TUTELA PARA TRASLADAR A DAMNIFICADOS POR OBRA

TUTELA PARA TRASLADAR A DAMNIFICADOS POR OBRA

Por cuenta de una tutela, los empleados de un edificio cuya estructura resultó averiada por una construcción vecina deberán ser trasladados. Antes de que la edificación se les caiga encima, decidió la Corte Constitucional, deberán ser ubicados en otro sitio. Los gastos deberá asumirlos la firma gestora del proyecto que causó los daños.

02 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

Así lo decidió la Corte al amparar el derecho de defensa y fijar punto final a una controversia que tiene un escenario exclusivo: la carrera 9 entre calles 99 y 100.

La orden de asumir los gastos del inusual traslado la dio ayer la Corte a la empresa Interplan S.A., constructora del edificio100ST Street. En 15 días deberá verificarse el respectivo cambio, dijo la corporación. La tutela la presentaron los dueños del edificio afectado.

Sobre ponencia del magistrado Fabio Morón Díaz, la corporación ordenó, además, a Interplan garantizar la elaboración de los estudios y obras necesarias para restablecer el edificio averiado: el JM III. Los deberá realizar. El plazo: 48 horas a partir de la notificación de esta sentencia.

En el frente de la edificación afectada, sin embargo, existe un aviso que da cuenta del traslado de algunas de sus oficinas.

Sin lugar a dudas, dijo la Corte el derecho a la vida de los demandantes en cuanto se refiere a su integridad personal y a su existencia propiamente dicha se encuentra severamente amenazado porque es posible, como quedó suficientemente demostrado, que el edificio donde viven les caiga encima .

En criterio de la Corte, es verdaderamente indignante presenciar el desmejoramiento sistemático del lugar de trabajo o habitación, y más cuando de ello ninguna contraprestación se recibe; sólo molestias.

La historia La historia comenzó a mediados de 1995, cuando Interplan empezó a construir el edificio 100ST Stree t junto al edificio JM III, en la carrera 9 con calle 99.

Según la Corte, en diciembre de 1996, los habitantes del JM III instauraron una querella policiva ante la alcaldía local de Chapinero pues la construcción estaba causando graves daños en su edificio.

Como el problema seguía, interpusieron una tutela por el derecho a la vida y al trabajo contra Interplan S.A.

El juzgado segundo laboral al que le correspondió el caso determinó que sí existía el perjuicio para los propietarios del edificio y ordenó, en primera instancia, a la alcaldía local que en 48 horas suspendiera la construcción del edificio hasta que se garantizaran los estudios pertinentes para evitar los problemas que se les habían causado a los habitantes del JM III.

Sin embargo, el juzgado no vinculó formalmente al proceso a Interplan y no le notificó la sentencia mediante la cual le ordenaba suspender la construcción del edificio 100ST Street, según observó la sala octava de la Corte Constitucional.

Por ello, la Corte ordenó que el juzgado notificara a Interplan para que esta se pronunciara sobre el proceso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.