Secciones
Síguenos en:
GANE EN BOLSA CONSULTANDO A LA CAJA NEGRA

GANE EN BOLSA CONSULTANDO A LA CAJA NEGRA

Si quiere ganar en la bolsa puede seguir el camino tradicional: hojear los estados financieros de las compañías, estudiar sus sistemas gerenciales, consultar a algunos de los principales análistas bursátiles, después llamar y colocar una orden con su corredor, y esperar.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de diciembre 1997 , 12:00 a. m.

El otro camino es ignorar por completo los informes anuales y el desempeño de la compañía y, en cambio, obtener un doctorado en matemáticas, diseñar un modelo del mercado bursátil, instalarlo en cien computadoras muy potentes en todo el mundo y luego dejar que éstas le aconsejen cómo comprar y vender cientos de millones de acciones a la semana.

Así es como Andrew Sterge lo hace.

Sus fórmulas han ayudado a convertir a BNP/Cooper Neff Advisors, una firma con sede en un pueblo cercano a Filadelfia pero cuyos dueños están en Francia, en una de las casas de bolsa más grandes del mundo. Cada semana, esta compañía negocia entre 100 millones y 150 millones de acciones en la Bolsa de Nueva York, que equivalen a entre un 4% y un 6% del volumen total de la bolsa. También compra y vende millones de acciones del mercado electrónico Nasdaq, mientras que operaciones afiliadas negocian volúmenes inmensos en Alemania, Francia, Italia, España, Australia y Japón. Sin embargo, la firma es casi desconocida fuera de Wall Street, e incluso en la Bolsa de Nueva York muchas personas no han oído hablar de ella.

Su anonimato parece apropiado para una firma que se aproxima a la bolsa por medio de cuantificaciones y con un mínimo de juicio humano sobre las compañías. Los corredores de la firma ignoran la relación precio/ganancias o la rentabilidad del dividendo de las acciones que compran y venden. No saben cuáles son los niveles de deuda de las firmas o sus valores en libros ni conocen sus líneas de productos o el crecimiento de su facturación. De hecho, ni siquiera saben sus nombres.

Uno no quiere conocer las compañías , dice Sterge. Eso es superfluo . Para BNP/Cooper Neff, las acciones no representan compañías en sectores de la industria. Simplemente son objetos matemáticos .

Las herramientas tradicionales de análisis no tienen mucha importancia para esta compañía. En realidad, no sé como leer una cuenta de resultados , dice este comprador y vendedor de millones de acciones diarias. Nunca he visto un informe anual .

Sterge está armado con un doctorado de Cornell University y un modelo que perfeccionó durante seis años. Gran conocedor de las matemáticas, tanto él como BNP/Cooper llevan un consejo tradicionalde inversión a su extremo lógico: ceñirse a la disciplina y no dejarse arrastrar por las emociones . En la jerga de Wall Street, ellos toman sus decisiones con una caja negra.

Sterge, que a los 38 años dirige las operaciones de corretaje a cuenta propia (con sus propios recursos) de BMP/Cooper Neff, cree que el análisis de las noticias y los reportes financieros para determinar el valor intrínseco de una acción es una pérdida de tiempo. No hay un dios que sepa el valor justo de cualquier activo que se negocia , dice casi con un fervor religioso. La única forma en la que se puede saber algo sobre el valor es conociendo los mecanismos que utiliza el mercado para encontrar un equilibrio. En eso consiste el mercado: es un inmenso mecanismo de retroalimentación en busca del equilibrio .

El matemático cree que la única forma de ganar en bolsa es negociando miles de acciones, dentro de los millones de títulos, en búsqueda de diminutas ineficiencias. La computadora no siempre hará lo correcto pero si acierta simplemente un poco más de la mitad de las veces, esos inmensos volúmenes convertirán la pequeña ventaja en jugosos beneficios.

Aunque BNP/Cooper Neff tiene una importante operación bursátil y de opciones, la división de operaciones bursátiles de Sterge, BNP/Cooper Neff Advisors, tiene un sólo cliente: Banque Nationale de Paris, que compró la firma hace tres años.

El banco tiene su propia casa de bolsa, BNP Securities, por lo que las comisiones sobre el alto volumen de negociaciones no constituyen un problema. Los resultados de estas negociaciones hechas con sus propios recursos no tienen por qué divulgarse y no se hacen públicas. Cooper Neff sólo publica los resultados de dos nuevos fondos de cobertura que recientemente abrió y que espera poner al servicio de los inversionistas a principios del próximo año.

Uno de ellos, que opera desde mayo, derrotó al Indice 500 de Standard & Poor s por 14 puntos porcentuales en sus primeros seis meses. El otro, que sólo intenta superar el rendimiento de las letras del Tesoro de EE.UU., ha conseguido estar un 20% por encima en sus primeros 13 meses. Las letras del Tesoro oscilaron alrededor del 6% durante ese lapso. En ese fondo, por cada dólar de acción que se posee, el equivalente a un dólar se vende al descubierto, o se presta y se vende con la esperanza de recomprarlo después más barato.

Sterge reconoce que estos seguimientos son demasiado cortos para que signifiquen algo. Pero él resalta lo que la firma considera que es un logro aún más importante: obtiene sus resultados sin incurrir en altos riesgos. La volatilidad de sus fondos de cobertura es una pequeña fracción de la de los índices más importantes del mercado. Sterge afirma que la volatilidad de un rendimiento determinado en operaciones a cuenta propia es sólo una quinta parte de la que registra el Indice 500 de S&P. la obtención de mayores ganancias con menos riesgos es la piedra filosofal de la inversión.

Entonces, qué elementos toma en cuenta el modelo? Bueno, esa cantidad de datos que los corredores generalmente no manejan.

Aunque Sterge no dice cuál es el peso que tienen ni cómo aparecen en el modelo. El experto y sus corredores no se toman la molestia de conocer los detalles de las acciones individuales, su computadora rastrea constantemente varias bases de datos y actualiza factores como las ganancias, los valores en libros, los niveles máximos de los precios, la volatilidad y la liquidez.

Sin embargo, hay ciertas cosas que la máquina ignora porque Sterge ha descubierto que no son de mucha utilidad, como sorpresas en las ganancias : las compañías que decepcionan o superan las estimaciones de los analistas. Muchos otros negocian basándose en esta información, dice el experto.

Con base en toda la información que tiene respecto al funcionamiento interno de la bolsa y las relaciones históricas y teóricas de las acciones, el modelo clasifica miles de acciones como sobrevaloradas o infravaloradas.

También hay gente trabajando allí. Pero la sede en el pueblo de Pensilvania no se parece en nada a los frenéticos pisos de negociación de algunas de las firmas grandes de Wall Street. Los corredores no gritan por teléfono, no sacuden papeles con análisis ni revisan los teletipos. En cambio, media docena de recién graduados de la universidad observan en silencio las pantallas de sus computadoras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.