SIGUE PERSECUCIÓN A LAS FARC EN HUILA

SIGUE PERSECUCIÓN A LAS FARC EN HUILA

La IX Brigada del Ejército con sede en Neiva dijo ayer que las acciones para controlar la zona montañosa de Algeciras (Huila), que limita con la intendencia del Caquetá, continuarán indefinidamente, a pesar de no haberse producido en las últimas horas nuevos enfrentamientos con guerrilleros del II Frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Hasta el momento, en los últimos enfrentamientos han muerto 15 guerrilleros y los soldados Juan Carlos Bonell Mera, 23 años, y John Jairo González Zúñiga, adscritos al Batallón de Infantería Cacique Pigoanza, de la La Plata (Huila).

06 de agosto 1990 , 12:00 a. m.

Además, resultaron heridos seis soldados, quienes se encuentran en el hospital Hernando Moncaleano de Neiva. Su estado de salud es estable y se encuentran fuera de peligro, según dijeron los médicos.

Los soldados heridos son: Luis Tapias Sánchez, Juan de Dios Pérez, Hersaín Ordóñez Méndez, Justino Trujillo Carvajal, Jorge Miranda Vera, Alejandro Arias Paruma.

El número de guerrilleros heridos podría ser mayor de treinta, según dijeron voceros de la Brigada.

Los enfrentamientos se realizaron en el sitio La Línea, vereda Casablanca, jurisdicción de Algeciras.

El comandante de la II Brigada, coronel Luis Bernardo Urbina Sánchez, dijo que a los subversivos se les decomisaron 150 kilos de dinamita, armas, material logístico, documentos de inteligencia, material de intendencia de las Fuerzas Militares y equipos de comunicación.

La presencia de las FARC en Huila y Caquetá ha sido denunciada en varias oportunidades por los campesinos de la región. En la zona actúan varios frentes de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según voceros de la IX Brigada.

En Huila actúan, entre otros, el II y el XXIII frentes de las FARC. Con este último la Brigada ha tenido varios enfrentamientos, uno de ellos el 21 de junio pasado. Allí murieron dos guerrilleros, un hombre y una mujer, a quienes se les decomisó un fusil Galil, un fusil R-15, una carabina y seis equipos de comunicación.

Luego, el primero de agosto, tropas de esa guarnición militar destruyeron tres campamentos de las FARC. En los enfrentamientos murieron tres guerrilleros, cuya identidad tampoco fue suministrada. Además, decomisaron treinta kilos de dinamita gelatinosa que serían utilizados para actos terroristas contra el patrullas del Ejército, según fuentes militares.

La última acción atribuida a estos grupos guerrilleros fue el pasado 26 de julio. En esa oportunidad, varios subversivos, al parecer, del ELN y las FARC, incendiaron cinco vehículos de la empresa Medina-Rivera, concesionaria de la multinacional Hocol. Los automotores eran utilizados para transportar a los trabajadores de la empresa.

Según la Policía del Huila, entre los guerrilleros se encontraban integrantes del Comando Gerardo García Mora, perteneciente al Frente La Gaitana, del ELN.

Durante la acción, los subversivos detuvieron a los conductores Jesús Alirio Guzmán, Héctor Gutiérrez y Fernando Tinoco, quienes fueron liberados una hora más tarde.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.