, películas, libros, música... es decir, con cualquier tema que conozcan tanto niños como adultos.

La persona seleccionada no puede decir ni mu!, solo puede hacer señas a su equipo y mostrarle con los dedos cuántas palabras debe adivinar. Un minuto y medio o dos son suficientes para la mímica. Si el equipo acierta tiene derecho a poner una bolita o una equis en una de las casillas del triqui, este puede estar ubicado en la mesa de la sala.

Pero si el equipo al que le corresponde el turno no adivina, el contrario puede llenar una de las casillas. El equipo ganador será el primero que complete el triqui.

LA ARGOLLA Con palillos de pasabocas, pitillos, lápices, palitos de paleta o cualquier elemento parecido se puede hacer este juego. Consiste en que cada uno de los miembros de la familia se ponga en su boca un palito y se las ingenie para pasar a través de él una argolla a su compañero que está al lado. El objetivo es que la argolla no se caiga, pero si eso sucede no hay que excluir a la persona que la dejó caer. Esta puede pasar a la cola o cumplir una penitencia.

LAS PRENDAS Es necesario que los invitados se dividan en dos equipos y que seleccionen a uno de sus miembros. La idea es cada equipo vista en un tiempo determinado a la persona que escogió con el mayor número de prendas que se encuentren en la casa. Pueden ser relojes, pantalones, faldas, blusas, busos... pero deben estar bien puestas. El premio puede consistir en hacer realidad durante el resto de la noche todos los deseos del equipo ganador.

LOS NUMEROS Este juego requiere un moderador, puede ser un adulto o un niño. Consiste en que la gente adivine en dónde está el secreto de los números. El moderador debe tener lápices, marcadores o palitos que le sirvan para dar la forma de los números.

Primero les cuenta a los participantes que los números son muy antiguos, hay unos egipcios, otros romanos y otros arábigos y que él va a hacer sus propios números. Entonces, con los elementos que encontró forma la figura que quiera y pregunta a los participantes qué número es. El secreto para que adivinen está en que el moderador muestre con los dedos el supuesto número que está formando. La idea es que los participantes pongan toda su concentración y se den cuenta de que el número es el que él está señalando con los dedos.

NOS VAMOS DE VIAJE Uno de los invitados debe organizar un supuesto viaje y decidir quién va y quién no. Para ello pide a los participantes que digan qué van a llevar al viaje. Por ejemplo, pueden decir arroz, papas, camas... El secreto del juego está en que los participantes se den cuenta de que para ir al periplo deben decir una palabra que comience con la misma letra que inicia la palabra que dijo el moderador.

LAS TIJERAS Este juego requiere que las personas se sienten en círculo y presten mucha atención a los movimientos de sus compañeros. La idea es que una persona pase unas tijeras abiertas o cerradas y diga cómo las está pasando, pero las tijeras no necesariamente van de esa manera. El secreto está en abrir o cerrar las piernas por debajo de la silla y pasar la tijeras. La gente debe descubrir que es así.

-* Colaboración del Departamento de Recreación de Cafam.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.